martes, 8 de febrero de 2011

Siendo buenos padres


Ser padres es una tarea extenuante , pero también sumamente gratificante. No existe un manual perfecto para tan monumental tarea, pero sí podemos esbozar algunas recomendaciones para tal fin. Esta vez presentaremos un sencillo procedimiento para lidiar con situaciones difíciles en la crianza, que pueden hacer sentir a los padres que están entre la espada y la pared porque no saben a ciencia cierta como proceder; adaptado de los esposos Andreas.

1) Piense en una situación problemática que esté viviendo con su hijo. Tal vez algún problema de conducta específico, una transición de privilegios o algo similar.
2) Ubíquese cómodamente y repase toda la información de la cual dispone. Sus valores y creencias, cómo se siente, sus temores y dudas como padre y persona. Revise si ellos corresponden a sus valores y creencias o si son importados de modelos externos. Como nuestros padres. Examine y valore si son suyos y si es así continúe con el siguiente paso.
3) Esta experiencia repásela nuevamente como su hijo. Qué podría pensar, querer o cómo podría sentirse. Puede pensar en cuándo usted tenía esa edad y en cómo han cambiado las cosas, el mundo y la sociedad desde entonces. Tome nota de toda la información que pueda reunir en este paso.
4) Ahora, distánciese de ambas posiciones y convirtiéndose en un observador neutral juzgue y analice la situación. Sopese los argumentos de cada uno en relación a las condiciones actuales y presentes; tome en consideración la información desde ese punto de vista y valórela para hacerse de un criterio.
5) Reuniendo toda la información de cada una de esas posiciones reconsidere la situación. Recuerde que cada una de estas posiciones arroja datos que lo pueden ayudar, también tenga en cuenta que mucha información es asumida aunque no necesariamente cierta, como en el caso de cuando tomó el lugar de su hijo. Si siente que no tiene toda la información, puede preguntarla y así reunirla para valorar más positivamente todo lo que está pasando.

Obviamente, puede usarse este procedimiento para muchas ocasiones y contextos y no solamente con los hijos. Pero definitivamente es muy útil como padre que toma decisiones importantes de crianza.

Espero que sea de mucho provecho y que les ayude en esos momentos en que ser padre se convierte en todo un desafío.

Hasta la próxima semana.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails