jueves, 10 de marzo de 2011

Consideración a los empleados


Hay algunas empresas que tienen el beneficio de que sus empleados se capaciten a costa de la empresa firmando un contrato para que al final de la capacitación la empresa pueda recibir el fruto de esa inversión. Generalmente a cambio de unos años de trabajo proporcionales al estudio efectuado, la empresa financia estas capacitaciones.
Para algunas personas estos intercambios son muy atractivos, pero para algunos jefes no lo son y ¿por qué? muchos jefes han tenido la desagradable experiencia de capacitar o ayudar a un empleado y éste se aprovecha y se comporta descortésmente en detreimiento de la compañía incluso; por lo que optan por no incentivar o ayudar al empleado de alguna manera.
Presentaremos hoy una técnica llamada "Beneficio mutuo", en la cual se asegura el jefe de ayudar al empleado de una manera proporcional al rendimiento y agradecimiento de él y el trabajador recibe el beneficio de esta ayuda. La técnica consiste en un principio sencillo de beneficio pequeño, retribución pequeña; beneficio mediano, retribución mediana y beneficio grande, retribución grande. El jefe expone en qué consistirá la ayuda, alterarle el horario a su conveniencia, capacitarle o financiarle una capacitación, etc. y será claro también en la manera en la qué espera cómo le responderá el empleado.
Luego, diseñará una manera de fraccionar esta ayuda de forma que por cada gesto o acción del jefe halla una retribución del empleado a convenir; así se establece una relación de tome y deme de parte de los dos que le asegura al jefe no dar sin recibir y al empleado, poder tener la oportunidad de agradecer esa ayuda.
De manera que no hay que esperar al término del beneficio para que el empleado retribuya con el riesgo de que no lo haga, como en el caso de las capacitaciones, sino qque en el proceso se mide el rendimiento del empleado a ver si merece continuar con el beneficio o incluso, mejorarlo. Para ambos es una situación ganar-ganar.
Si es una persona que valora las oportunidades, recibirá gran beneficio y si es de las que no lo hacen o tienen un sentido muy pequeño de la lealtad, entonces el jefe podrá descubrirlo a tiempo y el daño será mínimo.
Hasta la próxima semana.

2 comentarios:

  1. Suena bien la teoría, pero habría que ver en la práctica... normalmente, uno nota quién es leal por ciertas actitudes... pero claro, a veces se equivoca...

    Y por otro lado, uno como empleador debe saber que nadie está casado con nadie... hay gente (jefes) que se lo toman muy personal, y se sienten traicionados, pero uno debe saber que es una relación estrictamente laboral y cada quién busca el beneficio propio (la otra cara de la moneda es el empleado "traicionado").

    ResponderEliminar
  2. En eso tienes razón, lo que se procura es plantear los mecanismos lo más profesionales y justos que se puedan, aunque trabajar con personas siempre engendra el riesgo de que se presenten situaciones no previstas.

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails