lunes, 1 de agosto de 2011

Educación especial: Niños con hiperactividad I


Es curioso que el DSM-IV y el CIE-10 cataloguen como un sólo trastorno a la hiperactividad y el déficit atencional. Ambas palabras designan comportamientos diferentes y los criterios diagnósticos no son iguales, pero no constituyen categorías clínicas separadas.

Especialmente, el CIE-10 advierte la dificultad del diagnóstico, ya que hay muchas variables que tomar en cuenta antes de colocarle a un niño esa etiqueta. De hecho, el DSM-IV, dedica varios párrafos a explicar las variables que pueden incidir en estas conductas para tomarlas en cuenta antes del diagnóstico.

Las estadísticas más completas son elaboradas en grupos de niños, ya que es en la edad escolar donde se diagnostican más fácilmente estos trastornos, ya que en la adolescencia y edad adulta es más difícil hacerlo. La proporción en niños y niñas es de 4:1 y 9:1 respectivamente, según el DSM-IV. Aunque declara que el 3%-5% de los niños en edad escolar lo padecen, hoy día podemos pensar que estos porcentajes han aumentado.

Debe tomarse en cuenta (para el diagnóstico diferencial, según el DSM-IV) algunas variables que pueden producir estos comportamientos y que pueden distorsionar o contaminar la evaluación:
1) Ambientes académicamente poco estimulantes.
2) Cuando el niño pertenece a un ambiente inadecuado, desorganizado y caótico.
3) Cuando existe comportamiento negativista.
4) Cuando los comportamientos son explicados mejor por otra patología (esto quiere decir que lo que origina estas conductas es otra patología, por ejemplo, abuso sexual)

Mañana explicaremos detalladamente estos puntos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails