jueves, 28 de octubre de 2010

¿Existen los síntomas psicológicos?


Las enfermedades físicas se descubren, analizan y tratan a través de síntomas, los cuales define el diccionario de la RAE como fenómenos reveladores de una enfermedad; señales o indicios de que algo va a suceder. En el artículo anterior nos referíamos a que muchos de los conceptos y presuposiciones médicas se habían filtrado a la psicología y la psiquiatría, desarrollando hasta un manual de enfermedades mentales con síntomas al estilo del modelo médico.

Cuando una persona tiene "síntomas" de ser obsesivo, histérico, fóbico, neurótico y demás, (incluso los niños no escapan de estas sintomatologías, como la hiperactividad o déficit atencional), lo que se piensa es que está enfermo mentalmente y que debería buscar ayuda, algo que en nuestro entorno social todavía no está completamente aceptado.

La propuesta nueva de las neurociencias es revisar el concepto de síntoma como tal y sustituirlo por un modelo más apegado a la realidad y a los descubrimientos científicos modernos. Cuando una persona presenta "síntomas" de algo, lo que sucede es que presenta emociones, sentimientos o conductas que se perciben como anormales, poco comunes, extrañas o indeseables, lo que lleva a pensar que se es portador de algún síndrome o enfermedad mental. Cuando en realidad, estos "síntomas" son manifestaciones de un proceso mental que está fuera de contexto. Es decir, una de las presuposiciones de la PNL es que todo comportamiento, por bizarro que parezca, tiene un contexto donde es útil.

Imagínese que a los niños y jóvenes (aunque adultos también) con "sintomas" de hiperactividad o déficit atencional, en vez de abordarlos como enfermos, los consideráramos con un potencial intelectual por encima del promedio que las técnicas actuales no saben aprovechar, cómo cambiarían sus vidas y de las que lo rodean. Las personas con rasgos obsesivos podrían utilizar su obsesión para trabajos de alta precisión, no haría falta eliminar su obsesión, lo que necesitan son estrategias sociales que no sean obsesivas.

No quiero que esto suene demasiado psicológico, así que estas ideas igual se aplican a la cotidianeidad de todos nosotros. Una persona que piense que es depresiva porque tuvo una pérdida, en realidad presenta una conducta emocional que en su misma situación cualquier otro la hubiera presentado, lo que necesita es herramientas para encarar esa experiencia más asertivamente, pero no lo consideramos enferma.

Si usted analiza sus conductas más extrañas, se dará cuenta que cumplieron un propósito en algún momento, puede que en el presente ya no, entonces lo que se ocupa es más opciones para desarrollar más habilidades de respuesta y tener más libertad. En PNL cuando una persona tiene sólo una opción es un robot, si tiene dos está ante un dilema y a partir de la tercera opción puede decidir: empieza la libertad.

Este tema lo trataremos en los siguientes artículos, no olviden si tienen preguntas o consultas no duden en contactarnos. Hasta la próxima.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails