lunes, 7 de marzo de 2016

¿Sufro yo de dependencia emocional?


Resultado de imagen de dependencia emocional en caricaturaLa dependencia emocional se da cuando la otra persona es lo primero y lo único en el mundo de la persona. Todos los sentimientos, pensamientos y conductas giran en torno a esa otra persona. No se pueden tomar decisiones de manera propia de ningún tipo y las que se lleguen a tomar esperan por la aprobación de ese otro. La propia personalidad pasa a segundo plano, ya que prácticamente se deja de confiar en sí mismo y se empieza a vivir la vida tal y como la quiere la otra persona.

Al principio esto puede parecer muy romántico, se empieza a complacer a la otra persona y se cree que eso es entrega y respeto. Pero luego, con el tiempo pasan dos cosas. Una, de parte de quien está siendo dependiente, deja de ser él o ella misma, se despersonaliza, vive en función de la otra persona. Esto genera soledad, frustración, impotencia, celos, sufrimiento en general porque se tiene la idea de que nunca se puede cumplir el ideal de la otra persona (idea correcta por cierto.)

Luego, por el otro lado, empieza una presión cada vez más intensa por convertir al otro en un ideal que no es él o ella y esto acaba con enojo y recriminaciones porque es obvio que la persona nunca podrá ser ese ideal. Por la sencilla razón de que es una persona y no una idea.

Resultado de imagen de dependencia emocional en caricatura
Estas relaciones son cíclicamente inestables, tienen periodos muy hermosos de paz que cada vez son menos y poco a poco son más los de peleas y discusiones. Además, ninguno de los dos y especialmente quien depende más del otro (aunque la dependencia es mutua, tanto de uno hacia el otro y viceversa) no pueden establecer vínculos sociales de forma significativa con los demás, se aisla y sus proyectos personales desaparecen. Eso porque se vive la vida de la otra persona y se deja de vivir la propia.

El amor es sustituido por la soledad, la desesperanza, la frustración y enorme sentido de despersonalización. Se olvida de quién es y qué es lo que se quiere, dejando a su paso un profundo sentido de inseguridad e incertidumbre consigo mismo y con el futuro.

En la próxima entrega veremos qué se puede hacer para prevenir una relación de dependencia y qué hacer para salir de ella.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails