martes, 5 de octubre de 2010

Venciendo el pánico escénico


Cuando alguien tiene miedo o pánico a la hora de hablar en público, realizar una exposición o hacer una presentación de cualquier tipo o actividad que incluya exponer un tema ante un grupo, decimos que tiene pánico escénico.

Prácticamente todos los casos tienen un proceso mental similar, la persona crea imágenes imponentes e intimidantes acerca del público; personajes grandes que la miran fijamente, se burlan, se ríen o critican sin piedad, es comprensible que ante esta imagen se sienta extremadamente incomoda.

Reconocer esta imagen es el primer paso para trabajar estas situaciones. Luego lo que procede es modificar la imagen a través de las submodalidades. Al cambiar la forma por lo general el contenido cambia, modificando automáticamente el sentimiento y aumentando así los recursos de los que dispone la persona para enfrentar esas situaciones.

Puede presentarse el caso de que la persona tenga un episodio real en su historia personal que desencadena este pánico, pero puede trabajarse utlizando este mismo método.

Eventualmente la persona puede oír voces críticas que desencadenen la respuesta incómoda, entonces se trabajan las submodalidades de esa voz, como la velocidad, intensidad, timbre, localización, etc.; aunque en la práctica las imágenes están presentes siempre, pero no decimos que así tenga que ser.

La gente tiende a creer que los cambios han de ser lentos, dolorosos y costosos. Pero esa es sólo una manera de realizarlos, más bien corresponde a la excepción y no a la regla. En todo caso, es un comentario de las técnicas utilizadas y de la habilidad del terapeuta.

En PNL creemos que los recursos de aprendizaje del cerebro humano son innumerables y hasta ahora es que tenemos una vaga idea de todo el potencial que esto conlleva. Respetamos eso y trabajamos de acuerdo con esa presuposición.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails