viernes, 7 de enero de 2011

La voluntad y la disciplina desde PNL


Decíamos el miércoles que la voluntad es un concepto engañoso. Se utiliza como pretexto para realizar cosas y también como juicio cuando otras personas no las hacen. En ocasiones la disciplina también tiene una connotación del deber, obligación o sacrificio. Cualquier área en la que se utilice, sean finanzas, dietas, trabajo, estudio, ejercicio, deportes, etc., la disciplina a muchos no les gusta.

Explicábamos en el artículo anterior, que muchas veces ese sentimiento es producto de un conflicto no resuelto. Cuentan atletas de alto nivel, como las hermanas Poll y Nery Brenes por ejemplo; que parte de su entrenamiento consiste en levantarse en horas de la madrugada a entrenar, día con día sin importar las condiciones metereológicas.

Así mismo, el tiempo que invierten muchos profersionales en diferentes campos, en perfeccionar su técnica a muchos los desconsuela. Es lógico pensar que no tienen un conflicto interno al hacerlo y que para ellos la disciplina no tiene nada que ver con algún costo negativo. En PNL eso es precisamente lo que se busca, motivar a las personas a hacer lo que tengan que hacer sintiéndose bien. No hay problema para encontrar motivación al hacer lo que me gusta, el detalle está encontrarla para hacer lo que tengo o debo hacer.

¿Se pueden realizar las tareas que debo o tengo que hacer sin sacrificios o sin sentirme mal? La respuesta es sí. El truco está en ver la tarea dividida en trozos pequeños, como eslabones de una cadena, de manera que al terminarlos rápidamente (porque son pequeños) me alientan. Además, el cumplir esa tarea me permite acercarme o llegar a otro objetivo más importante y valioso para mí. Lo que pone mi atención en lo que me gusta y no tanto en lo que estoy haciendo, que a la larga se convierte en un puente para ir a donde quiero. Con un ejemplo se entenderá mejor.

Una persona tiene que trabajar en un lugar donde no le gusta lo que hace y desea dedicarse a otra cosa, pero tiene que vivir y pagar cuentas; el tedio de levantarse todos los días para ir a laborar es demasiado y no sabe cómo salir de ese círculo. Lo que se le recomienda a esta persona es ver su trabajo como puente para obtener lo que desea. Hay que averiguar qué es eso. Muchas veces es tanto el tedio que la persona no sabe qué le gustaría. Se proyecta como meta desde los criterios de PNL y entonces el trabajo se convierte en la forma de conseguir lo que se quiere. ¿Demasiado fácil? Pues sí y funciona.

La PNL basa sus postulados en lo que dá resultados, en lo que funciona y no en lo que debería ser; esto es una importante ventaja a la hora de aplicar sus técnicas. Por lo general, las personas pueden aprender a vivir mejor aplicándose ellas mismas estas técnicas, pero en algunos casos es útil la guía de un profesional. Cuando no funciona una técnica, lo más probable es que esté mal utilizada o que se están pasando por alto otras variables propias de cada persona, ya que no hay dos iguales y todos tienen un mapa de la realidad distinto.

Feliz fin de semana, cualquier duda pueden contactarnos. Hasta el lunes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails