miércoles, 18 de junio de 2014

Preduelo y duelo IV

San José, Costa Rica; Junio, 2014
____________________________________________________________________


La experiencia del preduelo tiene características propias y muy distintas al duelo general. La familia no sólo tiene que ir preparándose ante lo inevitable, sino que la misma persona elabora su propio duelo. La despedida puede tornarse muy difícil, la culpa por un lado de quien se va por el dolor provocado y la familia, una vez que ha partido la persona en cuestión, al sentirse descansada y en paz, puede generar sentimientos de culpa que son muy incisivos a veces.

El preduelo permite que las personas pasen las etapas del duelo anticipadamente y puede ser, que a la hora de morir, la familia o alguno de sus miembros, sienta paz y tranquilidad, pero esto no significa que deseaba la muerte o que no lo quería, sólo significa que su proceso está en otra fase.

Cada persona lleva el duelo a su propio ritmo, no existe un orden establecido ni fijo acerca de cómo se tiene que vivir una experiencia así. No existe un manual ni nadie está preparado para algo así jamás. La muerte de la persona es la muerte de quienes lo aman y requieren volver a empezar sus vidas reconstruidas. El preduelo permite explorar asuntos a más profundidad y con la misma persona. Puede ser más agotador emocionalmente y despertar muchísimas emociones encontradas.

Lo que se siente se siente. Las emociones son una forma de expresarnos y afrontar la experiencia. La culpa y la vergüenza no son emociones primarias, son el resultado de patrones de pensamiento que han de modificarse para poder crecer y cerrar la experiencia.

Así como la familia pasa por esta experiencia, la persona que parte elabora su propia despedida y esto por supuesto, no es fácil. Genera también muchas emociones encontradas y los sentimientos pueden volverse difícil de manejar. Cada uno necesita su espacio para encontarse a sí mismo, para obtener respuestas y consuelo, cuando no exista más qué hacer. La soledad es inevitablemente compañera de los procesos de duelo.

Por lo demás, habría mucho que decir ya que hay muchas experiencias asociadas al duelo. Lo importante es ser sincero y honesto consigo mismo para poder encontarse así mismo en ese tramo difícil de la vida y poder renacer para continuar con su vida.

_______________________________________________________________________
Lic. Eduardo Alvarez

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails