jueves, 3 de marzo de 2011

Formando un equipo de trabajo


Un líder tiene que velar por la formación de su equipo de trabajo de un modo integral: como profesionales, trabajadores y por qué no, como personas. Un líder no puede no influenciar, la pregunta entonces es qué es lo que quiere influenciar y cómo hacerlo.

Trabajar con personas es todo un arte y demanda conocimiento, capacitación e interés, no puede dejarse todo al sentido común, que muchas veces es el menos común de los sentidos. Si a eso se le añade que se influencia por el ejemplo, entonces el líder llevará la batuta acerca de lo que quiere que su equipo viva y conozca.

Si quiere que su equipo sea más profesional, debe mostrar que él es también un profesional, que es humano y que asume la responsabilidad de sus actos, sean buenos o malos, sean acertados o equivocados. Un equipo prestará importancia a las capacitaciones, si ve que su jefe y líder también se capacita.
Si el líder se muestra entusiasta con la idea de mejorar cada día, no sólo porque lo dice sino porque lo busca, de seguro contagiará a su equipo con esa actitud. Mejorar constantemente es un slogan de casi todas las empresas hoy día, la diferencia entre las que sí lo logran y las que no, está en la actitud que sus líderes tienen hacia esa premisa. La brecha la abre el líder, el camino que quiere que su equipo siga lo tiene que caminar primero él si quiere que le sigan. No se trata de señalar y mandar, se trata de acompañar, mostrar con el ejemplo y a través de ello ganarse la confianza y autoridad entre los subalternos. Si quiere que su equipo valore y aprecie las capacitaciones e inducciones, que lo vean a usted hacer lo mismo primero y van a tender a seguirlo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails