jueves, 28 de julio de 2011

Educación especial III: Niños con déficit atencional


¿Qué hacer para tratabajr con los niños con déficit atencional? Cuando se han descartado problemas neurológicos, motores, emocionales o familiares y realmente se está lidiando con un problema de aprendizaje; entonces hay varias maneras no invasivas, por decirlo de alguna manera, que se pueden implementar y resultar efectivas con los niños.

Paso 1. Se define el problema como tal (qué es lo que no hace o qué es lo que hace) y se traza un objetivo al respecto. Si no termina los trabajos entonces la meta es que los termine. Puede parecer muy obvio, pero a veces el problema no está definido y esto lleva a que la solución no sea clara.

Paso 2. Se negocia con el niño para lograr conocer su opinión (algo poco usual que se pasa por alto) y se le plantea una negociación en la que hay consecuencias positivas y negativas de su conducta. No se hace referencia a castigos y se recalca lo positivo que puede lograr.

Paso 3. Se diseñan técnicas de estudio o metodologías de trabajo (con un profesional externo o el docente) que ayuden a que el niño termine sus tareas o no se disperse en clase. Lo cual supone que ya se definió la conducta problema y se operacionalizó la solución.

Paso 4. Eliminar cualquier trato de enfermedad o incapacidad hacia el niño, no se debe de tratarlo diferente como si estuviera enfermo o discapacitado. Es un niño normal que requiere de una metodología diferente de estudio.

Paso 5. Es un niño que sufre del síndrome de aburrimiento y tedio escolar (ATE); víctima de tener una mente rápida y ágil que se interesa en otras cosas que no incluyen las escolares.

La otra semana seguiremos con este tema de la educación especial y diferente para niños diferentes.

miércoles, 27 de julio de 2011

Educación Especial II: niños con déficit atencional


En otros artículos hemos mencionado los sistemas representacionales y el impacto que éstos tienen en el procesamiento de la información y por ende en el aprendizaje.

Esto se une a la metodología arcaica del sistema educativo actual costarricense, del cual los docentes son los primeros en señalar los obstáculos con los que se enfrentan día a día; de los cuales son los niños los más afectados.

Hemos mencionado en otros artículos que los niños hoy día están expuestos a estímulos cambiantes, divertidos, nuevos y muy estimulantes: la gran cantidad de series para niños y adolescentes de canales como MTV, Disney, Nick y otros no tan nocivos como Discovery Kids. Pero cuentan con un denominador común, una exposición abundantemente de información estimulante.

Si añadimos a esto el negocio de los video juegos (Play y Wii, por ejemplo) junto con la moda dirigida a ellos, hacen que el sistema educativo tradicional sea sinónimo de aburrimiento y tormento; su mente ya ha sido condicionada a una estimulación constante y cualquier cosa que no imite esta velocidad producirá aburrimiento y por ende, conductas similares al déficit atencional.

Si un niño aburrido se le abliga a estar en un aula casi 5 horas diarias sin posibilidad de moverse o divertirse, su mente divaga y su poderosa imaginación (como la tiene todo niño sano) se dispara y se desconecta del mundo a su alrededor. Einstein en sus aburridas clases de matemática divagaba pensando que viajaba en un rayo de luz atravesando la galaxia y meditaba en el problema de que si lo hacía con un espejo en la mano, se vería o no. Imagínese lo que le hubiera pasado si hubiera estado en una escuela actual. Posteriormente este problema lo solucionó con su Teoría de la Relatividad. Vaya cosa.

hoy día se sabe que los niños aman aprender antes aún que jugar, siempre y cuando el aprendizaje calce con su organización neurocognitiva natural; algo que el sistema educativo destruye sistemáticamente a lo largo de los años.

Mañana continuaremos.

martes, 26 de julio de 2011

Educación Especial I: Niños con déficit atencional


Hoy día los en las escuelas existe una tendencia a diagnosticar masivamente a los niños con déficit atencional e hiperactividad. No vamos a criticar el sistema educativo ni al trabajo de los docentes porque no tiene sentido hacerlo y sería desviar la atención a factores más importantes y relevantes que inciden en esta aparente epidemia actual.

Los siguientes son los criterios del DSM-IV a tomar en cuenta para pensar en un diagnóstico de déficit atencional:


(a) a menudo no presta atención suficiente a los detalles o incurre en errores por descuido en las tareas escolares, en el trabajo o en otras actividades.
(b) a menudo tiene dificultades para mantener la atención en tareas o en actividades lúdicas.
(c) a menudo parece no escuchar cuando se le habla directamente.
(d) a menudo no sigue instrucciones y no finaliza tareas escolares, encargos, u obligaciones en el centro de trabajo (no se debe a comportamiento negativista o a incapacidad para comprender instrucciones).
(e) a menudo tiene dificultades para organizar tareas y
actividades.
(f) a menudo evita, le disgusta o es renuente en cuanto a dedicarse a tareas que requieren un esfuerzo mental sostenido (como trabajos escolares o domésticos).
(g) a menudo extravía objetos necesarios para tareas o
actividades (p.ej., juguetes, ejercicios escolares, lápices, libros o herramientas)
(h) a menudo se distrae fácilmente por estímulos irrelevantes.
(i) a menudo es descuidado en las actividades diarias.

En Internet encontramos miles de diagnósticos informales y creados por diferentes personas de las cuales muchos no son profesionales en el campo. Esto permite que fácilmente se diagnostique a los niños con este trastorno creando un daño mayor del que pudiera tener. Es importante mencionar que un diagnóstico oficial para consideraciones médicas, legales, psiquiátricas y hasta psicológicas, debe ser expedido por un psiquiatra después de una evaluación psiquiátrica que puede incluir una batería de test elaborado por un psicólogo.

De hecho, trataremos mañana algunas consideraciones que hay que tener antes de pensar en un diagnóstico y después, mencionaremos algunas técnicas de intervención.

jueves, 14 de julio de 2011

Meditación y estados alterados de conciencia I


Hoy día la meditación es una técnica muy utilizada para múltiples fines: salud, relajación, tratamiento de muchas enfermedades, alargar la vida, evitar el estrés, conocerse a sí mismo, accesar recursos internos, etc.

La meditación se ha asociado al yoga y otras escuelas orientales, las cuales son muy numerosas para citarlas aquí. Este artículo trata sobre las generalidades de la meditación y las múltiples formas de lograrla.

Cada escuela tiene una cosmología particular dentro de la cual está enmarcada la meditación, que se concibe como un medio para un fin. Hablaremos entonces de los principios generales y no de las diferentes escuelas.

Uno de los aspectos primordiales de la meditación es el control de la respiración. La ciencia ha descubierto los beneficios de la correcta respiración para el cuerpo humano, el metabolismo, los pulmones, la frecuencia cardiaca, la presión arterial, el estrés y demás, una correcta respiración tonifica el diafragma y los músculos relacionados con la respiración, lo que conlleva beneficios adicionales a la voz y el aparato fonético. Además, con una correcta respiración el oxígeno fluye más por el torrente sanguíneo, lo que provee de más oxígeno al cerebro, ya que es el órgano del cuerpo humano que más lo consume y el que primero se daña cuando hace falta.

Se recomienda un lugar tranquilo que provoque paz, energía interna y sentimientos muy positivos en la persona: una playa, una montaña o cualquier otro lugar que provoque en las personas estos sentimientos. Los estímulos han de ser muy importantes, aspectos como velas, aromas, música de fondo (sonidos naturales de animales o costas, ríos o demás), sive también otros tipos de música clasica, jazz, blues, instrumental, digital y hasta electrónica. Cada una se usa con ciertos fines específicos que mencionaremos luego.

En cuanto la posición, debemos decir que hay muchas las cuales tienen beneficios particulares dentro de cada escuela; pero para fines prácticos y ya que estamos dirigiéndonos principalmente a personas que están comenzando o quieren comenzar a meditar, empezaremos con la posición básica de estar sentado. En ella, el tronco ha de estar firme, las piernas cruzadas y la cabeza erguida. Al tiempo se hará más fácil y natural esta posición

Mañana continuaremos.

miércoles, 13 de julio de 2011

Fobias y su tratamiento desde PNL


Para concluir esta serie de las fobias resumiremos los puntos más importantes acerca de su tratamiento desde la PNL.

Empezaremos diciendo que no se necesitan muchas sesiones para tratar una fobia, independientemente del tiempo que se ha padecido. Las complicaciones no giran en torno a ella, sino más bien a los daños colaterales que puedan generar en autoestima, culpabilidad, verguenza, o en otros derivados de la experiencia en sí.

El procedimiento consiste en descifrar la estrategia neurocognitiva que origina la reacción fóbica, para alterarla y modificarla. Para ello no se necesita recrear la experiencia en sí (o sea, hacer pasar a la persona por lo mismo) lo que le asegura no sufrir más de lo que ya ha sufrido.

Luego del procedimiento, durante el cual la persona no ha sufrido innecesariamente nada, se le invita a la persona a probar la efectividad de la intervención sugiriéndole que se enfrente a la situación o estímulo que antes le provocaba la fobia. Este paso no es para nada doloroso o angustiante, ya que se hace después del procedimiento de intervención y posterior también a unas pautas que le dicen al neuroprogramador que la persona no experimentará la angustia que antes sentía.

La persona descubrirá que la experiencia en sí es neutra, no le provoca ningún sentimiento extremo ni positivo ni negativo. Se convierte en una experiencia normal que posibilita que la persona tenga poder de decisión sobre ella.

Si usted desea mayor información acerca de las fobias o su tratamiento escríbanos a nuestros correos y con gusto le ayudaremos.

martes, 12 de julio de 2011

Hemofobia


La hemofobia es el miedo a la sangre y al contrario de las otras fobias, esta tiene la particularidad de bajar la presión, por lo que provoca generalmente desmayo de las personas que la sufren. Estas personas particularmente sienten gran ansiedad cuando tienen que realizarse exámenes y por lo general no donan sangre.

En casos extremos evitan los objetos punzocortantes y pueden generalizar el miedo a sangre que no sea la suya, incluso la de los animales y pueden darse casos en que la sola imagen de la sangre detone la reacción fóbica.

La baja de presión y su posterior desmayo puede hacer que estas personas desarrollen un miedo a desmayarse también adicional al de la fobia. En los consultorios médicos abundan las personas que sufren de esta fobia, y son considerados como personas con las que hay que tener alguna precaución sólo por si se desmayan.

Aparte de esa peculiaridad, esta fobia no es muy diferente de las demás. Las personas que la sufren lo que hacen simplemente es evitar los exámenes de sangre y donaciones y como distan mucho de encontrarse en situaciones donde tengan contacto con la sangre, su fobia no es muy molesta. Salvo si son personas que trabajan en el área de salud médica.

Esta fobia por sus características, no genera mayores complicaciones o problemas para su cura y una sola sesión basta para que la persona se torne indiferente ante la exposición de la sangre. Su autoestima no se ve alterada o afectada en modo alguno, a menos de que halla experimentado algún episodio anexo a la fobia en sí.



lunes, 11 de julio de 2011

Autofobia


Es el miedo a estar solo o a estar consigo mismo. En muchas personas se trata de un sentimiento muy angustiante que se detona cuando se encuentran físicamente solos en el hogar o en el trabajo. Es en especial un sentimiento desesperante porque hay ideas persistentes de pérdida de los seres queridos o de abandono total de parte de ellos, por lo general.

Los sentimientos generan culpa y mucha verguenza, ya que casi siempre no están justificados y la persona que los sufre lo sabe; pero la intensidad del miedo es tal que la persona teme mucho por su cordura, lo cual aumenta mucho la angustia.

Como hemos visto en artículos anteriores, estas experiencias fóbicas casi siempre están relacionadas a dudas que lesionan la autoestima también y que generan mucho temor en las personas que les impide buscar ayuda.

Hay que recordar que estas experiencias son muy comunes y que escapan totalmente del control de quien las padece y que en ninguna manera significan que son anormales, tontas o que están volviéndose locas. El tratamiento se perfila en la misma dirección, trabajando los circuitos neurocognitivos que sostienen la reacción de la persona y en alinear los pensamientos colaterales que hallan podido generar algún efecto en su autoestima.

El tratamiento más largo consiste en cinco sesiones, lo usual es que sean de dos a tres y en los casos en los que no hallan pensamientos colaterales y el tratamiento de la fobia sea fácilmente contrastable, se requiere sólo una sesión.

Esto se debe al avance del conocimiento de las neurociencias, ya que desde los arcaicos procedimientos psicoanalíticos, pasando luego por las técnicas conductuales de la desensibilización sistemática hasta los procedimientos actuales de la PNL, los resultados en esta áreas son efectivos, duraderos y sin mayores complicaciones para las personas.

Hasta la próxima.

jueves, 7 de julio de 2011

Acrofobia


La acrofobia es el miedo a las alturas. Literalmente significa miedo a lo alto e igualmente deriva de palabras griegas. No debe confundirse con un miedo natural que casi todos sienten en lugares altos ni con sensaciones de vértigo.

La fobia se caracteriza por un miedo irracional y totalmente desproporcionado a asomarse a un balcón, cruzar un puente incluso peatonal, fijarse por una ventana; puede que en autobuses de dos pisos la persona no pueda subir a la segunda. Si los elevadores son de vidrio o escaleras automáticas entre pisos, también desencadenan la fobia.

Obviamente estas personas no pueden andar cómodamente en la ciudad, subirse a los juegos mecánicos, andar por los pasillos de un mall y demás. Es una fobia común y socialmente es más conocida; por lo que no genera lesiones graves ni duraderas a la autoestima.

Contrario a lo que se piensa, la persona expuesta a las alturas no le harán beneficio, ya que hay personas que creen que enfrentando el miedo se le quitará. Lo único que se puede lograr es que la persona desencadena una respuesta más intensa y experimente una gran cantidad de ansiedad.

El tratamiento va en la misma dirección de las anteriores y la persona no tiene efectos secundarios o secuelas del padecimiento, sin importar el tiempo que lo sufrió.


miércoles, 6 de julio de 2011

Claustrofobia


El significado de la palabra deriva del latín claustrum (cerrado) y del griego fobia, que es miedo. Estas personas se angustian enormemente en lugares como los ascensores, cuartos pequeños, espacios confinados aún cuando el tiempo en ellos sea pequeño.

Puede aparecer en cualquier momento de la vida, aún cuando anteriormente la persona no haya experimentado nada parecido. Incluso, puede aparecer progresivamente entonces la persona no se percata de cómo su angustia va en aumento en espacios cerrados hasta que la reacción es desproporcionada.

La persona experimenta una sensación de ansiedad que la impulsa a salir corriendo de esos lugares, su pensamiento se paraliza, su presión arterial sube, su respiración se acelera, siente frío y su boca se seca.

El tratamiento sigue la línea general para las fobias: se trabaja el patrón neurocognitivo que sustenta la reacción, se modifica y la persona puede experimentar la diferencia de una forma rápida y segura.

En ocasiones, la persona no siente mucha culpa o verguenza con este tipo de fobia, tal vez porque socialmente existe menos tabú o es más común entre las personas. Por ello, las consecuencias en su autoestima son menores.

Se han dado casos en que las personas cuando van a probar la fobia, por lo general en un ascensor, se quedan subiendo y bajando muchas veces divirtiéndose o preguntándose cómo era sentir miedo. Literalmente la persona borra de su memoria la respuesta fóbica y no se acuerda de nada.

Mañana continuamos.

martes, 5 de julio de 2011

Agorafobia


Otro miedo muy común y también muy incapacitante es el miedo a lugares abiertos. La persona con este trastorno sufre no sólo por la reacción física sino también por la incapacidad de poder sentirse a gusto en cualquier espacio fuera de su casa.

Han habido casos extremos de personas que llevan años sin salir de la casa y otros, en que las personas viven literalmente debajo de sus camas porque el miedo incluye estar en su propia habitación.

Por lo general, hay varias formas de que las personas padezcan este trastorno. Algunas pueden salir en condiciones necesarias, pero cargando un gran nivel de ansiedad. Otros lo intentan, pero no pueden controlar sus síntomas y son vencidos por el pánico, vértigo y pueden incluso desmayarse.

Como es típico en las fobias, rara vez la persona puede asociar un evento del pasado como detonante de la fobia; por lo general se desconoce la causa siendo esto causa de más angustia y verguenza. Se teme que sea algo heredado, genético o que pueda trasmitirse de alguna manera, siendo todos estos falsos. La verdad es un programa neurocognitivo que se instaló en algún momento de la vida de la persona.

En estos casos el tratamiento es sencillo y la persona puede verificarlo rápida y fácilmente; ya que sus síntomas están relacionados con estar en lugares abiertos, la persona después de la intervención comprueba la eficacia del tratamiento.

Lo más importante es que no deja secuelas emocionales y permite a la persona recuperarse totalmente de la incapacidad. Mañana continuamos con más fobias.

lunes, 4 de julio de 2011

Aerofobia


La aerofobia es el miedo a volar. En cualquier medio que sea y no importa si en un pasado si podía volar y ahora ya no o si del todo nunca ha podido hacerlo. Es una condición no tan extraña como se podría creer, aunque se desconocen los datos reales debido a que mucha gente esconde su condición por verguenza.

Hay muchos motivos para viajar, pueden ser por negocios, familiares o placer, pero las personas que padecen de aerofobia del todo no pueden viajar, no importa el motivo y si lo hacen es a expensas de un esfuerzo muy doloroso. Hay quienes sólo pueden viajar sedados.

La génesis es desconocida, y en ocasiones eso atormenta a las personas más que el trastorno mismo. Hay mucha culpa y verguenza asociada, ya que piensan que son raros o tontos o débiles al tener esta reaccción desproporcionada.

El tratamiento en cambio, es muy efectivo. Algo caracterísico con las fobias en general, es que se no tiene que ver el tiempo padecido con la cura. No importa si la persona lleva semanas con la fobia o meses o incluso años, el tiempo para eliminarla es el mismo en todos los casos. De una a tres sesiones máximo. Eso es posible a la tecnología que se utiliza.

No se expone a la persona a una situación peligrosa o atemorizante de ningún tipo, es un procedimiento natural y ecológico para la persona. No se investiga la génesis del padecimiento, ya que fuera de motivos curiosos, no tiene relevancia saber por qué se originó sino cómo eliminarla.

El procedimiento consiste en descifrar cómo el cerebro produce esa reacción tan intensa neurocognitivamente, es decir, cual es la estrategia mental que usa, para modificarla, sea invirtiéndola o cambiándola. Es como si se saboteara un programa de software, se le altera la programación y se obtiene un resultado diferente.

Mañana continuaremos.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails