jueves, 24 de febrero de 2011

Efectividad vs relaciones humanas


Hemos hecho referencia en artículos anteriores a la importancia del proceso de selección y reclutamiento para concretar la mejor opción para la organización a la hora de contratar personal.

Pero qué sucede cuando ya hay personal contratado cuando nosotros llegamos y nos damos cuenta que tenemos que lidiar con ellos. Específicamente aquellos que tienen un excelente desempeño en su puesto (lo cual es un plus muy importante y relativamente escaso hoy día: la mano de obra de calidad), pero sus relaciones sociales (diferente de las relaciones personales) dentro de la organización son deficientes y generan problemas y roces entre los demás trabajadores.

No es regla, pero es muy molesto y a veces complicado lidiar con personas que dan calidad en su desempeño, por lo que son valorados aunque no se lleven bien con otros. Esto puede deberse a varios factores que habría que analizar a lo interno del grupo de trabajo e incluso, valorar la cultura organizacional.

Desde un punto de vista macro, si la política empresarial o departamental valora el desempeño por encima de las relaciones sociales, sería un aspecto a considerar para comprender la posición que ocupa dentro del sistema laboral. Si lo contrario acontece, entonces esta persona podría tener un tiempo corto de permanencia.

Lo que hay que valorar son las consecuencias a largo plazo de tener a personas así. De momento (corto plazo) su desempeño puede justificar o eclipsar sus deficiencias en otras áreas, pero si este comportamiento genera roces y desmotivación entre el grupo de trabajo, puede resultar contraproducente a largo plazo sostener a una persona así aunque su desempeño sea superior l promedio.

Actualmente, las opiniones acerca de las habilidades de los empleados, apuntan a que es más valioso las habilidades sociales y la inteligencia emocional que la experiencia, conocimiento e incluso desempeño, ya que personas que posean estas competencias sociales tienden a desempeñarse mejor en equipo, desarrollan un sentido de pertenencia mayor y aprenden a menor costo lo que exige su oficio.

Por lo que si hay personas así, el paso a seguir es valorar el impacto a corto y largo plazo de esta conducta y antes de tomar una decisión, pensar en cómo afectaría a todo el equipo humano y productivo en el departamento para no entorpecer las funciones normales del departamento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails