miércoles, 27 de febrero de 2013

La PNL NO provoca cambios II

La libertad, concepto muy difícil de definir y especificar, la podemos esquematizar de la siguiente manera. En PNL si una persona sólo tiene una opción de comportamiento, es un autómata. Si tiene sólo dos opciones, se enfrenta a un dilema. Pero si tiene tres o más, es una persona libre porque tiene de dónde escoger.

Trabajar cambio es quedarse en el nivel de dilema e incluso del primer caso. Muchas veces una persona tiene miedo de hablar en público y le enseñan una técnica y sigue igual, porque nunca trabajaron el miedo, se quedaron sólo en la técnica.

Reparar algo no está en las presuposiciones de la PNL, la mente no se daña, no viene defectuosa ni ocupa reparación. Salvo daños físicos o fisiológicos de algunas enfermedades, la mente trabaja excelentemente bien, aún cuando su resultado sean síntomas o conductas indeseables.

Fobias extremas, ataques de pánico, alergias, trastornos obsesivos compulsivos y demás, son el resultado de un excelente trabajo mental, una estrategia altamente sofisticada con un resultado no deseado. Un cambio es en ese sentido muy difícil, tal y como lo pueden asegurar psiquiatras y psicoanalistas que trabajan en esos casos.

Ese tipo de trabajo es el remediativo, que repara y cambia lo que está mal. Es el nivel más básico y simple del cambio, es el nivel de aficionado del cambio, que aunque pueda parecer muy impactante, en realidad, no tiene nada de sofisticado ni profundo, ya que la persona no aprendió nada y depende totalmente de quien se lo realizó, es pasiva ante esa situación.

Continuamos luego.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails