lunes, 17 de septiembre de 2012

La sexualidad: hombres y mujeres

Hay ciertas situaciones que afectan la sexualidad en la pareja, aunque el problema o síntoma aparezca en uno de los dos. Como es una experiencia de pareja, no se trata de un problema de uno. Evadirlo, no hablarlo, ocultarlo o ognorarlo no sólo lo agrava, sino también afecta aún más a la otra persona que se siente desprotegido o desprotegida, apartado o apartada y excluida de algo importante para la relación.

Cuando los problemas quien los sufre es el hombre, tales como eyaculación precoz o retardada, disfunción eréctil, desgano u otros, tiende a no asumir el problema sino a delegarlo: la culpa es de algo o alguien más. La presión, el cansancio, el estrés, el trabajo, incluso a veces culpan a la pareja.

La frustración, la vergüenza, o las presiones sociales pueden hacer que el varón se sienta peor; estos factores aunados al desconocimiento de su sexualidad y mitos sociales, empeoran el problema haciéndolo a veces más grave de lo que es.

Muchos de los problemas sexuales en el varón están asociados a malos hábitos alimenticios, enfermedades como la presión y diabetes y sus medicamentos, al abuso del alcohol y tabaco, mala condición física y demás. Cuando la causa es física, existen muchas alternativas que los médicos especialistan pueden ofrecer.

Cuando las razones son psicológicas, el pronóstico es aún mejor. Lo más importante es la aceptación y la comunicación de los sentimientos y pensamientos relacionados al problema y a él mismo. Esto libera mucha tensión y permite un clima de aceptación y una atmósfera idónea para trabajar.

Continuaremos esta semana hablando del tema. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails