martes, 24 de mayo de 2011

Decisiones


Nuestras decisiones nos definen. Cada una que tomemos a lo largo de nuestra vida dicen quiénes somos. Cada día decidimos a vivir cómo vivimos. Pero pueden preguntarse por aquellas cosas que no podemos cambiar, solamente aceptar.

Ciertamente hay algunas cosas en la vida que no podemos cambiar, los tiempos en que vivimos, el lugar donde nacimos, entre otras, pero sí podemos elegir cómo sentirnos ante ellas, cómo reaccionar. Ante un evento cualquiera (el bus se varó, llegamos tarde y el jefe nos recordó que tiene muchos esperando el puesto afuera), podemos elegir entre enojarnos, discutir, ignorar, aprender, reír y demás.

Una de las cosas maravillosas que tenemos es la capacidad de elegir. Podemos construirnos ahora, siempre. No esperemos a un mañana, porque llegará un día en que la vida se nos fue de las manos y sólo pensamos en hacer y nunca hicimos. Puedes vivir sabiendo que a cómo vives hoy vivirás el resto de tu vida? Para muchos ese pensamiento les aterra.

Hay un adagio judío que dice "si no es aquí, dónde; si no es ahora, cuándo; si no soy yo, quién?". Este puede ser el primer día del resto de tu vida o un día más de la rutina que has venido viviendo. Hay algo sobre lo que siempre podrás decidir: cómo responder ante lo que te pase. El optimismo es necesario y la esperanza es vital para una vida sana y feliz, sin ellos es difícil entender cómo vivir en esta vida plenamente.

¿Cómo se vive la vida?-preguntó un joven a su maestro. Éste le respondió: Un día a la vez.

Hasta mañana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails