miércoles, 14 de diciembre de 2011

Criterios profesionales y PNL II


El profesional de PNL, como cualquier otro profesional de la salud, debe ser claro y transparente con sus credenciales, títulos y experiencia. Debe ser muy claro y conciso acerca del procedimiento a seguir a partir del motivo de consulta que el cliente le exponga; incluso cuánto ha de durar el tratamiento y las posibles repercusiones en otras áreas si es que las hubiera.

El cliente debe tener claro cada uno de los pasos de la intervención en un lenguaje accesible y esto incluye la explicación de las técnicas que se han de utilizar en su caso específico. Esto lo saben quienes han sido debidamente formados en PNL, ya que dentro de los lineamientos de formación se hace mucho énfasis a la ética y profesionalismo.

En ocasiones, la persona no se siente "cómoda" con el profesional ya que no le inspira confianza y muchas veces porque desconoce lo que va a realizar o por qué; esto ya es un problema desde la PNL, nunca un cliente debe sentirse desconfiado de su neuroprogramador: va en contra de las normas.

En algunas instituciones estatales hay una campaña de información acerca de los deberes y derechos de los usuarios. Muchos de esos puntos, tales como, derecho a la información, a la cortesía y a conocer cada paso del trámite o procedimiento que están realizando, son aplicables completamente a la PNL.

Si usted está pensando en contratar los servicios de un profesional de PNL, tenga en cuenta estos puntos y recomendaciones para que se asegure un trato profesional y una buena calidad en el servicio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails