lunes, 5 de noviembre de 2012

¿Cómo quieres aprovechar tu cambio personal I?

Richard Bandler cuenta una anécdota que a continuación resumo, palabreas más, palabras menos es algo así: "Una vez llega un paciente a consulta y dice algo como -Quiero mejorar mis relaciones interpersonales- Inmediatamente piensa en que tiene problemas de asertividad, autoestima o comunicación, entonces le pregunta desde cuándo tiene problemas con ello y el cliente le responde: -No tengo problemas, de hecho, lo hago muy bien, pero quiero hacerlo todavía mejor porque podría aprovechar más esa habilidad.

Y de repente el terapeuta no sabe qué pensar, queda desarmado y entonces, sospecha. Seguro tiene complejo de superioridad o  me está tomando el pelo, de cualquier manera algo malo ocurre.

Convencionalmente los tratamientos se han visto como "correctivos", solucionadores de problemas, sean conductas, pensamientos o sentimientos, en el sentido de síntomas. Corrigen algo que está mal y en la mayoría de casos eliminando el problema.

Este enfoque es tan normal que sería extraño pensar que sólo es una opción, heredada del modelo médico y que, por cierto, ha servido mucho para curar enfermedades "físicas". Las diferentes formas de terapia (no importa el enfoque que sean) nacieron bajo esta premisa y hasta el día de hoy han trabajado así.

Básicamente este enfoque trata de que el paciente trae un problema y es subsanado no importa cual método se use, no significa entonces que no funciona. Por el contrario, su eficacia ha sido demostrada con creces, pero ser eficaz no significa que sea lo mejor que puede haber.

El detalle con este enfoque radica es que es muy limitado y no hace nada por aprovechar el potencial del que dispone la persona. De esto hablaremos en el siguiente artículo.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails