lunes, 20 de junio de 2011

¿Qué necesitas para cambiar?


Muchas personas hoy por hoy están estancadas en su vida. Se sienten mal consigo mismas porque no saben cómo cambiar algo que les desagrada de sí mismas o de cómo están llevando su vida. Puede ser un hábito, estilo de vida, consecuencias de decisiones equivocadas o cualquier cosa, sea cual sea, desean cambiar y no saben por dónde empezar.

Hay infinidad de opciones en el mercado que ofrecen soluciones para el cambio personal: desde métodos científicos hasta las más extravagantes y estrafalarios sistemas. Gurúes que prometen el cielo y la tierra hasta diversos personajes que anuncian lo último para el desarrollo personal.

El tema de este artículo es mencionar ciertos requisitos, si se pueden llamar así, que la persona necesitaría tener por si quiere realmente realizar cambios en su vida. No existen soluciones mágicas, no hay varitas encantadas, no se puede acostarse y amanecer diferente con sólo desearlo, se necesita compromiso y actitud para lograrlo.

Se ocupa no sólo un deseo de cambiar, sino de asumir la responsabilidad por ese cambio y por las consecuencias que traerá, se necesita también en replantearse la vida a partir de ese cambio, es decir, renunciar a algunas cosas y dejarlas atrás a cambio de las que vendrán; asumir la vida tal y cómo la he vivido hasta hoy, con equivocaciones y aciertos, sabiendo que mi pasado siempre será como fue y que no puedo cambiarlo, pero sí puedo elegir cómo me afecta.

El futuro es posibilidad, es esperanza, se necesita creer también que sí se puede cambiar, que sí se puede tener una vida diferente. Se necesita creer en sí mismo. Pero qué pasa si no creo que eso sea posible para mí, ¿estoy condenado a no cambiar? Por supuesto que no. Que usted crea que pudiera ser posible es suficiente. Se trata de dar el primer paso, de un salto de fe. Es moverse, intentar y nunca dejar de hacerlo. El que busca encuentra.

Churchill dijo una vez una frase poderosa que debieran de enseñar en escuelas , colegios y universidades, dijo así: "Nunca, nunca, nunca se den por vencidos". Mañana continuamos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails