miércoles, 11 de marzo de 2015

Explorando los traumas con PNL II

San José, Costa Rica; Marzo, 2015
__________________________________________________

Decíamos anteriormente que hay muchos sentimientos asociados al trauma que derivan no del hecho traumático en sí, sino de la percepción que la persona hace de sí misma a razón del hecho. Por ejemplo, una mujer que sufrió una violación puede llegar a pensar que es culpable, que de alguna manera ella tuvo la culpa y ese sentimiento la hace sentir peor, sucia, deprimida y demás.

Es muy común que los hombres piensen que son débiles o incapaces si expresan sus emociones y temores, por lo que callan sus expresiones traumáticas y eso empeora el asunto. Ante estos casos lo importante es hacerles saber que el trauma es una experiencia más allá de las capacidades que tenemos en un momento dado: nadie está preparado nunca para un trauma, nuestra reacción ante él nos hace humanos, y no hay nada malo en sentirse víctima, después de un trauma somos víctimas.

Hay casos, según lo hemos visto en nuestra práctica profesional, donde la persona arrastra sentimientos, estrés, insomio, dificultades para dormir o salir de la casa, temores, presiones, etc, a raíz de un trauma no tratado. Se debe tratar todo trauma y cuando no hay expresiones o síntomas visibles, se requiere más urgentemente, ya que la represión nunca es buena y a largo plazo pasará la factura.

Eso puede acabar en el síndrome de estrés post-traumático o en una creciente acumulación de estrés que va desmoronando su personalidad y afecta también directamente a las personas que están a su alrededor.Su rendimiento empieza a decaer y empieza a ser disfuncional paulatinamente.

Hay traumas que suceden recientemente y es fácil hacer la conexión entre la causa y sus efectos, pero hay otros que fueron muy atrás en el tiempo y se pierde esa conexión. En estos casos la persona misma puede no darse por enterada de la existencia de un trauma y sufre las consecuencias sin saber por qué. Un trauma puede ser originado por una experiencia directa y muy fuerte y hay trumas que pueden ser insignificantes para otras y aún más, puede existir un trauma al ver a otra persona en la situación y no de manera directa.

En una ocasión una persona desarrolló un trauma al ver a su hermana sufrirlo, a pesar de que ella misma no sufrió daño alguno y el que sufrió su hermana fue mínimo. El trauma siempre obedece a la percepción del hecho más que al hecho mismo.

En la última entrega hablaremos acerca de lo que se puede hacer cuando alguien ha padecido un trauma y qué recomendaciones se pueden implementar para ayudarlo de forma correcta. Hasta la próxima.

_________________________________________________
Lic. Eduardo Álvarez


No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails