miércoles, 30 de mayo de 2012

Tratamientos y PNL

La palabra tratamiento evoca una asociación de enfermedad y médico, con sus respectivas pastillas o inyecciones o hasta operaciones. También en el ámbito psicológico o psiquiátrico, sugiere un concepto de enfermedad que requiere ser tratado o curado; presupone que algo está dañado, roto o en mal estado.

Está de más señalar que esta idea trae consigo sentimientos negativos de diversa índole que muchas veces son peores que la propia enfermedad. Por esta razón en PNL existe una propuesta para esta cuestión.

En relación con casi todas las llamadas enfermedades mentales (se excluyen las que tengan origen genético, orgánico u hereditario) se puede presuponer, que los programas mentales son los que hay que cambiar, es decir, la persona no está enferma ni tiene algo mal, sus estrategias neurocognitivas provocan estados no deseados y esto es lo que hay que cambiar.

El hecho de que una persona sepa que no está mal, sino que lo que tiene que hacer es actualizar ciertos programas mentales alivia mucho los sentimientos negativos y en muchos casos estimula la curiosidad, que es un estado muy conveniente para proponer cambios. 

Las etiquetas psiquiátricas son nominalizaciones, es decir, en términos lingüísticos sustantivos que describen una acción verbal, un proceso. Por lo que en sí no dicen nada.

En el próximo artículo continuaremos hablando de este tema.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails