viernes, 11 de febrero de 2011

El cuerpo masculino y el sexo I


¿Cuál es el órgano sexual masculino por excelencia? A esta pregunta casi el 100% de personas (hombres y mujeres) responderían sin pensarlo que el pene. Lo cual refleja lo genitalizada que está la sexualidad en nuestra sociedad. Pero la verdad es otra.

Los estudios científicos de la sexología han descubierto y demostrado que el responsable del placer sexual masculino es en realidad el cerebro. Aquí se origina el orgasmo, a diferencia de la eyaculación que es sólo un reflejo que ocurre a nivel inferior de la columna vertebral. En realidad, fisiológicamente hablando, son dos procesos completamente diferentes y separados.

Tras la eyaculación el cuerpo entra en el periodo refractario, es decir, ha de esperar un tiempo para volver a tener una eyaculación. Además, tras ella, la "energía" disminuye en el hombre a tal punto que requiere dormir y esto lo afirman los estudios científicos, la necesidad del hombre de dormir o descansar luego de eyacular. Pero antes de entrar a desarrollar este tema, expondremos algunos puntos importantes a manera de introducción.

Las zonas erógenas son las zonas del cuerpo que más fácilmente o directamente desencadenan placer. Nótese que dice la definición "más fácilmente" ya que no son las únicas. Ellas son: las orejas (por atrás y por el lóbulo), el cuello y la nuca, los pezones, las nalgas, los testículos, el perineo, el ano, la próstata, el pene, la parte interna de los muslos, la parte atrás de la rodilla y el dedo gordo del pie. Algunas de estas zonas dará placer diferente a cada hombre, pero al explorarlas y conocerlas pueden dar mucha gratificación. Incluso la próstata (cuya estimulación es através de la penetración anal y por el perineo) puede desencadenar un orgasmo. Es lo que se conoce como el punto G masculino. Aunque muchos hombres no estén dispuestos a explorarlo por prejuicios las investigaciones demuestran que cada vez más son los hombres heterosexuales y mujeres que incluyen juegos anales en su práctica sexual.

Por lo que la estimulación es todo un arte, la próxima semana seguiremos detallando las complejidades y bondades de las que goza el hombre.

Nos vemos.




No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails