miércoles, 5 de marzo de 2014

¿Cómo saber la efectividad de un proceso de cambio II?

Marzo, 2014; San José, Costa Rica
____________________________________________________________________________

Lo ideal se podría pensar, es que las opciones de cambio hallan sido validadas científicamente y que puedan de esta manera garantizar en alguna medida el cambio que ofrecen, tal y como lo hace la medicina. Sin embargo, exige que las propuestas de cambio tengan ciertos requisitos para ser llevadas al laboratorio.Y no me refiero a la teoría, sino a la técnica como tal.

Muchas personas reportan beneficios de la oración, por ejemplo, hicieron que se documentran y estudiaran de forma científica y efectivmente se comprobó en alto porcentaje la eficacia de esta práctica, aunque no sben por qué o cómo funciona.

Entonces vamos a un asunto más cotidiano y menos engorroso científicamente. Y es los beneficios prácticos que se pueden recibir de un procedimiento. Algo que la medicina ha comprobado desde hace mucho es el efecto placebo, que es la creencia de una persona de que algo funcionará y lo hace, aun cuando lo que tome sea inerte. ¿Será que la sola creencia determina la efectividad de algo? Obviamente no. Pero lo que importa es que muchos procedimientos les sirven a personas que creen en ellos.

Así también hay otros procedimientos que buscan aprovecharse de la desesperación de la gente y les ofrecen curas milagrosas y terminan siendo una estafa vulgar y despiadada.

Lamentablemente muchas personas "creyenceras" son estafadas sin piedad por personas inescrupulosas que no les importa más que su beneficio personal. Esto se puede reconocer cuando la persona que ofrece un plan de tratamiento no revela los pasos cuntificados o sea, comprobados de la evolución del tratamiento de manera que la persona en cuestión pueda o no verificar por sí misma si funciona o no.

Pero si el tratamiento se basa en la "fe" sin que halla ninguna evidencia comprobable de cambio, entonces probablemente se esté en frente de un tratamiento que no vaya a servir para nada.

Finalizamos en el otro artículo.

___________________________________________________________________________
Lic. Eduardo Álvarez. G.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails