miércoles, 19 de septiembre de 2012

La sexualidad: problemas masculinos

Con respecto al tema de la eyaculación, existen dos variantes del problema: la precoz y la retardada. La más conocida es la precoz con sus respectivos problemas que se originan cuando el hombre es incapaz de satisfacer a su compañera porque eyacula antes de que ella halla disfrutado. Él pierde la erección y ella queda insatisfecha.

Es curioso, pero muchos hombres pueden padecerla e ignorarlo, ya que al no tener una compañera fija pueden no darse por enterados. Pero cuando afecta a la pareja, puede ser muy frustrante para ambos.

En realidad el problema es sencillo de corregir, lo más complicado es aceptarlo, hablarlo y que el varón reconozca que hay un problema de verdad en su desempeño sexual, pero no en su hombría. Ambos aspectos están separados en realidad.

Por otro lado, un problema igual de frustrante es la eyaculación retardada, donde pasa mucho tiempo el varón para alcanzar el clímax, aumentando la frustración y en ocasiones agravados cuando la mujer piensa que no es deseada o que hay cierta obligación en el acto sexual de parte del varón.

Aunque pudiera pensarse que es una ventaja para el hombre que dure más, en realidad no es el caso; el acto sexual se vuelve una competencia para lograr el clímax y eso aumenta la tensión lo que termina agravando el problema, como un círculo vicioso.

Este padecimiento también se corrige fácilmente, aunque igual que el anterior, el varón necesita aceptar y reconocer sus sentimientos y pensamientos y tener la actitud de aceptar ayuda, sabiendo que no es menos hombre por eso, sino que acepta una condición temporal para superarla en beneficio de su pareja.

Si desea conocer más acerca del tema o del tratamiento o alguna otra duda, puede escribirnos y con gusto le ayudaremos. Continuamos el viernes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails