viernes, 24 de mayo de 2013

Los niveles relacionales III

El nivel relacional del trabajo responde a relación existente entre la persona y la actividad que realiza.No tiene que ser un trabajo en particular, es lo que significa el trabajo para la persona, en qué nivel de prioridades se ubica y cómo la persona se relaciona con él. Pudiera parecer que este nivel se confunde con el de creencias acerca del trabajo, pero la diferencia estriba en cómo la persona se relaciona con él, en el sentido existencial. La premisa es que el trabajo es una de las formas de realización de la persona que está ligado a su plan de vida. Es un nexo entre el nivel de identidad, creencias y trasidentidad y como se relacionan con el todo. El trabajo incluye pues el sentido de vida, los otros y las prioridades de la vida.

El otro nivel relacional es el de los otros, la relación que la persona tiene con las personas que no son su familia en cualquier contexto y momento. De nuevo, no sólo es lo que la persona cree acerca de la gente en realidad, sino cómo establece relaciones, ya que en las relaciones humanas se refleja la naturaleza de las personas. Por razones de espacio no puedo exponer los elementos constitutivos de cada nivel para lograr establecer un perfil sistémico adecuado, pero quiero dirigir la atención hacia la existencia de los niveles relacionales.

Estos cinco niveles corresponden a las relaciones más significativas que la persona tiene en su vida y engloban a las demás relaciones que pueden haber. Gracias a ellas podemos entender a la persona como un todo integrado y congruente, ya que todo ser humano se hace en las relaciones con sus semejentes, ser es ser con los otros. La individualidad existe, es real y el equilibrio de una vida sana es partir de un sólido sentido de identidad. Aunque como seres relacionales un completo estudio del ser humano ha de incluir sus relaciones.

miércoles, 22 de mayo de 2013

Los niveles relacionales II

El nivel relacional espiritual se refiereal tipo de relación que tiene la persona com una creencia sobrenatural, sea filosófica, teológica, religiosa, científica o de la naturaleza que sea. Es la relación (no sólo creencia) que consta de los elementos de trascendencia, realización, plan universal y sentido de responsabilidad. En este nivel la persona cree que forma parte de un destino personal que está ligado a un plan mayor que él mismo. Su vida responde a ese plan y tiene por lo tanto, una misión en este mundo.

El nivel de familia se refiere a la familia primaria, sea como sea que estaba o está constituida. Sea la forma tradicional de madre y padre, madre soltera o jefa de hogar, si estaba constituida por los abuelos, tíos o cualquier otra persona o personas que convivían o conviven en la misma casa. Puede ser el caso incluso de que no sean familiares, sino haya sido una casa de amigos o de crianza. Este nivel se refiere a la convivencia de la persona con otras, sean hermanos, primos, adultos o demás. Por lo general va desde los primeros años de vida hasta la adultez joven, pero puede variar y extenderse por más años o por el contrario, recortarse si salen de la casa a vivir su propia vida. También hay que considerar los diferentes tipos de familia según la cultura que pueden ser muy dispares alrededor del mundo.

El otro nivel es el de pareja. Incluye un matrimonio o una relación de años y los diferentes matices que
pueden existir acá. Cuando la relación pesa en las decisiones de la persona y en su plan de vida, califica dentro de este nivel relacional. Si son relaciones ocasionales que no modifican en nada el plan de vida que la persona tiene o que en su escala de prioridades no se encuentra en las 10 primeras por ejemplo, entonces no se considera que tiene este nivel de rwlación desarrollado. Estas otras estarían incluidas en el nivel relacional de los otros.

Continuamos en el siguiente artículo.

lunes, 20 de mayo de 2013

Los niveles neuro-lógicos y los niveles relacionales I

Hemos mencionado y explicado en artículos anteriores el concepto de niveles neuro-lógicos de Robert Dilts. Brevemente podemos decir ahora que establece cinco niveles para la comprensión y el abordaje de la personalidad humana, aunque se aplica también a organizaciones.

Establece el nivel de identidad, creencias, habilidades, conductas y el entorno. Por encima del nivel de identidad coloca el nivel espiritual o se conoce también como transidentidad, Dilts y otros autores dicen que no está definido, o sea, que está abierto a investigación. Para otros, entre lo que me incluyo, constituye el sexto nivel y está completamente definido para los efectos de modelado e influencia en la personalidad.

Este perfil neuro-lógico es muy completo y es un excelente método para el modelaje, sea evolutivo o remediativo. La propuesta que deseo realizar es una que he venido desarrollando tratando de mejorar los modelos de interacción humana. Los seres humanos son relacionales por naturaleza, por tanto, un completo modelo de la personalidad ha de abarcar las características de estas relaciones.



 El modelo de niveles relacionales cuenta con cinco niveles sin que representen una unidad como tal, es decir, puede que todos estén presentes a la vez o puede que no, incluso varían a lo largo de la vida y están muy influenciados por la cultura.

Puede hacerse una relación desde el individuo y los niveles relacionales, o sea, cuáles son las creencias y valores del individuo hacia una relación particular, como sus creencias acerca de su familia o trabajo. Los niveles relacionales van un paso más allá al permitir un modelo de la relación, de los elementos que la caracterizan y que permiten realizar un perfil de la dinámica de la relación.

Este tema es muy amplio y planeo dedicar un libro a este tema y de su importancia para las intervenciones sistémicas con familias desde PNL.

Los niveles relacionales no tienen un orden en particular, por lo que los explicaré en los siguientes artículos sin que medie algún tipo de preferencia de uno sobre otro.









viernes, 17 de mayo de 2013

PNL: aprendizaje neurocognitivo III

Cada uno de los momentos del aprendizaje neurocognitivo (recibir, interpretar, relacionar y ejercitar), consta de estimulación adecuada y particular, dependiendo de la persona y la materia que se va a enseñar.

La metodología es basada en la relación de conceptos prácticos, donde cada uno de ellos establece conexiones neuronales prácticas. Esto es, no quedan en el nivel cognitivo, sino en el emocional y en el conductual. Saber se convierte en saber hacer.

Además, se puede usar para enseñar idiomas en niños muy pequeños, además de disciplinas complementarias que vayan de  acuerdo con las habilidades innatas del niño. Por otra parte, para las personas adultas y mayores que no han tenido una vida académica intensa, se diseñan técnicas que vuelvan a conectar sus circuitos neuronales para desarrollar redes que facilitaen el aprendizaje.

Estas semanas vamos a dedicarnos a hablar acerca este tipo de aprendizaje y las implicaciones que puede traer en los niños. De igual manera ejemplificaremos con técnicas que se aplican y las consecuencias que se pueden generar a partir de ellas. Una parte importante de este aprendizaje es que se desarrolla todo el potencial y los recursos que tienen las personas sin importar la edad y sin interferir con la escolaridad tradicional.

Continuaremos luego.   

miércoles, 15 de mayo de 2013

PNL: aprendizaje neurocognitivo II

El proceso educativo consta de dos momentos, aprendizaje y enseñanza. Es un proceso relacional antes que intelectual, por lo que afecta por igual el área emocional, conductual y cognitiva, por supuesto. Además, todos los niveles neurológicos se comprometen en mayor o menor grado en ese proceso, lo que resulta que la educación sea provechosa o no.

La estimulación en el aprendizaje neurocognitivo es imprescindible, pero una cosa es la estimulación y otra la motivación. Se parte del hecho de que la motivación está intacta en los niños, pero por los métodos arcaicos que se usan la van desapareciendo. Ella es natural e innata en los niños. La estimulación es intencional, viene de afuera y acelera, mejora y optimiza los recursos neurocognitivos.

Por lo que se requiere alinear todos los niveles neurológicos y desarrollar un perfil para detectar la forma en que la persona procesa la información. Así las técnicas se personalizan y se aumenta el aprovechamiento de todo el proceso educativo. Toda dificultad tiene dos caras, una sería la parte del aprendizaje y la otra, la enseñanza. Por lo que los llamados trastornos del aprendizaje estarían supeditados o relacionados a los trastornos de la enseñanza.

 El aprendizaje neurocognitivo se basa en los principios de PNL para asegurar una codificación que calce con la que usa el cerebro. Puede usarse por tanto en niños muy pequeños o en personas muy mayores, de forma individual o grupal también.

Continuamos mañana.


lunes, 13 de mayo de 2013

PNL: El aprendizaje neurocognitivo I

El aprendizaje neurocognitivo lo defino como el proceso de recibir, interpretar, relacionar y ejercitar información recibida del entorno de parte de una persona o grupo de personas.

Como se trata de un proceso simultáneo y no lineal, no pueden haber límites establecidos entre uno y otro paso, ya que cada uno forma bucles de retroalimentación con respecto al otro, conformando al final un proceso completo y complejo.Por tanto, las divisiones son artificiales y se utilizan para fines didácticos.

El primer momento del proceso consiste en estimular los VAKOG de la persona a través de diferentes métodos. Tradicionalmente se ha realizado por estimulación visual (lectura) y auditiva (escuchar los contenidos a estudiar) Dejando los otros canales de información por fuera, además de que los dos que se utilizan se hace de forma secuencial y no simultánea. Lo que deja las sinestesias por fuera y son un aliado poderoso en el proceso de aprendizaje.

Las sinestesias son la utilización de dos o más canales de entrada de los VAKOG usados al mismo tiempo y en diferentes niveles. Mozart por ejemplo, se decía que podía ver las notas musicales y tenía un color diferente para cada movimiento de la música. No sólo la oía sino que también la representaba visualmente y Beethoven, al quedarse sordo, sentía la música, por lo que debía recurrir a sinestesias también para componer.


 El proceso de aprendizaje a su vez es un momento del proceso de educación, que consta de aprendizaje y enseñanza; por lo que no puede entenderse uno sin considerarse el otro. Este proceso educativo está dirigido a todos los niveles neurológicos de la persona (entorno, conducta, habilidad, creencias y valores, identidad, espiritual) y como tal, siempre es integral, no sólo dirigido a la parte cognitiva.

Continuamos luego.

viernes, 10 de mayo de 2013

La formación profesional en PNL III

Creemos firmemente que la PNL es una metodología que sirve a muchas otras disciplinas, desde la psicología, la psiquiatría, el arte, la oratoria, la publicidad, el mundo empresarial, los negocios, la comunicación, la educación, salud y demás.

Las capacitaciones que brindamos cubren todas las necesidades y áreas de las personas que quieran participar, buscando unir sus intereses con los estándares de la PNL.

Contamos con modalidades individuales y grupales, desde capacitaciones temáticas a las capacitaciones completas de PNL. Nuestra experiencia nos ha permitido desarrollar metodologías prácticas que aseguran un aprendizaje efectivo y duradero. Nuestro interés es desarrollar las habilidades y capacidades de las personas a través de la PNL.

Hay quienes trabajan en PNL, pero no desean capacitar o si lo hacen, se dejan cobrar tarifas muy elevadas. Somos partidarios de que el conocimiento debe estar al alcance de todos y al servicio de todos y no de algunos solamente.

Por ello, tanto en nuestras seiones de coaching como en nuestras capacitaciones, tratamos de que la persona no se vea afectada por el tema económico y más bien, se sienta estimulada al aprendizaje y al descubrimiento. Creemos que personas así lograrán un mundo mejor.

miércoles, 8 de mayo de 2013

La formación profesional en PNL II

La formación en PNL tiene distintos niveles, como ya mencionamos, metodologías y estilos. Existen las capacitaciones formales y totales y las que son temáticas, acerca de un tópico en particular.

Existe una modalidad muy en boga hoy día y se trata del coaching de PNL. El coaching en sí es una metodología de desarrollo personal, donde se busca desarrollar las capacidades y talentos de la persona que lo solicita.

En PNL se usa esta metodología con especial énfasis en lo que se denomina trabajo generativo. Donde la persona aprende a realizar algún procedimiento, conociéndo no sólo la técnica, sino los principios que la contienen aplicándolos en el contexto del cliente externo, interno y la vida de las personas que rodean a la misma persona.

En nuestras capacitaciones tratamos de que la persona desarrolle su estilo en PNL, no es nuestro objetivo primario que la persona sólo conozca las técnicas, sino que a la par de eso conozca los principios que la generaron para que a su vez ella misma pueda generar técnicas a partir de los principios de la PNL.

Con ello enriquece a la PNL, desarrolla su potencial y se vuelve algo práctico y útil en la vida cotidiana. También tenemos personas que se capacitan en PNL, pero no desean dedicarse a ella, sino que lo hacen para crecimiento personal o para mejorar algún aspecto de su vida laboral, profesional, familiar, etc.

Continuamos el viernes.


lunes, 6 de mayo de 2013

La formación profesional en PNL I

La forma tradicional de certificar en PNL consta de 3 niveles: el practicante profesional de PNL, el master y el master training. Los dos primeros pueden durar aproximadamente un año y el último de 4 a 6 meses, aunque debemos aclarar algo importante.

No existe en el mundo una organización que norme a la PNL en ningún sentido. No hay algo así como un APA o un colegio profesional a nivel mundial de PNL. Cada país y cada neuroprogramador puede establecer el contenido y la metodología de las capacitaciones.

Existen sucursales de Richard Bandler por ejemplo, a quienes llevan capacitaciones con él les permite usar su nombre y afiliarse a su escuela. Lo mismo pasa con Grinder y Dilts, para citar algunos casos. Las metodologías varían, desde cursos intensivos de 120 horas distribuidos en pocos días a otros de un año dividido en clases semanales.

 Ya que no existe una institución que norme estas capacitaciones, se recomienda poner especial cuidado a quién capacita, acerca de su experiencia y conocimiento de PNL, su énfasis, formación y la recomendación de personas que hallan trabajado con él.

Por lo general, entre diferentes academias o capacitores, se aceptan entre ellos títulos para continuar el proceso de formación. De manera tal que si una persona se formó en tal instituto y desea continuar en otro, casi siempre no hay mayor problema, aunque existen sus excepciones. Además, hay que recalcar que la PNL es práctica, por lo que una persona puede decir saber mucho, pero si no lo puede hacer entonces realmente no es un neuroprogramador. Esa es la consigna de nuestros procesos de capacitación, a los que nos referiremos luego.

Continuamos el miércoles..





LinkWithin

Related Posts with Thumbnails