lunes, 7 de noviembre de 2011

La mente inconsciente I


A principios del SXX Freud publicó su obra capital "La Interpretación de los sueños" y un año más tarde "Psicopatología de la vida cotidiana"; sendas obras que marcan históricamente el desarrollo de la psicología y entre los conceptos fundamentales que trata está el inconsciente.

Este concepto ha calado profundamente en la concepción humana de diferentes disciplinas y aunque el significado que le asignó el psicoanálisis fue hace mucho tiempo superado, el término representa actualmente algo completamente distinto a lo que Freud dijo.

Gracias a la ciencia y sus avances, se ha podido determinar que la mente humana tiene dos niveles de acción: la consciente y la inconsciente. La primera estaría a cargo de las funciones como la atención y concentración focalizada, los movimientos musculares voluntarios, la voluntad, el juicio y pensamientos cotidianos; la otra, los procesos metabólicos, musculatura involuntaria, procesos mentales internos fuera de la esfera consciente.

Esta naturaleza de la mente inconsciente la ha dado un matiz oscuro, temido y hasta tenebroso, pero no es más que el depósito de experiencias y recursos que las personas tienen a su disposición para su crecimiento y desarrollo que han acumulado a lo largo de su vida.

Desde la PNL, la mente inconsciente no es un lugar de místicos poderes ocultos, es la esfera de la mente que interviene en nuestros actos, conductas, emociones y pensamientos de varias formas directas o indirectas y es el centro de la sabiduría organísmica interna y de las capacidades curativas y sanadoras de nosotros.

El miércoles continuamos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails