viernes, 26 de julio de 2013

Los valores y PNL III

Julio, 2013; San José, Costa Rica
_______________________________________________________________________

Anteriormente hicimos mención a un simple ejercicio que se puede hacer para reflejar la escala de valores que tenemos. Otra manera que tenemos de darnos cuenta de nuestros valores es analizar dónde y cuánto tiempo le dedicamos a cada cosa que hacemos en el día.

Dijimos que los valores son lo que nos importa y el tiempo lo invertimos en lo que nos importa. Si decimos que la familia es importante para nosotros, pero es a lo que menos le dedicamos tiempo, es una contradicción y nos engañamos a nosotros mismos.

Aún si pasamos ocho o más horas en el trabajo, de esas dedicamos tiempo a otras actividades: eso también nos dice lo que realmente es importante para nosotros. Dónde inviertes tu tiempo? Eso es lo que consideras valioso e importante. Si lo inviertes en tus amigos más que en tu familia, es porque es más importante tus amigos que tu familia y así sucesivamente.

En ocasiones nos podemos sorprender cuando nos damos cuenta que los valores que pensábamos tener no coinciden con lo que realmente hacemos.

Por eso, nuestro proyecto de vida (que se retoma en los procesos de coaching), incluye el cómo queremos ser recordados, cuál queremos que sea nuestro legado. Cuál es la huella que queremos dejar a nuestros seres queridos al partir de este mundo.

Esta cuestión apela a nuestros valores más fundamentales y nos confronta cara a cara con nosotros mismo.

Los valores se encuentran en el nivel neurológico de las creencias y sus criterios constituyen una base muy fuerte de la personalidad. Muchos conflictos tienen su raíz en ellos y mucho del potencial de cada uno de nosotros tiene su raíz también en ellos. Por esa razón, es muy importante tenerlos presentes cuando queramos ser más de lo que ya somos.

___________________________________________________________________
Lic. Eduardo Álvarez 

miércoles, 24 de julio de 2013

Los valores desde la PNL ii

Julio, 2013; San José Costa Rica
_____________________________________________________________

Los valores están presentes en cada cosa que hagamos, desde copiarnos en un examen, mentir por un amigo, ser fiel en una relación de pareja, decidir robar, utilizar la impresora del trabajo para imprimir documentos personales, hasta decidir estar de acuerdo con el aborto, la eutanasia o la pena de muerte.

Nuestra escala de valores cambia con el tiempo y en ocasiones, con las diferentes situaciones a las que estamos expuestos. Esto lleva a conflictos internos y divisiones e indecisiones.

En cambio, cuando una persona actúa de acuerdo con su escala de valores sin importar con quién esté, es lo que denominamos una persona íntegra. La integridad es ser lo que se es donde quiera que se esté y con quién se esté.

Lo que hacemos está determinado por nuestros valores, como ya lo dijimos. Lo que más recordamos de las personas son sus acciones y sus valores. Póngase a recordar a las personas más importantes de su infancia, usted las recordará por lo que ellas hacían, reflejo de los valores que tenían. Al igual que las creencias, recordamos los valores que vemos en la conducta de las personas, no en lo que dicen solamente.

Esta situación nos lleva a un punto muy importante que tiene que ver con el sentido de nuestra vida, nuestro proyecto personal de vida y con los procesos de coaching, sean personales o grupales, nos referimos a la situación de cómo queremos ser recordados, cuál queremos que sea nuestro legado.

Nos referiremos a eso en el otro artículo.

___________________________________________________________________
Lic. Eduardo Álvarez

lunes, 22 de julio de 2013

Los valores desde la PNL I

Julio, 2013; San José, Costa Rica.
____________________________________________________________________

Los valores constituyen la razón por la cual nos movemos hacia algo, es lo que nos atrae, impulsa y justifica nuestra conducta. Es todo aquello que consideramos importante y valioso, por lo que lo aceptamos o lo repudiamos, y nuestra conducta real es reflejo de ellos.

Al igual que las creencias, podemos pensar que tenemos ciertos valores y en realidad, tenemos otros. Lo que hagamos a la hora de la verdad es el reflejo de nuestros valores.

No importa si nuestra conducta en determinado momento es de una decisión crucial o algo muy trivial, nuestros valores están presentes.

Si quieres saber cuáles son tus valores podrías hacer un pequeño ejercicio. Imagina que haces algo sencillo, como lavarte los dientes o bañarte en la mañana. Pregúntate por qué lo harías, por qué es importante para ti. Luego piensa qué tendría que pasar para que no hicieras eso. Si te lavas los dientes todos los días, qué tendría que pasar para que no lo hicieras. Recuerda que es un ejercicio hipotético y responde la pregunta. Luego vuelve a preguntarte qué tendría que pasar para que a pesar de tu última respuesta sí te lavaras los dientes.

A manera de ejemplo:
Por qué es importante para ti lavarte los dientes?
Por salud.
Qué tendría que pasar para que no te lavaras los dientes, a pesar de la salud?
Por cumplir con una responsabilidad, como el trabajo.
Qué tendría que pasar para que a pesar de faltar con una responsabilidad, te lavaras los dientes?
Pues que esté en juego mi imagen.
Qué tendría que pasar para que a pesar de arriesgar tu imagen, no te lavaras los dientes?
Pues una emergencia familiar.

En esta escala del ejemplo hipotético, tenemos que la salud, la responsabilidad, la autoimagen y la familia son los valores de la persona, ordenados de menor valor al de mayor valor. Podemos seguir preguntando y obtendríamos valores más importantes cada vez.

Continuamos mañana.
______________________________________________________________
Lic. Eduardo Álvarez 

miércoles, 17 de julio de 2013

La emoción y el sentimiento desde PNL IV

Julio, 2013; San José, Costa Rica
____________________________________________________

En otro artículo hemos explicado los niveles de estructura de la experiencia. Tales como la estructura superficial, profunda y de referencia. Ésta última es la que está relacionada con el sentimiento, la sensación o el lenguaje corporal.

Una persona vive una experiencia X, todo lo que experimenta queda registrado en el cuerpo, a nivel físico y emocional. Parte de esa experiencia se traduce al lenguaje, pero otra queda a nivel corporal sin la intervención del lenguaje. Los sentimientos están relacionados a la estructura de referencia.

Las técnicas con las que se aborda esa estructura pueden ser lingüísticas o no, lo que es relevante acá es que se trabaja a partir de los sentimientos o sensaciones kinestésicas. Muchas veces esa estructura se codifica en el lenguaje de forma incorrecta, lo que causa problemas. Por lo que la intervención consiste en recodificar en el lenguaje dicha experiencia.

Resumiendo entonces podemos concluir que las emociones son el resultado de una estrategia mental y que por lo tanto son secundarias, es decir, construidas con influencia social y cultural y psicológica.

Los sentimientos o sensaciones kinestésicas son las expresiones que se sienten en el cuerpo ante ciertas experiencias, son constantes, espontáneas y generalmente inconscientes. Son un material muy poderoso para el cambio y el crecimiento personal, además son muy importantes para los procesos de coaching e inteligencia emocional.

Leer o descifrar esta estructura de referencia a través del lenguaje corporal, requiere destreza y sutileza, pero asegura trabajo profundo y duradero. En el negocio del cambio personal es una herramienta muy poderosa, ya que es reflejo fiel de lo más íntegro y coherente de una persona: su sabiduría interna.

____________________________________________________________________
Lic. Eduardo Álvarez Garro

lunes, 15 de julio de 2013

Las emociones y el sentimiento desde PNL III



Julio, 2013; San José, Costa Rica
__________________________________________________________________

Estamos hablando de las emociones y los sentimientos, y podemos explicar aún más con este ejemplo de los celos. Los celos no es más que un producto de una estrategia mental específica. En PNL se podría trabajar en la estrategia, que generalmente consta de un visual construido (la persona imagina algo doloroso, el acto de infidelidad) y tiene la emoción. Se modifica la estrategia y la persona no siente más celos.

A continuación se trabaja con la situación de fondo, si hay algo concreto que fundamente sus sospechas y en caso contrario, se trabaja en la inseguridad. Cosa muy diferente es trabajar un sentimiento.



Como un sentimiento lo hemos definido como la comunicación kinestésica, no está estructurado en el lenguaje, por lo que se le pide a la persona que lo describa en detalle de submodalidades visuales, auditivas y kinestésicas. Esto con el fin de que la persona conozca la sensación y lo pueda conectar a su experiencia y a lo que significa.

El neuroprogramador tiene que estar atento a ese tipo de sensaciones que expresa el cuerpo, pero que no siempre la persona está consciente de ellas. Un movimiento, un gesto, hasta un carraspeo puede ser un sentimiento acerca de una situación. A manera de ejemplo, puedo citar el caso de que una persona cada vez que hablaba acerca de una situación "del pasado", sus ojos se humedecían y su respiración cambiaba, pero no estaba consciente de eso. Al pedirle que describa esas sensaciones la persona integra su experiencia. A veces se puede hacer al estilo gestáltico de aumentar o exagerar esa sensación, pero ese es sólo una forma de hacerlo.

Reconozco que alguien podría objetar que tanto emoción y sentimiento es lo mismo y que lo que yo describo como sentimiento, es el lenguaje corporal. Puedo decir en mi alegato, que sentimiento y sensación siempre va a ser lenguaje corporal y que es por lo general inconsciente. En realidad no me preocupa tanto la nomenclatura en sí, la utilizo porque me es fácil y me ayuda en el modelo de intervención.

Continuamos luego.
______________________________________________________________________
Lic. Eduardo Álvarez Garro

viernes, 12 de julio de 2013

La emoción y el sentimiento dese PNL II

Julio, 2013; San José, Costa Rica
_______________________________________________________________

Continuando con el tema de las emociones y sentimientos,  recuerdo un caso de un duelo no resuelto. La clienta sentía mucha culpa después de que murió su madre. En sesión salió a la luz, que se originó desde que le dieron la noticia de su muerte, pues ella se alegró.
 
Al pensar sobre lo incorrecto de su alegría, empezó a pensar que tal vez ella internamente sentía cosas negativas hacia su madre, aumentando su culpabilidad. Lo cierto es que después de una larga agonía producto del cáncer la madre muere, ella al enterarse y reviviendo con técnicas de PNL el momento, se da cuenta de que no es alegría lo que siente, sino alivio porque su madre por fin va a descansar. Se le había olvidado que su madre anteriormente le había dicho que quería que ya parara su agonía.
 
 Su sentimiento de alivio no era alegría por la muerte de su madre, sino la satisfacción de que por fin el deseo de su madre se cumpliera, ella lo racionalizó de forma incorrecta, interpretando equivocadamente la sensación y eso produjo una emoción derivada que no era más que el resultado de un falso pensamiento.

Los sentimientos es el lenguaje más real con el que contamos, eso no significa que sea infalible. Es real en el sentido de que refleja más íntegramente lo que somos y cómo respondemos ante las ciscunstancias. Por ello, muchas terapias centradas en el cuerpo, dan tanto énfasis a esas sensaciones como comunicación corporal.

En PNL, se trabaja desde el sistema representacional kinestésico como dijimos anteriormente. Partimos del hecho que esa experiencia es anterior al lenguaje y corresponde a lo que en otros momentos hemos denominado estructura de referencia. 

Continuamos la otra semana.

_______________________________________________________________________
Lic. Eduardo Álvarez                    Lic. Julio Córdoba

miércoles, 10 de julio de 2013

La emoción y el sentimiento desde la PNL I

 Julio, 2013, San José, Costa Rica
 __________________________________________________________________

En PNL existe cierta diferencia entre una emoción y un sentimiento. Para explicarlo mejor, recordaremosa los VAKOG, donde el elemento kinestésico corresponde a las sensaciones, el lenguaje del cuerpo. Es natural, espontáneo y corresponde a lo que en otras teorías se denomina el ser, el sí mismo o el inconsciente.

Es precisamente sensación, no hay racionalización, lenguaje o imágenes en este tipo de comunicación. Cuando una persona siente algo en un momento determinado eso es el lenguaje primario de lo kinestésico. La emoción en cambio es producto de un pensamiento, creencia o valor. Está condicionada a la educación, cultura e historia del individuo.

Por ejemplo, vamos a suponer que una persona le ofrecen algo de beber, siente que no (no sólo lo piensa, sino que experimenta una sensación negativa o de rechazo en su cuerpo, que puesta en palabras es no), pero aún así acepta y luego se siente culpable. La culpa es una emoción producto de un juicio de valor que fue aprendido, pero la sensación de no en su cuerpo es natural, única en ella y la misma que usará su cuerpo siempre cuando dirá que no.

 Las sensaciones corporales innatas, como se expresa la alegría, el dolor, el miedo, el amor y el enojo varían de persona a persona pero contienen muchos elementos en común. En cuanto a las emociones, son tan variadas como las personas y aún a lo largo de la vida, se modifican fácilmente.

Cuando se trabaja con la persona, es más importante trabajar con el sentimiento, o sea, la representación kinestésica de lo que experiementa. Siguiendo el ejemplo anterior, donde la persona siente culpa, se le pide que describa su sensación, cómo la experimenta en su cuerpo, dónde y desde cuándo, en vez de hablar acerca de la emoción en sí. Mucho de este trabajo se modeló de Fritz Perls y su Terapia Gestalt.

Continuamos el viernes.
____________________________________________________________
Lic. Eduardo Álvarez                          Lic. Julio Córdoba

lunes, 8 de julio de 2013

La garantía de PNL: los resultados

Julio, 2013, San José, Costa Rica.
__________________________________________________________________

 
El trabajo de la PNL cuenta con un sello de garantía relacionado a su eficacia. No se trabajan en las sesiones por tiempo, sino por objetivo cumplido. Al inicio de la sesión se plantea un objetivo, se analiza según los criterios de eufemismo y la sesión consiste pues en alcanzarlo, cuando se logra se termina la sesión.

En otras formas de psicoterapia, el trabajo de la sesión es por tiempo asignado; lo cual tiene el inconveniente de que puede ser insuficiente o al no tener trazados los objetivos se camina dando palos de ciego.

Otro estándar que utilizan algunos neuroprogramadores es decirle al cliente que si el resultado no se consigue o no existe ningún avance en la intervención, se le da otra sesión gratis. L lógica es simple: la PNL funciona, hay un ibjetivo planteado, si no se consigue quien falla es el neuroprogramador, entonces rectifica. Si no tiene confianza en lo que hace o si en dos sesiones no pudo hacer nada por el cliente, una tercera sesión no cambiaría nada.

Es mejor ser sincero y reconocer que mejor busque otra opción a seguir viéndolo y cobrándoles por nada. Al menos eso haría alguien con ética profesional y que está muy consciente de sus habilidades, alcances y limitaciones.

La PNL tarbaja por resultados, si no se consiguen entonces ser honesto y no inducir al cliente a falsas esperanzas y a gastos innecesarios, con las frustraciones que eso conlleva.

_________________________________________________________________________
Lic. Eduardo Álvarez                            Lic. Julio Córdoba

viernes, 5 de julio de 2013

La PNL y el cerebro III

Revista Virtual PNLHOY                                          Julio, 2013, San José, Costa Rica
________________________________________________________________________

Finalizando este tema que hemos venido tratando acerca de la relación del trabajo de PNL y el cerebro, podemos acotar lo siguiente. La PNL propone que el ser humano es una unidad sistémica donde cada elemento está relacionado con todos, sus estados y postulados en ese contexto, son muy similares a los de la mecánica cuántica.

Esto quiere decir que cada elemento es alterado por la sola observación que se haga de ellos. Esto puede interpretarse en forma de que cómo es concebida la relación terapeútica así puede influenciar el resultado final.

¿Qué si esto suena científico? Eso depende de a qué clase de científico le pregunte, a uno clásico o a uno cuántico. La verdad, para no hacer más complejo el asunto, es que la PNL está diseñada para intervenir tanto en los niveles mentales y corporales, haciendo un trabajo sistémico.

Quizá mañana se pueda saber exactamente cómo trabaja el cuerpo humano, su sistema nervioso, endocrino e inmunológico, entre otros y así poder entender cómo opera en realidad la PNL. Quizá nunca lo sepamos. Por ello lo único que puede brindar una luz aclaratoria sobre este tema son los resultados que se consiguen. Si hay resultados positivos, algo se está haciendo correctamente y algunos de sus planteamientos deben de estar en lo cierto.

Este tema deja abiertas más preguntas de las que contesta, pero lo importante es dejar el debate abierto para que el conocimiento avance. Lo que importa no es tener la razón o la teoría correcta. Por eso en PNL trabajamos con presuposiciones solamente, quizá mañana se descubran que estaban equivocadas. O tal vez no.

_______________________________________________________________________
Lic. Eduardo Alvarez                                                          Lic. Julio Córdoba
 


miércoles, 3 de julio de 2013

La PNL y el cerebro II



Revista Virtual PNLHOY                              Julio, 2013, San José Costa Rica
______________________________________________________________________



Mencionábamos anteriormente que podemos decir que hay dos niveles báscos en el ser humano, la mente y el cuerpo. No queremos entrar en un debate filosófico acerca de que si es un ente dualista o monista, lo que decimos solamente es que como tales, son dos niveles distintos presentes en el sistema llamado ser humano.

Como tales, una intervención en uno modifica al otro y viceversa. La PNL interviene ambos niveles en cada trabajo que realiza. Hay muchos seudoprogramadores que sólo trabajan el aspecto mental de un problema o situación, la verdad es que la naturaleza de la intervención es sistémica y compleja.

Cuando se interviene con un formato o procedimiento de PNL, no sólo se interviene la parte mental, sino la emocional, la conductual y el cuerpo, por ello usamos la palabra neurocognitivo. Ésta quiere decir que la intervención está dirigida a la parte neuronal, química y eléctrica del cerebro y la parte cognitiva, es decir, el elemento mental del sistema llamado ser humano.

Es un trabajo complejo porque requiere el uso preciso del lenguaje y todo el efecto que tiene sobre la fisiología humana, requiere también la visualización con su efecto sobre el holograma corporal, usa la lógica del hemisferio izquierdo y la capacidad conceptual del derecho. Por ello la PNL realiza una intervención sistémica.

Todo este trabajo pasa por el cerebro, pero eso no quiere decir que es un trabajo mental solamente. La relación entre el cerebro y el cuerpo es sumamente compleja y no puede ser reducida a mensajes químicos y eléctricos solamente. Todo lo que se es, desde la memoria, los valores, creencias, percepciones y demás, están relacionados al cuerpo y  a la mente como una totalidad sistémica y no mecanicista.

Continuaremos el viernes.
___________________________________________________________________
Lic. Eduardo Alvarez                                                       Lic. Julio Córdoba

 

lunes, 1 de julio de 2013

La PNL y el cerebro I

Revista Virtual PNLHOY                                                              Julo, 2013, San José, Costa Rica.
______________________________________________________________________

Es muy tentador pensar que la PNL interviene patrones, estrategias o programas mentaleso cognitivos, semejante a otras terapias que proponen modificar pensamientos para realizar cambios en la conducta.

Esto es una forma muy simplista de entender el proceso que realiza la PNL, además de que es mecanicista y muy reduccionista en la forma como concibe la totalidad del ser humano visto y entendido como una unidad.

La mente humana y el cerebro como órgano físico son sumamente complejos y se desconoce más del 90% de cómo funciona u opera. Las disciplinas tradicionales de la medicina se han visto sorprendidas por los avances de otras ramas de la ciencia que proponen explicaciones acerca del funcionamiento cerebral, entre las que se encuentran la lingüística, la física cuántica y la psicología, por mencionar algunas.

La intervención de la PNL va dirigida a concepción sistémica, donde existen elementos que se interrelacionan entre sí que al recodificarlos provocan una transformación del sistema total. Dicho de otro modo, el ser humano es un ente compuesto de diversos elementos, tales como el agua, carbono, pensamientos, sentimientos, conductas y otros. Al intervenir en uno después de cierto umbral altera el sistema.

Hay terapias que se centran en los sentimientos, otras en las conductas y otras en los pensamientos y todas obtienen resultados, la PNL en cambio interviene en los niveles mentales y físicos y en cada uno de sus subniveles.

Continuamos el miércoles.
______________________________________________________________________
Lic. Eduardo Alvarez                                                             Lic. Julio Córdoba



LinkWithin

Related Posts with Thumbnails