viernes, 28 de febrero de 2014

La ética: opinión de un neuroprogramador III



Febrero, 2014; San José, Costa Rica
__________________________________________________________________________

Qué contradicción que en algunos casos una persona se tope con la ética institucional hasta la universidad. En el mejor de los casos, encontrará unas clases vacías y abstractas de este tema en el colegio.

Algunos profesionales sólo rozarán este tema en la incorporación de sus respectivos colegios y nunca más será un tema recurrente para nada en su ejercicio profesional.

Ante este panorama no queda más que abrir brecha, una persona que tome conciencia de que la ética es menesterosa en la vida y en la cultura de los tiempos que vivimos. Sólo uno basta para crear conciencia, que lleva a la felicidad, que terminará llevando a una vida digna y con sentido.

Y esto se torna contagioso. Y repercutirá en más gente y en más generaciones de lo que se pueda imaginar. Al menos, es lo que creo. Y con ese pensamiento la lucha es de todos los días. La perfección sólo una esperanza, el esfuerzo, la motivación.

Aunque los ataques de detractores vengan de todos lados, todos los días a todas horas, aunque no parezca que hace la diferencia; el trabajo vale la pena.

Siempre luchar por un mundo mejor vale la pena. Hacer de este mundo un lugar mejor  vale la pena. La conciencia ética es la mejor herencia que se puede dejar a los hijos y el mejor legado para el mundo. He dicho.

_________________________________________________________________________
Lic. Eduardo Álvarez G.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails