miércoles, 5 de junio de 2013

Trabajando con niños y adolescentes desde PNL II

La principal forma de trabajar con niños es a través del juego. Es la técnica maestra. Sus variantes y su aplicación es lo que determina su efectividad y alcance.

El otro factor que conjuntamente con el juego es la técnica maestra se refiera más a la relación que se establece con el niño. Hay metodologías de intervención donde el niño se deja "solo", como si fuera un elemento de laboratorio a observar, lo que hace más difícil y lento y de dudoso alcance el trabajo con ellos.

El juego abarca muchas variantes, tales como el dibujo, los títeres, la pintura, el trabajo manual con materiales como arcilla o plasticina, los cuentos, las historias y cualquier otro juego común. Incluso juegos de mesa pueden ser utilizados para fines terapéuticos cuando se tienen claro los principios para trabajar con niños.

En realidad, con los adolescentes se trabaja de una forma muy parecida, aunque el factor preponderante es el relacional. Establecer una fuerte empatía y un interés genuino por ellos es algo que no tiene comparación durante el proceso terapéutico.

Tanto los niños como los adolescentes captan ese interés genuino que se tiene por ellos y eso abre vías de comunicación que permiten a su vez penetrar en su mundo mental y afectivo.

Muchas veces (la gran mayoría), ellos lo que buscan es una relación de aceptación y respeto y cuando se logra esta empatía, por sí sola, es terapéutica. Obviamente, hay casos en los que se requieren técnicas para intervenir en situaciones muy particulares; ya sea con niños y adolescentes. 

Continuamos el viernes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails