lunes, 23 de julio de 2012

Cómo los padres pueden ayudar a sus hijos en la escuela II

Decíamos que la primera recomendación para los padres que deseen ayudar a sus hijos en la escuela es detectando cómo procesa primordialmente su hijo la materia, es decir, cómo la organiza su cerebro.

Si tiene facilidad para ver esquemas, hacer fichas, recuerda el material de estudio por que lo ve cómo estaba en el cuaderno, si subraya la materia y se la aprende así, si sus cuadernos son ordenados y limpios, si necesita ver para captar y entender mejor entonces tiene una estructura predominantemente visual.

Si necesita leer en voz alta para repasar y aprenderse la materia, si le cuesta estudiar si hay algún sonido en la habitación cerca como radio o televisión u otros sonidos; si pide que le lean la materia para memorizarla y en ocasiones, si pierde una palabra y no se acuerda no puede responder el resto, si prefiere escuchar antes de ver lo que está aprendiendo entonces se puede pensar en una predominancia auditiva.

Si el niño o niña necesita estarse moviendo mientras aprende y estudia, incluso necesita caminar mientras lo hace; si le cuesta mantenerse en un sólo lugar por varios minutos mientras estudia, si a menudo le parece a la gente (maestros y padres) que no pone atención, pero si puede realizar los ejercicios, si es aficionado a los juegos de movimiento, desplazamiento y deporte, entonces se puede pensar en una modalidad kinestésica de aprendizaje.

Estos modos de aprender no son excluyentes, pudiendo manifestarse en mayor o menor grado en los niños; lo importante es apoyarlo y estimularlo y no imponer métodos que no le sean familiares. Pueden aprender de diferente manera aún siendo hermanos e incluso un mismo niño puede evolucionar a otro método a lo largo de su vida estudiantil.

Si quieres conocer más o tienes alguna duda, puedes escribirnos y con gusto te asesoraremos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails