viernes, 28 de agosto de 2015

¿Sabes cuáles son las personas que todos admiran y cuestan encontrar?



¿Qué cualidades tienen las personas a quienes todos admiran? No hablamos de banalidades,
hablamos de rasgos de personalidad o carácter  que atraen a la gente y producen respeto: son las personas de carácter fuerte. Pero cuidado: un carácter fuerte no es el que grita o es malhumorado o malcriado, nada más lejos de la verdad que eso.

Un carácter fuerte es aquel que es auto suficiente, que no se deja manipular por las circunstancias ni acepta sobornos, aunque sí aprende de lo que sucede a su alrededor. Un carácter fuerte tiene principios y valores y se comporta en consecuencia, no los negocia, ni los vende, porque sabe que al venderlos se vende a sí mismo.

Son las personas que dicen sí y es sí y dicen no y es no. Son transparentes y hablan de frente, expresan lo que piensan y sienten sin explotar o hacer un drama, respetan a los demás aunque sus opiniones sean completamente diferentes.

Son las personas que no cambian aun cuando reciban poder o fama o dinero, siempre son los mismos y los cambios que experimentan son lo que la vida le ofrece para madurar. Son las personas que saben que lo que piensan y sientan es responsabilidad de ellos solamente y no andan buscando culpables, ni chivos expiatorios: saben que muchas veces no pidieron vivir lo que están viviendo, pero su actitud los lleva a hacerle frente a lo que les pasa.

Estas personas de carácter fuerte son felices por lo que son y no por lo que tienen, sus relaciones sociales se basan en el respeto y la comprensión y no dudan en decir la verdad aunque sea molesta o duela, son libres de vivir su vida cómo se les presentó y cómo puedan cambiarla.

Son las personas que buscamos en un problema o para un consejo, son las que disfrutamos de su compañía porque nos sentimos vivos, plenos y seguros y las extrañamos cuando ya no están, son las personas que admiramos aunque a veces preferimos a otras para imitar. Con esas personas estás muchas veces en frente de ti misma.

Todos los admiramos y cuesta encontrarlos, quizás sería mejor que nos esforzáramos por ser nosotros mismos y al serlo, seríamos semejantes a ellos: auténticos. Así no costaría tanto encontrarlos y algún día serían mayoría. No te parece?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails