lunes, 4 de julio de 2011

Aerofobia


La aerofobia es el miedo a volar. En cualquier medio que sea y no importa si en un pasado si podía volar y ahora ya no o si del todo nunca ha podido hacerlo. Es una condición no tan extraña como se podría creer, aunque se desconocen los datos reales debido a que mucha gente esconde su condición por verguenza.

Hay muchos motivos para viajar, pueden ser por negocios, familiares o placer, pero las personas que padecen de aerofobia del todo no pueden viajar, no importa el motivo y si lo hacen es a expensas de un esfuerzo muy doloroso. Hay quienes sólo pueden viajar sedados.

La génesis es desconocida, y en ocasiones eso atormenta a las personas más que el trastorno mismo. Hay mucha culpa y verguenza asociada, ya que piensan que son raros o tontos o débiles al tener esta reaccción desproporcionada.

El tratamiento en cambio, es muy efectivo. Algo caracterísico con las fobias en general, es que se no tiene que ver el tiempo padecido con la cura. No importa si la persona lleva semanas con la fobia o meses o incluso años, el tiempo para eliminarla es el mismo en todos los casos. De una a tres sesiones máximo. Eso es posible a la tecnología que se utiliza.

No se expone a la persona a una situación peligrosa o atemorizante de ningún tipo, es un procedimiento natural y ecológico para la persona. No se investiga la génesis del padecimiento, ya que fuera de motivos curiosos, no tiene relevancia saber por qué se originó sino cómo eliminarla.

El procedimiento consiste en descifrar cómo el cerebro produce esa reacción tan intensa neurocognitivamente, es decir, cual es la estrategia mental que usa, para modificarla, sea invirtiéndola o cambiándola. Es como si se saboteara un programa de software, se le altera la programación y se obtiene un resultado diferente.

Mañana continuaremos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails