jueves, 2 de diciembre de 2010

Desarrollo personal: Neuromarketing I


Hoy día encontrar un buen puesto de trabajo es una tarea compleja en parte por la gran competencia que existe. Muchos profesionales que egresan de las universidades y otros, ya con experiencia, andan buscando nuevos desafíos en su vida. Sin mencionar el aspecto económico del mercado, la oferta y demanda, la paradoja de la experiencia como requisito y demás. Por otra parte hay quienes se encuentran en el dilema de estar en un empleo estable, pero sin que llene las expectativas personales o profesionales y el lanzarse a buscar nuevos horizontes tiene el costo de perder la estabilidad que se tiene.

Ante estas paradojas hay una tendencia entre las empresas cuando reclutan nuevos valores y colaboradores. Con el advenimiento de los aportes de la inteligencia emocional a la administración de empresas, ahora el valor agregado de los colaboradores se centra en ser proactivos, con conocimiento, deseos de aprender y aportar, personas seguras de lo que hacen y que estén dispuestas a arriesgar, personas seguras de sí y dispuestas a equivocarse asumiendo sus errores; personas que aportan soluciones y anticipan problemas; personas cuya energía esté en la planificación más que en la rectificación y si hay que hacerla, la hacen con miras a corto, mediano y largo plazo.

La PNL ofrece una manera de convertirse en un candidato idóneo, empezando por el desarrollo de la inteligencia emocional y habilidades creativas y sociales. Consta de varias fases, presentaremos hoy la primera: la imagen que tengo de mí mismo.

¿Cómo me visualizo siendo un profesional?, ¿cuál es mi valor y qué puedo aportar a una organización?, ¿cuáles son las habilidades y capacidades que me hacen útil y sobrsealiente por encima de los demás por lo que me podrán contratar? No se trata sólo de mis cualidades, se trata de mis competencias y aportes, de mi iniciativa, de mi capacidad de trabajar en equipo y bajo presión, de mi creatividad, de mi habilidad para manejar conflictos y de cómo mercadeo mis ideas y aportes.

Las empresas hoy día cada vez valoran más las habilidades conductuales que identifican a los colaboradores por encima de los demás, todavía importa más que el conocimiento o la experiencia per se; la cuestión es no sólo saberlo sino saber hacerlo, esto se llaman competencias.

Para llegar a donde quiero llegar preciso saber dónde estoy y con qué cuento para llegar; estas preguntas me ubican en el punto de partida. Mañana continuaremos con las otras fases de este plan de neuromarketing.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails