viernes, 27 de febrero de 2015

Dependencia emocional III

San José, Costa Rica; Febrero, 2015
______________________________________________________

Una relación de dependencia presenta varios síntomas de los que hemos hablado anteriormente. La cuestión es qué podemos hacer para evitar vernos enredados hasta el cuello en una relación así. Aunque es difícil ver estos síntomas en nosotros mismos, hay acciones que podrían ser de utilidad para nosotros o para otra persona a la que queremos ayudar.

Hemos hablado de que no podemos perder el círculo social ni familiar en el cual tenemos contacto, ya que funcionan como balanza en nuestro juicio. En una relación de dependencia es lo primero que se va perdiendo, de esta manera la persona se asegura que sólo nos quedaría él o ella en el mundo y así más fácil es desarrollar un vínculo dependiente. La pareja que entre a nuestra vida ha de compartir en mayor o menor grado con esas personas que forman parte de nuestra vida.

Cuando esta persona quiere ordenar, cambiar, dirigir o imponer un plan de vida para nosotros, hay que tener cuidado. Eso incluye forma de vestir, hablar, lo que comemos, a quién saludamos, lo que estudiamos y demás cosas pequeñas y grandes. Hay que poner límites y saberla diferencia entre una opinión y una imposición. Otra cuestión a tomar en cuenta, es el respeto por el tiempo personal y la privacidad que esa otra persona nos tiene, las relaciones dependientes se infiltran en todas esas esferas y empiezan a cambiarlas.

En caso de estar ya en una relación dependiente y se quiere salir de ella se requieren dos cosas. Una es la convicción de que se está en una relación dependiente, de que se requiere ayuda porque se está mal. Este punto es importante, aunque por sí solo no garantiza nada. La otra acción es determinante. Se requierelo que se denomina "cero contacto". Al terminar una relación así se corta definitivamente toda comunicación, relación y demás vínculo, se separa total y absolutamente todo para romper el patrón. No existe "sólo como amigos", no existe el whatsap, facebook, amigos en común, etc. El corte tiene que ser permanente y definitivo. Cualquier cabo suelto, cualquier puerta abierta hará que se vuelva a caer. En ese sentido es muy parecido a una drogodependencia. Así como se debe evitar la sustancia adictiva, aquí debe evitarse la persona de la que se fue dependiente.

Parece radical, pero es la única forma efectiva para romper una relación así. De otra manera se corre un gran riesgo de volver a caer o de repetir ese patrón con otra persona. Si tiene dudas o consultas, no dude en escribirnos y con gusto le atenderemos.

__________________________________________________
Lic. Eduardo Álvarez



No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails