lunes, 4 de mayo de 2015

¿Se puede curar la hiperactividad? Sí, en 4 sesiones.


En el artículo anterior explicamos de forma sencilla cómo poder tener seguridad de que el diagnóstico es correcto o no, los padres tienen derecho a entender las razones por las cuales su hijo fue diagnosticado y los criterios para eso son observables, lo que permite que una persona que no está capacitada pueda comprender el por qué fue diagnosticado de esa manera y en caso de duda, poder preguntar con toda libertad, después de todo es de su hijo del que están hablando.
En consulta, hemos resuelto estos casos en 3 o 4 sesiones.
Nuestro método basado en los descubrimientos de la PNL aseguran que el niño supere este problema con ayuda de los padres, lo que afianza su autoestima, estrecha la relación familiar y mejora su desempeño escolar.
También hemos logrado que la medicación ya no sea necesaria, dicho sea de paso, la medicación controla los síntomas pero no ofrece cura de ningún tipo. Esto es importante saberlo, debido a que los padres se preocupan a menudo y con razón, de que su hijo tenga que tomar permanentemente algún medicamento.

En una ocasión llegó una madre sumamente preocupada, ya que su hijo estaba diagnosticado como hiperactivo y con déficit atencional, lo había llevado a psiquiatras, neurodesarrollistas, pedagogos, psicólogos y hasta a acupuntura, actualmente estaba con un medicamento que “lo hacía dormir mucho” y ella estaba muy angustiada, ya que lo había tenido que trasladar de escuela, porque las quejas eran muy numerosas y en la escuela actual, le habían puesto un ultimátum para que hiciera algo. Ella era maestra.
Al hablar con ella y con el niño, descubrimos que era muy inteligente, le gustaba la lectura y podía estar mucho tiempo quieto en las actividades que disfrutaba, entre ellas estudiar algunas materias escolares.
¿Cuál era el problema con este niño?, en realidad ninguno, lo que este niño tenía es una configuración neurocognitiva kinestésica, es decir, procesa la información moviéndose. Esto se confunde mucho con hiperactividad, pero son completamente diferentes. Un niño kinestésico no presenta alteraciones físicas ni de desarrollo, su autoestima no está dañada y es muy querido por sus amigos y por lo general, es muy inteligente y ágil con la tecnología.
Gran cantidad de estos niños que son mal diagnosticados presentan una configuración kinestésica, eso hace una gran diferencia y lo que se necesita es instruir a los padres y al niño para sacarle provecho a esta cualidad.
Conversemos info@pnlhoy.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails