miércoles, 4 de marzo de 2015

Cambio de mentalidad. Creatividad con PNL II

San José, Costa Rica; Marzo, 2015
__________________________________________________

 ¿Cómo desarrollar una mentalidad evolutiva, cambiante? Empecemos por el principio. Cuántas cosas a su alrededor se mantienen iguales y usted quisiera cambiar o podrían cambiar. Hay cosas que uno mismo no quisiera que cambiaran, pero el que así sea no depende de nosotros. Queremos el mismo trabajo, la misma relación , salud, estabilidad, lo que sea. Todas esas cosas son difíciles de mantener, no depende de nosotros.

Y cuáles de estas cosas nos son satisfactorias y cuáles sí, de todas maneras si hacemos un inventario nos damos cuenta que las cosas rara vez dependen de nosotros para mantenerse así. Esa fragilidad es lo primero que debemos reconocer para poder plantearnos un cambio. Y debemos empezar por nosotros mismos: cambiar nuestra mente.

A nivel de identidad, quién eres tú. Quién has sido y sobretodo, en quién te gustaría convertirte. Cómo te gustaría ser, qué te gustaría hacer y sobre todo, un inventario real de tus cualidades y talentos. Qué puedes aprender con facilidad, dónde y cómo tienes tus mejores destrezas. Todo ello está aunado a lo que es el deseo de hacer algo diferente y sobretodo, pagar el precio, porque todo cambio supone un esfuerzo, un precio.

Hay una serie de cambios que pueden hacerse a nivel de conductas y hábitos, pero necesitan ir alineados a un cambio de personalidad, de identidad,  todo en conjunto para conseguir un efecto a largo plazo y permanente.

La creatividad es una cualidad fundamental de todo ser humano, no s´lo de los artistas. Todos somos creativos y si no lo crees, seguramente tu creencia limitada no te permite desarrollar tus talentos. La creatividad consta de 3 procesos básicos: la etapa soñadora, la realista y la crítica.

La soñadora es aquella que se encarga de generar ideas, conceptos, planes, visiones. Es la que sueña con algo diferente o mejor, es la que pone ideas sin pensar en otra cosa. Es un proceso autónomo de creatividad pura, invención y sobretodo, de libertad. Con la cabeza inclinada hacia arriba, los ojos mirando algún punto en la misma dirección, con el cuerpo inclinado hacia atrás ligeramente, se esbozan las ideas que se apuntan en una libreta o algo.

Cuando las tengas anotadas después de una o varias sesiones de creatividad, pasaremos a la otra fase de la creatividad que terminaremos en la otra entrega.
______________________________________________
Lic. Eduardo Álvarez G.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails