lunes, 23 de mayo de 2011

Medio vacío o medio lleno: decisiones


La vida cotidiana está hechas de decisiones, unas trascendentales y otras triviales. Aunque no lo parezca, siempre podemos decidir. Y aunque las decisiones trascendentales siempre cambian nuestras vidas, las pequeñas definen quiénes somos y para dónde vamos.

En estos tiempos donde las malas noticias son el plato del día: aumentos, guerras, muertes, falta de oportunidades laborales, desórdenes políticos, justicia burlada, robos, injusticias y más, podemos escoger deprimirnos o tener esperanza y dónde otros ven lo negativo, nosotros ver lo positivo.

Hay un dicho que dice "el optimista cree que el mundo está bien, el pesimista tiene miedo de que así sea"; no recuerdo si es así o quién lo dijo, pero es elementalmente cierto. Por cada noticia mala hay dos buenas, por cada persona haciendo lo malo hay tres haciendo lo correcto, por cada lágrima derramada hay decenas de sonrisas.

Nuestro humor y nuestra actitud ante la vida depende de las decisiones que tomemos; si vemos el vaso medio lleno o medio vacío. Después de todo, me atrevería a decir que el mundo seguirá siendo, tú escoges cómo verlo y cómo vivir en él.

Los lunes tal vez sean días aburridos para muchos porque empieza una semana más de lo mismo, para otros tal vez sea una nueva y maravillosa oportunidad (que los que murieron en el fin de semana no tienen) de empezar a ver la vida diferente y sentirme diferente y vivir diferente.

Eso se logra con las pequeñas decisiones que día a día tomamos, no esperes las grandes solamente para cambiar. Empieza ahora, aquí. Tal vez te estás perdiendo mucho. No crees?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails