lunes, 3 de junio de 2013

Trabajando con niños y adolescentes desde la PNL I

El trabajo con niños y adolescentes contiene características especiales en comparación con el que se hace con adultos. Los principios son iguales pero la forma de aplicarlos son diferentes.

Los niños estructuran su mundo con criterios diferentes al de los adultos, con respecto al sombolismo, interpretación y significado. Los niños viven en un mundo de juego y diversión y poseen también un alto nivel de entendimiento de lo que sucede a su alrededor.

Tienen una capacidad muy grande para afrontar diversas situaciones, mucho más grande de lo que piensan los adultos. Muchas veces se trata de "protegerlos" evitando contarles la verdad acerca de algo, lo que complica más la situación porque ellos ya saben que algo está mal y al no saber con exactitud qué sucede, creen que la responsabilidad es de ellos.

En cambio, los adolescentes desean una comunicación directa y honesta con sus padres y cuando esto no se da, recurren a personas fuera del entorno familiar para establecer lazos afectivos y comunicacionales.

 
Los adolescentes por su parte van teniendo un contacto más social y esto abre un mundo nuevo de posibilidades para ellos. El mundo se expande y pasa de ser solamente la familia al grupo de amigos y al grupo social.

Hay que tener disposición y herramientas adecuadas para lograr un óptimo trabajo con ellos, aunque no es necesariamente caro ya que la creatividad y la inventiva aseguran aprovechar los recursos que se tienen.

La PNL no ha desarrollado técnicas o trabajos específicos para niños, por lo que dedicaré unos artículos a este tema.









No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails