martes, 30 de agosto de 2011

Normas de la PNL


A nivel internacional existen muchas asociaciones, institutos, academias que ofrecen los servicios de PNL. Aunque no existe un ente internacional que norme todos estos centros, hay unos que son más serios y profesionales en sus capacitaciones.

En muchos países estas acedemias constan de profesionales de la PNL que han unido sus destrezas y conocimientos para enseñar a otros.

Los resultados, la metodología, el profesionalismo y los conocimientos actualizados son indicadores del nivel de capacidad y conocimiento que posee el instructor.

La PNL es mucho más que lo que se puede leer de los libros que hay en el marcado latino, es saber trasmitir ese conocimiento para que los aprendices lleguen a obtener los mismos resultados y aún mejores; siendo importante la capacidad que tengan de trasmitir a su vez ese conocimiento.

Desde que Richard Bandler y John Grinder se separaron, ambos se dedicaron a la investigación y enseñanza de la PNL, incluso Robert Dilts ha constituido una universidad de PNL en California, siendo hoy por hoy el mayor exponente y referente de esta disciplina.

Aunque abundan los centros y personas serias que han expandido los conocmientos de la PNL a diversas personas y áreas del saber humano. Recuerde siempre medir la calidad de enseñanza por la experiencia y la capacidad que tenga el instructor de producir resultados y de enseñar cómo conseguir esos resultados.

Hasta la próxima.


lunes, 29 de agosto de 2011

¿Qué no es PNL?


Vamos a explicar qué no es PNL; ya que muchas personas se han confundido porque hay muchos que por leer un libro o haber llevado un curso creen que conocen todo de PNL y andan por ahí diciendo que son profesionales en esa disciplina.

Si bien es cierto la PNL está compuesta de técnicas o procedimientos de fácil aplicación y muy efectivos para situaciones específicas y otras generales; el sólo conocimiento de la técnica no convierte a nadie en programador de la misma manera que conocer una receta de cocina no convierte a nadie en chef.

Memorizar una técnica es sencillo, pero adaptarla a una persona y conocer los principios sobre los cuales descansa esa técnica está muy lejos de cualquier persona que halla leído un libro o halla llevado un curso de PNL.

La experiencia, el estudio y la ética son característicos de los neuroprogramadores; su actitud de curiosidad ante la naturaleza de las estructuras neurocognitivas, sobre el cambio y los estados mentales, los avances de disciplinas como la cibernética, psicología y la lingüística por ejemplo, son parte esencial de un programador.

La seriedad y un perfil bajo, no buscando popularidad o fama, como muchos; son otras cualidades propias de un neuroprogramador. Por ejemplo, aunque conoce los principios poderosos de la hipnosis y los estados alterados de la conciencia, no monta shows donde la gente sugestionable entretiene al público.

La PNL no es un espectáculo, es un atecnología poderosa de cambio y desarrollo personal que en manos equivocadas puede hacer mucho daño y confundir a la gente. Alguien que reproduzca técnicas sólo es alguien en busca de notariedad, el conocer los principios y reinventar la PNL es propio de los profesionales en este campo. Continuamos mañana.

jueves, 18 de agosto de 2011

El modelo de competencias III


Continuando con el modelo de competencias expondremos hoy algunas de sus ventajas para las empresas que lo han implementado o aquellas que lo quieran hacer.

Entre los beneficios de un modelo por competencias se encuentran los siguientes:

1) Permite especificar exactamente la naturaleza del puesto, funciones y responsabilidades.
2) Permite medir exactamente el desempeño de los colaboradores de una manera objetiva y real.
3) Permite diseñar programas de capacitación en las áreas específicas que se requieren para el personal.
4) Facilita enormemente el proceso de selección y reclutamiento, ya que tanto el perfil como las competencias definen las características del personal requerido.
5) Permite crear sistemas de evaluación de desempeño exactos.

Además, provee un clima de certeza tanto para el empleador como para el empleado; en el sentido que tanto uno como el otro saben qué esperar y cómo analizar su desempeño porque hay referencias ligadas al puesto de forma cuantificable.

Si bien es cierto su implementación requiere labor de un psicólogo laboral profesional en el campo y el tiempo sea de unas semanas o incluso meses, una vez puesto en marcha su actualización demanda mucho menor cantidad de tiempo y facilita el manejo y supervisión del recurso humano a lo interno de la organización.

El modelo por competencias es actualmente un recurso formidable para el manejo interno de las organizaciones hoy día. Su implementación cada vez más se vuelve una necesidad dentro de las empresas líder y quienes lo han probado, recomiendan su eficacia y su rendimiento.

Hasta la próxima.

miércoles, 17 de agosto de 2011

El modelo de competencias II


Lo primero para implementar un modelo de competencias en una empresa es realizar un estudio de las que son atinentes a los puestos. Si la empresa tiene misión, visión y valores es importante partir de ahí, para que las competencias estén alineadas con el perfil empresarial.

Segundo, se establecen los objetivos del departamento donde se va a implementar esta metodología; ya que lo recomendable es alinear todos los departamentos entre ellos y dentro del proceso general de la compañía.

Tercero, se elabora un perfil de puestos, estos ayuda a delimitar las funciones, responsabilidades, requisitos y por tanto todo lo pertinente al puesto; su lugar dentro de la organización y evita también duplicidad de funciones y permite analizar el proceso en general para optimizarlo.

Cuarto, se procede a realizar un instrumento donde se diagnostiquen las competencias para el puesto; una vez que se definió. Se consulta con este instrumento a los empleados, jefaturas intermedias y mandos gerenciales y el psicólogo laboral realiza el trabajo de adecuar las competencias con el perfil previo.

Quinto, se reúnen las competencias y sus diferentes niveles junto con el perfil de puesto, para ser analizado esta vez por los mandos gerenciales en conjunto con el psicólogo organizacional para una última revisión y ajuste si es necesario.

Este proceso puede llevar semanas en ocasiones, depende de la cantidad de puestos y de los objetivos de la organización en relación con la implementación de este modelo. Continuaremos mañana.

martes, 16 de agosto de 2011

El modelo de competencias I


En la actualidad, los modelos de competencias son los más efectivos para apoyar todo el proceso relacionado con los Recursos Humanos. Según Muchinsky existen 6 subprocesos vitales en los RRHH:
1) Selección y reclutamiento.
2) Capacitación y desarrollo.
3) Evaluación de desempeño.
4) Calidad de vida laboral.
5) Desarrollo de la organización.
6) Ergonomía.

Estos subprocesos se elaboran profesionalmente desde la psicología laboral. Todos ellos se ven enriquecidos por el modelo de competencias, ya que es el único que provee una forma cuantificable de alcanzar estas metas dentro de una organización.

A la vez existen varios modelos de competencias que se usan hoy día, el de la OIT, Spencer y Spencer, Martha Alles, entre otros. Una competencia es definida como "una característica subyacente de un individuo que está causalmente relacionada a un criterio referenciado como efectivo y/o desempeño superior en un trabajo o en una situación (Spencer y Spencer).

Para implementar un modelo de competencias en una organización se necesita un trabajo psicológico que lleva necesariamente pasos que toman un poco de tiempo, pero una vez implementado los beneficios para la empresa son muchos.

En los artículos siguientes explicaremos los pasos generales y los beneficios en cada una de estas áreas de los RRHH y cómo la organización puede aprovechar este recurso de diferentes maneras.




lunes, 15 de agosto de 2011



A todas las mujeres que decidieron dedicarse a la hermosa profesión de ser mamás!!!



A las que fueron mamás a tiempo completo;
a las que desarrollaron su vida personal y profesional paralelamente a su maternidad;
a las que asumieron la crianza solas;
a todas aquellas cuyo único título es la palabra en boca de sus hijos;
a las mamás anónimas y en secreto;
de parte de nosotros un muy especial y merecido día!!!




jueves, 11 de agosto de 2011

El derecho a equivocarse


Hay un derecho fundamental que tienen los niños y adolescentes: el derecho a equivocarse. Eso implica cierta autonomía y que su derecho a escoger y decidir paulatinamente a lo largo de su desarrollo, sea parte de su educación y formación.

Es una tarea difícil para los padres, máxime cuando son muy sobreprotectores y toman todas las decisiones por sus hijos, con la buena intención de velar por ellos; pero cuando eso se convierte en algo impositivo e irreflexivo, a la larga daña a los niños.

Este derecho se hace más patente en la adolescencia, donde ellos por su edad y condiciones gozan de autonomía. Ya no son los niños que podían ser sometidos por la autoridad, un adolescente cuenta con el tiempo, recursos y oportunidades para tomar sus decisiones y lo hará.

Muchas veces el reflejo de la eduacación infantil se da en la adolescencia. Cometerán errores como todos nosotros. Lo que cuenta es la comunicación que puedan tener con los padres. Sé de casos en los que hijos varones pueden hablar con su madre acerca de sus dudas acerca de la masturbación. Sé de otros que llevan una vida doble insospechada por los padres.

Lo primordial es que cuando se equivoquen, tengan donde ir a hablar, que sepan que su casa es su hogar. Los adolescentes (así como los niños) tienen la misma necesidad de los adultos de ser escuchados. Así hablen temas de adolescentes (cosas pequeñas, pero para ellos significan el mundo completo) como otros de interés genuino: es su mundo, su necesidad y si los padres no proveen ese espacio otros afuera lo harán.

Es un hecho que al tener cierta autonomía algunas de sus decisiones serán equivocadas. Podrán esas consecuencias doler a los padres. Pero es parte fundamental del crecimiento. Hay una frase que dice cómo duele crecer; salir de la burbuja de la inocencia de la niñez. Es inevitable y sano.

Hasta la próxima.


miércoles, 10 de agosto de 2011

La educación y los valores


Según la RAE un valor es:
"Fil. Cualidad que poseen algunas realidades, consideradas bienes, por lo cual son estimables. Los valores tienen polaridad en cuanto son positivos o negativos, y jerarquía en cuanto son superiores o inferiores."

El fin de toda educación es inculcar los valores por los cuales la vida vale la pena vivirse. Está bien que nuestros hijos aprendan reglas, educación, conocimientos académicos y cómo comportarse en un trabajo; pero más importante que todo son los valores que sustentan esas cualidades.

Que logren apreciar lo importante y valioso de la vida, la gente, el mundo; que sean hombres y mujeres de bien, que aporten a la sociedad y que cuando lleguen al final de su vida se sientan realizados y realizadas, llenos y satisfechos de lo que hicieron con sus años.

Es muy importante que todos los que estemos implicados en el proceso de educación, sean padres, docentos, profesores, mentores, tutores y demás; nunca olvidemos este aspecto vital y final de la educación.

El aspecto central de toda educación debe ir dirigida a cómo queremos que se viva esta vida, tal vez un poco filosófico, pero no deja de ser cierto. Sólo una vida se tiene y ya que nos toca vivirla ¿por qué no hacerlo de la mejor manera?

No tenemos todas las respuestas a todas las situaciones que puedan enfrentar nuestros hijos, tampoco podemos estar ahí siempre; siendo así, lo mejor que podemos hacer por ellos es mostrarles principios para puedan decidir. Es en medio de la libertad que la educación puede llevar a los valores.




martes, 9 de agosto de 2011

Castigo vs consecuencia II


Ayer explicábamos las diferencias entre el castigo y el modelo por consecuencias; hoy extenderemos más este tema.

A aparte de que el castigo facilita sentimientos de humillación, baja autoestima, enojos, culpas o resentimientos; el modelo por consecuencias fomenta lo contrario: la responsabilidad, el asumir nuestras consecuencias y la importancia de valorar adecuadamente el impacto de cada una de nuestras acciones entre las personas que nos rodean y el lugar en el que estemos.

El modelo por consecuencias facilita la comunicación y el diálogo, ya que para llevarlo a cabo los padres necesitan explicar las reglas de la casa y las consecuencias no deseadas que vienen si se rompen, pero también las deseadas si son respetadas. Esto hace que el niño y el adolescente vaya aprendiendo a fijar su conducta de acuerdo a lo que puede conseguir y ganar, algo que no se da cuando se aplica el castigo de cualquier forma.

Este modelo acerca más a los padres para lograr una comunicación fluida con sus hijos, algo que es muy importante en su desarrollo y que servirá de modelo para su futura vida. Algo muy importante a tomar en cuenta es la individualidad de cada hijo: si bien las reglas son las mismas, las edades y características de cada uno hace que se valoren consecuencias de forma independiente.

Un adolescente de 13 años no puede ser enseñado igual que uno de 16, o un niño de 8 igual que uno de 4. Parece muy obvio, pero la verdad que muchos padres los tratan igual. Cada uno de ellos debe aprender que sus consecuencias e implicaciones son individuales y que no pueden compararse con otros, por que a la larga en la vida eso no se da.

Las reglas así mismo deben ir cambiando conforme la edad y conforme la madurez de cada uno de ellos. Este modelo ayuda a fortalecer su autoestima, madurez e inteligencia emocional. El modelo por consecuencias consiste básicamente en:
1) Definir las reglas acerca de diversos temas en la casa.
2) Considerar características personales y edad para ello.
3) Fijar consecuencias deseadas si se cumplen y no deseadas si no.
4) Evitar las connotaciones negativas como usar la palabra castigo o la frase "te lo dije".
5) Favorecer las consecuencias positivas y darles mucha importancia.
6) Ir dando más confianza sabiendo que tienen el derecho a equivocarse y enmendarse.
7) Recordar que prevalece el diálogo y la enseñanza por encima del error y la imprudencia.

Hasta mañana.

lunes, 8 de agosto de 2011

Castigo vs consecuencia I


Con respecto a la educación de los hijos, sean niños u o adolescentes, hay una disyuntiva importante que se le llama castigo. Muchoa padres consideran el castigo (en cualquier modalidad) como necesario en el proceso disciplinario.

Algunos apoyan el castigo físico leve (como un manazo o un fajazo), otros prefieren castigos tipo tiempo fuera, mandarlos al cuarto, no dejarlos salir o quitarles ciertos privilegios.

Pero este modelo queda corto por las siguientes razones:
1) Se centra en las acciones malas.
2) Tiene una connotación negativa, es decir, la idea del castigo es punitiva y no conlleva nada positivo ni de aprendizaje ni de madurez.
3) Se basa en el temor, la próxima vez por miedo al castigo no hará tal cosa.
4) Provoca un estado negativo en la persona que le impide acceder a recursos positivos para entender la situación y lograr una enseñanza de ella.

Por lo general el castigo se da en momentos de cólera, cuando se está enojado y aunque los padres no se alteren mucho; en esos momentos no existe ningún proceso comunicativo constructivo.

El modelo de consecuencias es diferente. Se le enseña al niño o adolescente que toda acción tiene sus consecuencias y que en la vida siempre hemos de vivir con ellas. Todos nuestros actos traen repercusiones y hemos de hacerles frente, sean como sean estas consecuencias.

Este modelo presenta estas ventajas:
1) Se centra en el aprendizaje positivo.
2) Ayuda a desarrollar la madurez.
3) Destaca ambas consecuencias: las no deseadas si hacemos algo equivocado o las deseadas, si hacemos algo positivo.
4) Basa la acción no en el temor, si no en las consecuencias que tendrá a corto y largo plazo.

Mañana continuaremos con este tema.

jueves, 4 de agosto de 2011

Educación especial: niños con hiperactividad IV


Existen múltiples técnicas de intervención, depende mucho del enfoque del especialista consultado. Voy a exponer un enfoque desde PNL práctico, fácil de aplicar y que da excelentes resultados.

Los niños hiperactivos son kinestésicos, necesitan moverse para aprender. Entonces, el estudio en casa se realizará en tiempos cortos de actividad académica (unos minutos conforme a la edad) y otros tantos para recreación. Por ejemplo, 10 min. estudio y 15 de cualquier actividad que desee hacer, en ciclos de 2 horas al día. Depende mucho del caso, la edad y las condiciones familiares.

El objetivo es que esté en constante movimiento, pero de manera secuencial, no aleatoria. Esto logra descargar su energía sin que afecte su rendimiento. No menoscaba su autoestima ni sus sentimientos, tampoco se le etiqueta como "anormal" y los padres colabaran en el proceso de aprendizaje activamente.

Hay que destacar que los principales responsables de la efectividad de este plan son los padres y que los docentes son un aliado, pero su papel es secundario. Es en la casa donde el niño aprende a estudiar secuencialmente. Además, necesita un lugar fijo para estudiar, bien iluminado y lejos de distractores potenciales, con espacio y adicional una pizarra, hojas de papel periódico donde pueda apuntar y visualizar información visual y de fondo, música clásica en volumen bajo.

Así el niño se condiciona a un ambiente estimulante y adecuado para su estudio, junto con los ciclos y la opotunidad de moverse, su experiencia académica se tornará más productiva y menos estresante para todos.

En la escuela, se pide la colaboración con el docente para que le de oportunidad de moverse bajo el pretexto de hacer mandados a él mismo, alcanzándoles algún material o enviando algún documento con él . Estos niños por lo general son muy serviciales y les gusta ser tomados en cuenta, lo que se puede aprovechar para negociar.

Esta es sólo una aproximación al trabajo que conlleva tratar con este trastorno de aprendizaje. Realmente se pueden conseguir resultados positivos sin metodologías difíciles o complicadas, si gusta más información no dude en contactarnos.

miércoles, 3 de agosto de 2011

Educación especial: Niños con hiperactividad III


Otros puntos que mencionamos eran importantes antes de emitir un diagnóstico, "eran ambientes inadecuados, negativistas y otros trastornos". Cuando el niño vive en una familia disfuncional, ya sea falta de afecto, problemas de agresión, violencia, abandono afectivo, alcoholismo, drogadicción, maltrato, etc., obviamente el niño desarrollará una serie de conductas problemáticas que se reflejarán en su rendimiento escolar.

Parecería muy razonable y que estaría de más mencionarlo, pero pasan desapercibidos a menudo por los especialistas que diagnostican. Una correcta evaluación incluye una valoración del ambiente familiar a cabalidad, para comprender la conducta del niño en su contexto real.

Un niño es el fiel reflejo del ambiente en el que vive. Con ello no se quiere decir que, si el entorno es el que tienen el problema, la única manera de cambiar sus conductas sea cambiando su entorno. Aunque esto sería lo ideal, muchas veces no es posible debido a muchas circunstancias que escapan al psicólogo educativo.

Otro punto importante a considerar antes de etiquetar es evaluar la posibilidad de que exista otros trastorno de fondo que sea el responsable de esas conductas. El abuso sexual, depresiones infantiles, estrés, maltratos de toda índole y demás; que pueden incluir separaciones o divorcios. Hay que mencionar que los niños son muy sensibles y receptivos a los cambios en el entorno familiar y aunque los padres los vean muy pequeños, pueden percibir esos cambios y como no saben de qué se tratan puesto que nadie les explica, recurren a su imaginación que por lo general está distorsionada por falta de información.

Mañana continuamos con algunas recomendaciones para los niños que padecen este trastorno.

martes, 2 de agosto de 2011

Educación especial: niños con hiperactividad II


Ayer mencionábamos algunas variables a considerar antes de emitir un diagnóstico a la ligera. El primero de ellos fue el de "ambiente académicamente poco estimulante". Los niños nacen con una curiosidad innata y su deseo de aprender e investigar es enorme.

Su mente procesa la información sumamente rápido y su atención ascila rápidamente sobre un objeto. Los recién nacidos pueden tener su atención en algo unos pocos segundo y luego pasan a otra cosa, si es demasiado estimulante lo que están conociendo posiblemente durarán más.

Esta característica cambi muy poco con la edad, ya que la habilidad de dedicar más tiempo a un asunto es propia de la edad adulta; aunque no todos los adultos son capaces de realizarla. Cuando un adulto pasa rápidamente su atención de un asunto a otro, se piensa que es una persona ocupada, que puede con varias tareas, que es muy eficiente (aunque quizá desordenado) y que es muy activo; no se le considera como un paciente con una patología hiperactiva.

Cuando un niño ingresa al sistema educativo actual tradicional, es diagnosticado como tal. Lo curioso es que las estadísticas de incidencia bajan drásticamente cuando los niños están en sistemas educativos no tradicionales. También se nota que el niño presenta un cuadro clínico en un contexto (por ejemplo, en la escuela); pero no en la casa, dond es capaz de pasar horas frente al televisor con un video juego o en internet.

Curiosamente, tres criterios del DSM-IV para diagnosticar hiperactividad no se encuentran presentes en gran cantidad de estos niños:
d) a menudo tiene dificultades para jugar o dedicarse tranquilamente a actividades de ocio.
e) a menudo "está en marcha" o suele actuar como si tuviera un motor.
f) a menudo habla en exceso.

Si el niño en otro contexto fuera del escolar no presenta estos criterios, difícilmente podría catalogársele como hiperactivo. Continuamos mañana.

lunes, 1 de agosto de 2011

Educación especial: Niños con hiperactividad I


Es curioso que el DSM-IV y el CIE-10 cataloguen como un sólo trastorno a la hiperactividad y el déficit atencional. Ambas palabras designan comportamientos diferentes y los criterios diagnósticos no son iguales, pero no constituyen categorías clínicas separadas.

Especialmente, el CIE-10 advierte la dificultad del diagnóstico, ya que hay muchas variables que tomar en cuenta antes de colocarle a un niño esa etiqueta. De hecho, el DSM-IV, dedica varios párrafos a explicar las variables que pueden incidir en estas conductas para tomarlas en cuenta antes del diagnóstico.

Las estadísticas más completas son elaboradas en grupos de niños, ya que es en la edad escolar donde se diagnostican más fácilmente estos trastornos, ya que en la adolescencia y edad adulta es más difícil hacerlo. La proporción en niños y niñas es de 4:1 y 9:1 respectivamente, según el DSM-IV. Aunque declara que el 3%-5% de los niños en edad escolar lo padecen, hoy día podemos pensar que estos porcentajes han aumentado.

Debe tomarse en cuenta (para el diagnóstico diferencial, según el DSM-IV) algunas variables que pueden producir estos comportamientos y que pueden distorsionar o contaminar la evaluación:
1) Ambientes académicamente poco estimulantes.
2) Cuando el niño pertenece a un ambiente inadecuado, desorganizado y caótico.
3) Cuando existe comportamiento negativista.
4) Cuando los comportamientos son explicados mejor por otra patología (esto quiere decir que lo que origina estas conductas es otra patología, por ejemplo, abuso sexual)

Mañana explicaremos detalladamente estos puntos.


LinkWithin

Related Posts with Thumbnails