miércoles, 1 de diciembre de 2010

Beneficios neurocognitivos de la esperanza


En nuestro artículo anterior, mencionábamos que donde estés hoy es el resultado de tus pensamientos hace cinco años.

En PNL cuando explicábamos la personalidad, hacíamos referencia a distintos niveles que nos facilitaban su comprensión e intervención. Para completar más el cuadro debemos mencionar lo que se denominan metaprogramas. En términos sencillos, son las actitudes, direcciones u orientaciones básicas de todos los demás programas nuestros.

Esto lo descubrió Bandler cuando investigó porqué al intervenir a ciertas personas lograba cambios y con las mismas estrategias en otras no pasaba nada. Algunos la estrategia de creatividad les funcionaba de maravilla y otros parecían bloqueados, pero no era la estrategia en sí y descubrió los metaprogramas.

Por ejemplo, si una persona se le implantaba una estrategia de motivación, no le funcionaba porque había un metaprograma de "evitar arriesgar", así interrumpía el de motivación por estar en un nivel lógico superior. De igual manera, puede facilitar la acción en otros contextos. Aquí es donde entra la esperanza.

La ciencia ha demostrado que las personas que tiene actitudes positivas hacia la vida, ven el futuro agradable y lleno de oportunidades, son optimistas, en fin, tienen esperanza, padecen menos enfermedades, viven más y mejor, tienen una salud más robustas y resisten a las enfermedades de mejor forma.

Algunos prefieren el nombre de optimismo antes que el de esperanza, pero el resultado del impacto neurológico es el mismo. Desarrolla más anticuerpos, hace más robusto el sistema inmunológico en general, los procesos digestivos y el metabolismo mejoran considerablemente, el estrés disminuye con sus efectos secundarios, el dormir se produce de manera natural y se aprovecha mejor, la creatividad, la memoria y el buen humor se mantienen aún con la edad y muchos más.

En tiempos en que el estrés hace estragos en la vida de la gente y en vísperas de año nuevo, merecería la pena considerar entre los propósitos el vivir con más esperanza y así disfrutar la única vida que tendremos acá. Vale la pena intentarlo y de paso, si quieres cambiar tu estilo de vida el otro año, te daremos algunos tips para realzar tu imagen, cimentarla y venderla, desarrollando tus recursos y habilidades: mañana en neuromarketing.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails