viernes, 8 de febrero de 2013

Lo importante y lo urgente

Piensa en lo siguiente: algo puede ser muy urgente, pero no ser importante y también, algo puede ser muy importante y no ser urgente. Por ejemplo, un pinchazo en un neumático de un carro, puede ser urgente, pero en sí no es importante. Podría ser importante cumplir un compromiso, pero no ser urgente.

Lo anterior es en relación con la vida. ¿Qué es importante realmente? ¿qué es lo que vale la pena? Desgraciadamente muchas personas se dan cuenta de lo importante cuando tienen un serio accidente, cuando les diagnostican una enfermedad grave o cuando alguien muere.

Obviamente no es necesario llegar a eso para darnos cuenta de las cosas valiosas que nos rodean. Nuestros seres queridos, las sonrisas que provoquemos, las lecciones que daremos y que marcarán vidas de forma positiva, eso sí que es importante.

Darle un sentido de realización a nuestra vida también lo es. Sé que en ocasiones tenemos que hacer cosas que no nos gustan, trabajar en un lugar que no quisiéramos o hacer cosas que desearíamos no hacer, pero eso se vuelve más tolerable e incluso satisfactorio, cuando las usamos para llegar a alcanzar lo que anhelamos.

Lo que nos hace personas, lo que nos diferencia de los animales y lo que hace que la vida tenga sentido, es todo lo importante que existe. No nos dejemos engañar por las falsas apariencias momentáneas. Que no quedemos postrados en una cama o en soledad para darnos cuenta de todo lo bueno, valioso y hermoso que hay a nuestro alrededor. Hasta la vista.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails