viernes, 29 de octubre de 2010

¿Existen los síntomas psicológicos II?


Ayer decíamos que el modelo médico influyó en muchas ideas que subsisten en la psicología tradicional. La manera en que entendemos los llamados síntomas es un ejemplo de eso. Pero si los abordamos de una manera diferente, se ha comprobado que la evolución de esa "enfermedad" mejora sustancialmente con sólo ese pequeño cambio.

Así, una persona que se considera "gorda" puede verse como alguien que tiene hábitos alimenticios desordenados e indeseables que lo han llevado a tener un peso por encima de la norma médica. Aquí es importante notar que los "síntomas" presuponen una idea que afecta la esfera de la identidad. En PNL existe lo que se conoce por el modelo neuro-lógico de la personalidad (diseñado por Robert Dilts), el cual explica la personalidad en niveles.

El primero el del entorno o el medio, esto es lo externo a nosotros, es lo que nos rodea, casa, trabajo, dónde vivimos y demás. Luego el nivel de conductas, lo que hacemos, hábitos y costumbres. Continúa con el de habilidades y capacidades, esto es lo que podemos hacer con facilidad y maestría, nuestra reserva personal de herramientas personales. El cuarto es el de creencias y valores, lo que pensamos acerca del mundo y los demás, lo que es importante para nosotros y la razón por la que hacemos lo que hacemos. El otro nivel es el de identidad, lo que creemos y sentimos que somos, cómo nos vemos y nos vivenciamos a nosotros mismos.

Cuando nos diagnostican una enfermedad a través de síntomas, nos etiquetan en el nivel de identidad. Eres una "depresiva", "obesa", "obsesiva", "histérica", etc. Pero si consideramos a los síntomas como conductas, emociones y pensamientos indeseados o incómodos, los colocamos a nivel de conductas, por lo que podemos cambiarlos y modificarlos más fácilmente. En cambio, si el diagnóstico afecta nuestra identidad, entramos en conflicto porque cuestiona lo que somos y operar cambios en esa esfera con una etiqueta negativa es más complejo y la carga emocional negativa es mucho mayor, lo que no ocurre cuando lo hacemos en el nivel de conductas.

Espero que estas ideas te ayuden a que la próxima vez que pienses en algo que te hallan diagnosticado, lo asumas desde la forma de hábitos y no algo que eres. Siempre eres más grande que la "enfermedad" que te hallan dicho que tenías, los recursos que posees son siempre mucho mayores que ella. Un diagnóstico no definirá nunca lo que eres. Hasta la próxima.

jueves, 28 de octubre de 2010

¿Existen los síntomas psicológicos?


Las enfermedades físicas se descubren, analizan y tratan a través de síntomas, los cuales define el diccionario de la RAE como fenómenos reveladores de una enfermedad; señales o indicios de que algo va a suceder. En el artículo anterior nos referíamos a que muchos de los conceptos y presuposiciones médicas se habían filtrado a la psicología y la psiquiatría, desarrollando hasta un manual de enfermedades mentales con síntomas al estilo del modelo médico.

Cuando una persona tiene "síntomas" de ser obsesivo, histérico, fóbico, neurótico y demás, (incluso los niños no escapan de estas sintomatologías, como la hiperactividad o déficit atencional), lo que se piensa es que está enfermo mentalmente y que debería buscar ayuda, algo que en nuestro entorno social todavía no está completamente aceptado.

La propuesta nueva de las neurociencias es revisar el concepto de síntoma como tal y sustituirlo por un modelo más apegado a la realidad y a los descubrimientos científicos modernos. Cuando una persona presenta "síntomas" de algo, lo que sucede es que presenta emociones, sentimientos o conductas que se perciben como anormales, poco comunes, extrañas o indeseables, lo que lleva a pensar que se es portador de algún síndrome o enfermedad mental. Cuando en realidad, estos "síntomas" son manifestaciones de un proceso mental que está fuera de contexto. Es decir, una de las presuposiciones de la PNL es que todo comportamiento, por bizarro que parezca, tiene un contexto donde es útil.

Imagínese que a los niños y jóvenes (aunque adultos también) con "sintomas" de hiperactividad o déficit atencional, en vez de abordarlos como enfermos, los consideráramos con un potencial intelectual por encima del promedio que las técnicas actuales no saben aprovechar, cómo cambiarían sus vidas y de las que lo rodean. Las personas con rasgos obsesivos podrían utilizar su obsesión para trabajos de alta precisión, no haría falta eliminar su obsesión, lo que necesitan son estrategias sociales que no sean obsesivas.

No quiero que esto suene demasiado psicológico, así que estas ideas igual se aplican a la cotidianeidad de todos nosotros. Una persona que piense que es depresiva porque tuvo una pérdida, en realidad presenta una conducta emocional que en su misma situación cualquier otro la hubiera presentado, lo que necesita es herramientas para encarar esa experiencia más asertivamente, pero no lo consideramos enferma.

Si usted analiza sus conductas más extrañas, se dará cuenta que cumplieron un propósito en algún momento, puede que en el presente ya no, entonces lo que se ocupa es más opciones para desarrollar más habilidades de respuesta y tener más libertad. En PNL cuando una persona tiene sólo una opción es un robot, si tiene dos está ante un dilema y a partir de la tercera opción puede decidir: empieza la libertad.

Este tema lo trataremos en los siguientes artículos, no olviden si tienen preguntas o consultas no duden en contactarnos. Hasta la próxima.

miércoles, 27 de octubre de 2010

¿Cuánto tiempo debo esperar para un cambio psicológico?


La naturaleza del cambio. Si a usted le preguntan cuánto tiempo se tardaría un médico en tratar una enfermedad como una infección bacteriana en la garganta, posiblemente respondería que muy poco. Una enfermedad del aparato digestivo, posiblemente usted diría que tardaría un poco más y si complicamos la enfermedad, como una alergia persistente o una úlcera, quizá esté de acuerdo en que se durará más. Es decir, hay una relación entre la complejidad y tiempo de desarrollo de la enfermedad y el tiempo de la cura. Todo médico insiste que un mal tempranamente detectado, es más fácil de tratar.

Esta relación entre tiempo, enfermedad y cura del modelo médico ha permeado en las ciencias sociales y si a una persona le preguntan cuánto tiempo dura en curarse una persona que lleva 15 años sin salir de su casa porque tiene miedo a los espacios abiertos, es muy probable que lo considere difícil y largo el tiempo de curación. Lo mismo aplica a una persona que ha sufrido severos traumas emocionales como pérdidas de seres queridos y agresiones, aparte de llevar largo tiempo, podría pensar cualquier persona que ha de ser además doloroso superar esas experiencias.

De alguna manera, la idea de que el cambio es lento, doloroso y difícil es algo que presupone la mayoría de la gente hoy día en lo que se refiere al cambio personal y emocional. Hay un viejo dicho que dice "genio y figura hasta la sepultura" y el más conocido "perro que come huevos ni quemándole el hocico". Esta idea posiblemente refleje lo que sucede en el ámbito médico y como las psicoterapias derivaron de este modelo, es lógico que hallan heredado esa presuposición acerca del cambio.

Los descubrimientos recientes y científicos de las neurociencias, han demostrado que el cambio puede ser fácil, indoloro y rápido. Numerosos terapeutas afamados en Europa y Estados Unidos han evidenciado en sus tratamientos, que se necesita poco tiempo para abordar padecimientos psicológicos, aunque se hallan sufrido por años.

No es algo nuevo, ya se sabe desde hace décadas que el cerebro y la capacidad humana de aprender va más allá de lo que se ha creído normalmente hasta hoy. Que no hay una etapa en la que el ser humano no pueda seguir aprendiendo efectivamente, lo único que cambian son las técnicas. No se trata de que el cambio pueda ser rápido y efectivo, se trata de que es rápido y efectivo. La Programación Neuro-lingüística trabaja desde este modelo, logrando resultados terapéuticos en breve tiempo.

Cualquier persona que halla asistido donde un profesional de PNL puede dar testimonio de este hecho y si usted desea conocer más de PNL, escríbanos a la dirección de correo y con gusto le atenderemos en lo que necesite. Hasta la próxima.

martes, 26 de octubre de 2010

¿Vives en el pasado?


¿Hacia dónde estás orientado en el tiempo? Hay personas orientadas exclusivamente al pasado, son las que su tema de conversación es siempre acerca de las cosas que vivieron antes y por lo general, no son experiencias positivas. No significa que son fracasadas o que no han logrado nada, aunque puede haberlas así. Estas personas pueden haber alcanzado logros importantes, pero su discurso diario es de lamento por su pasado. Por su infancia, traumas, experiencias negativas y demás, con quien sea hablan de lo mismo: su mala suerte en la vida. Usan nfrases como "atado a mi pasado", "mi pasado me persigue", "si tan sólo las cosas hubieran sido diferentes".

Hay personas orientadas exclusivamente al presente, son las que viven el momento, no les importa mucho el mañana o el futuro y parecen que olvidan fácilmente el pasado. Por eso tienden a repetir los errores, y al no tomarle importancia al planificar el mañana, por lo general son irresponsables, descuidados, impuntuales. Carecen de amistades o relaciones importantes y profundas, porque no hay compromiso de ningún tipo con nada pues lo único que importa es el presente. Son muy impulsivos y emocionales y muy inestables en todo lo que hacen y tienen. Su discurso es "vive la vida", "lo único que importa es el presente", "don´t worry, be happy".

Las personas orientadas exclusivamente al futuro no se detienen a valorar el presente, siempre están obsesionadas con proyectos y planes, no salen de uno cuando pasan a dos o tres más; no descansan, parecen estar desconectados emocionalmente de los que los rodean y de ellos mismos, son más propensos a enfermedades del corazón y al estrés. Nunca tiene tiempo libre, descanso o vacaciones, y si las toman, es para trabajar. Difícilmente duermen bien y por lo general necesitan medicarse continuamente para diversos trastornos con tal de no detenerse. Su discurso es "no tengo tiempo", "esto es importante", "tengo que hacerlo yo".

Estos casos extremos son producto de la organización temporal de nuestro cerebro. Esto se conoce en PNL como "líneas temporales" o "línea de tiempo" y es precisamente cómo la mente ubica, cataloga y representa al pasado, presente y futuro. Lo ideal es que haya una representación base, aunque cada persona tiene su particular organización básica. Por lo general (si la persona es diestra) su pasado estaría mejor orientado a la izquierda, el presente de frente y el futuro a la derecha (en el caso de los zurdos, pasado y futuro tenderían a invertirse) Existen además, otras configuraciones, puede ser el pasado atrás y el futuro por delante. Cada persona es diferente, por lo que no existen leyes acerca de esta configuración.

El método de cambiar estas línea temporal es sencillo, pero delicado. Las personas reportan grandes cambios en muchos niveles de su vida, a menudo, después de la sesión, pueden experimentar sensaciones físicas de cansancio o alivio, sin presión y con una perspectiva diferente y renovada de su vida. Visualizan nuevas opciones, toman desiciones fácilmente que antes les costaba mucho y su concpeción de la vida cambia en la mayoría de casos, dramáticamente. Puede que necesites revisar tu orientación temporal, espero que los indicadores anteriores te ayuden y si necesitas más información, pónte en contacto con nosotros y con gusto te ayudaremos. Hasta la próxima.

lunes, 25 de octubre de 2010

Cómo olvidar una expareja


¿Cómo sacarnos de la mente a una persona?Este artículo está diseñado para aquellas personas que desean borrar de su mente o de su recuerdo a alguien indeseable, sea porque terminaron en una relación de pareja o porque fueron tratadas de mala manera, por mencionar sólo dos. Ciertamente, es importante mencionar que no vamos a tener o provocar amnesia, es decir, no es el objetivo "borrar" literalmente el recuerdo, lo que se hará es eliminar esa carga afectiva (sea la que sea) y reducirlo a un simple y sencillo recuerdo pasado.

Lo primero que vamos a hacer, en un lugar sin interrupciones por lo menos en unos 15 minutos, es representar en nuestra mente la imagen de esa persona. Es posible que la veamos muy cerca de nosotros, en una imagen muy grande y detallada. Es importante en este paso darnos cuenta de cómo es esa imagen en la que representamos a esa persona. Si hay movimiento o no, cómo son los colores, el brillo, la nitidez, el tamaño de la imagen en sí; en fin, todas las características propias de ella.

Como segundo paso, se aleja la imagen a una distancia de unos dos metros. Se hará pequeña, aquí lo importante es que la alejes hasta que notes que tu respuesta emocional disminuye significativamente. No importa si la ves o no claramente, lo que se debe lograr es que no sientas casi nada de lo que sentías anteriormente. Puedes moverla hacia la izquierda (si eres zurdo lo puedes hacer a la derecha), de manera que logres disminuir la sensación desagradable que tenías.

El tercer paso es proyectarla en una pantalla de cine. Te imaginas sentado(a) en una butaca y en la pantalla se proyecta esa imagen. El truco está en que al hacerlo, no sientas casi nada y esto se logra manipulando la distancia y el tamaño. Puede ser que te ubiques en una butaca bien alta o que la pantalla sea pequeña o ambas.

El cuarto paso lo realizas cuando la sensación sea pequeña, al ver la imagen proyectada. Te preguntas que pudiste aprender de esa persona, acerca de ella misma, la vida o las relaciones. Posiblemente te des cuenta que te ayudó en algún sentido y que te enseñó algo, tal vez no de la mejor manera, pero aprendizaje al fin. Es importante encontrar ese aprendizaje.

Como quinto paso, luego de que encontraste ese aprendizaje, en esa pantalla ves como esa imagen se aleja en el fondo junto con otros recuerdos relacionados de esa persona. Se van colocando en tu pasado, porque son parte de tu experiencia y aprendizaje en la vida. Poco a poco, se hacen pequeños, lejanos y distantes.

Como sexto paso, respiras profundamente, de manera lenta y pausada mientras piensas como será tu futuro de acuerdo a eso que aprendiste, cómo enriquecerá tu vida y cómo te hará mejor persona; esto en diferentes áreas tal vez no relacionadas directamente con esa persona, ya que la que aprendiste fuiste tú y eso lo llevarás siempre a donde quiera que vayas.

Por último, trata de recordar a esa persona y dáte cuenta de tu reacción, cómo ha cambiado, puede que la veas en tu recuerdo o no, pero definitivamente te percatarás de que será distinto.

Si por alguna razón te atascas en algún paso, puede que haya algo que no te deja desprenderte de ese recuerdo, habrá que revisar qué será. Generalmente es por hacer el procedimiento muy deprisa o a la ligera. También, no está indicado en experiencias muy traumáticas, ya que por lo general hay que trabajarlas un poco más

De todas maneras, pueden consultar a través de los comentarios o por el correo. Espero les sirva de mucho. Hasta la próxima.

viernes, 22 de octubre de 2010

¿Cómo usar la mente para perder peso?


Considerada como la mayor pandemia por la OMS, la obesidad y el sobrepeso es algo con lo que día a día luchan miles de personas en el mundo, por no decir millones. Los tratamientos están a la orden del día; nutricionistas, acupuntura, planes de ejercicios, homeopatía, tratamientos médico-quirúrgicos, pastillas mágicas y tantos otros de todos los tipos y de todos los gustos.

La PNL ofrece herramientas para lograr operar el peso corporal de una forma integral y natural. La estrategia general contempla en primer lugar un análisis de la representación mental del cuerpo, es decir, del holograma corporal según los términos de PNL. Esto significa investigar cómo la persona visualiza su propio cuerpo, en diferentes niveles y desde diferentes perspectivas, esto permite conocer cómo se pautan procesos metabólicos desde la mente.

En segundo lugar, se indaga desde cuándo, cómo y hasta por qué la persona ha subido de peso y que ha hecho para bajar. En su historia personal, se analiza qué hace el sobrepeso por la persona, que gana y que perdería si bajara de peso. Esto porque el cuerpo es un sistema con la mente y cualquier cambio o resistencia al cambio tiene una razón en algún nivel del individuo.

En tercer lugar, se diseña un futuro donde la persona se desenvolvería siendo baja de peso, se estudian las reacciones a diferentes contextos para prevenir retrocesos en el proceso de operar el peso corporal.

Por último, a través de procesos neurocognitivos específicos y algunas sugestiones hipnóticas, se hace un balance entre los componentes mentales, nutricionales, corporales, sociales y familiares para que el proceso sea natural, balanceado y sistémico y se minimicen los riesgos o probabilidades de rechazo o resistencia a la pérdida de peso.

Estos procesos no son secuenciales, sino que forman una unidad de intervención sistémica donde se entrelazan para obtener mejores resultados. Cada caso es especialmente diferente y hay que tener consideraciones únicas e individuales con cada uno.

El objetivo final no es simplemente bajar de peso, sino poder entender el metabolismo propio para tener una alimentación sana y balanceada regida por indicadores metabólicos internos y no por itinerarios externos.

martes, 19 de octubre de 2010

Visualizar ¿Qué es eso?


Existe evidencia cada vez mayor de que los procesos de visualización son primordiales en procesos metabólicos del organismo humano. Por ejemplo, en los deportistas de élite mundial la visualización del desempeño de sus habilidades cobra cada vez más auge como parte de su entrenamiento. Así mismo, en pacientes con enfermedades terminales, la visualización juega un papel importante en la calidad de vida que llevan e incluso en las remisiones que se han documentado.

La psiconeuroinmunología ha demostrado en sus investigaciones que hay una relación directa entre nuestros pensamientos y nuestro organismo físico (cuerpo); aunque la neuro-química no es del todo comprendida es indudable que la calidad y frecuencia de los pensamientos incide directamente sobre la salud del cuerpo.

Un pilar de muchas técnicas de PNL es precisamente la visualización, como sistema de entrada de información (input) y como representación de la experiencia (conjuntamente con las submodalidades que la componen); son una poderosa herramienta para lograr influenciar estados físicos desde la mente.

Aunque la manera en que la PNL la utiliza es novedosa, el principio es antiquísimo y de cultura popular. Puede hacer esta prueba: piense en un limón ácido o en la comida que prefiera, si lo hace concienzudamente y llega a olerla, saborearla y casi hasta tocarla, habrá notado que saliva y que en su estómago aparecieron sensaciones físicas y reacciones fisiológicas desencadenadas por un pensamiento.

Es importantísimo este principio cuando la PNL interviene en las llamadas enfermedades psicosomáticas, en el estrés, trastornos del sistema digestivo, cáncer, SIDA y en un sinfín de padecimientos más, también en el control de peso, en el aprendizaje de nuevas habilidades, entre otras muchas aplicaciones.

Apenas la ciencia está descubriendo el impacto de este descubrimiento, en tanto, la PNL ofrece disfrutar de sus múltiples beneficios.

lunes, 18 de octubre de 2010

Desarrollo humano desde la PNL


Una de las evidencias de que la PNL es muy versátil, es que ofrece respuestas ante preguntas que marcan el límite de otros modelos de autoayuda o de teorías del cambio humano.

Por lo general, la regla es que estas teorías se proponen reponer, reparar, restaurar o arreglar algo que está mal; sean enfermedades, trastornos, síndromes, padecimientos o cualquier otra eventualidad de índole o connotación negativa. Algunas incluso vienen con una teoría incluida acerca del perfeccionamiento “correcto”, el origen de los problemas y las maneras de cómo solucionarlos. Algunas otras pueden enfatizarse en uno o varios de estos conceptos.

¿Qué pasaría si un cliente llega donde uno de estos profesionales y le dijera que quiere sentirse mejor? Posiblemente le preguntaría “¿qué problema tiene?”, el cliente entonces le respondería “no tengo absolutamente nada. Es que quiero estar mejor, desempeñarme más excelentemente en lo que hago. Quiero incrementar mis resultados.” Tal vez el profesional sospecharía que le están tomando el pelo, de que hay algo oculto en sus intenciones o que hay un problema de fondo subyacente, tal vez en su inconsciente. Lo cierto es que no tendría respuesta ante esa demanda, lo que probablemente haría es persuadirlo de su objetivo y lo invitaría escudriñar sus motivaciones.

La PNL ofrece la respuesta para optimizar la habilidad que la persona desea. Sus técnicas permiten mejorar cualquier actividad humana de acuerdo a los patrones mentales de quien la realiza.

No sólo se enfoca en las conductas problema, también puede desarrollar el potencial humano que existe en cada uno de nosotros. Einstein decía que solamente usamos el 10% de nuestra capacidad cerebral, hoy día tenemos la tecnología para empezar aprovechar el otro 90%.

viernes, 15 de octubre de 2010

Anclas en la PNL


¿Ha tenido la experiencia al escuchar una canción de evocar recuerdos específicos? O ¿ha visto un lugar que inmediatamente lo lleva a sentirse de cierta manera? O ¿algún olor o sabor desencadena en usted una reacción específica e inmediata? Pues estos fenómenos de estímulo y respuesta se llaman anclas en PNL.

El cerebro funciona haciendo asociaciones entre eventos, algo que los psicólogos conductistas han estudiado mucho basándose en los experimentos de un ruso de apellido Pavlov.

Muchas veces se anclan estados de manera inconsciente, una pareja en enamoramiento por ejemplo. Cuando la emoción está al tope, escuchan una melodía o se acostumbran verse en algún lugar, entonces se ancla la emoción con el estímulo (visual o auditivo o ambos). Cuando un profesor está hablando y dice “es importante… ” O “esto puede salir en el examen” los alumnos inmediatamente escriben. Cuando un gesto fruncido provoca en nosotros una emoción específica, hay un ancla de por medio; igual si sucede con un tono de voz. De hecho, el reloj puede desencadenar el hambre en muchas personas y no su estómago. Incluso los estímulos pueden ser internos, como cuando después de cierto tiempo de no dormir la persona se enfada o estresa.

La fisiología de las anclas es muy básica, a nivel nervioso no pasan por la corteza cerebral las asociaciones, por lo que la persona prácticamente no tiene injerencia sobre estas reacciones que se desencadenan; aunque sus efectos pueden ser muy poderosos, en una fobia por ejemplo. Una variante de las anclas son los bucles calibrados, que se da entre 2 o más personas, en las cuales basta solamente un gesto para desencadenar en el otro una respuesta determinada, ésta a su vez provoca otra que contesta con otra y así sucesivamente.

El uso de las anclas es muy diverso y tiene muchas utilidades en la PNL y cada una tiene sus características. Las más intensas son las olfativas, las auditivas suelen ser muy discretas y también inconscientes, las visuales socialmente establecidas, sin mencionar que el lenguaje en sí es un conjunto sofisticado de anclas.

Es un principio muy simple, pero muy efectivo en el campo del cambio personal. Así que la próxima vez que se dé cuenta de que ante un estímulo concreto presenta siempre una reacción definida, está descubriendo una de las muchas anclas que tiene usted.

jueves, 14 de octubre de 2010

¿Cómo funciona la mente? (sistemas de representación)


Nosotros percibimos y pensamos utilizando los mismos cinco canales que usamos para experimentar el mundo a nuestro alrededor: nuestros sentidos. Ellos son las ventanas al mundo exterior, pero también son los canales que dan forma a nuestro pensamiento y usted, con un poco de paciencia y agudeza mental lo podrá comprobar.

Los cinco sentidos en PNL se conocen como los VAKOG, visual, auditivo, kinestésico (tacto), olfativo y gustativo; por razones fisiológicas y prácticas, los dos últimos se toman dentro del kinestésico, quedando con tres canales principales, los VAK.

Las personas que utilizan primordialmente lo visual, son personas que piensan rápido, son buenos en ortografía y matemáticas, sus movimientos son tranquilos y cadenciosos, son ordenados, limpios y cuidan mucho su apariencia y se fijan en los detalles. Cuando hablan lo hacen con un tono firme y medianamente alto y rápido y muchos de sus gestos con las manos y caras lo hacen alrededor de los ojos y cejas, la barbilla está levantada y gustan de mirara a la gente a los ojos y desean que los miren a su vez. No se sienten bien con el ruido excesivo, es buen planificador a largo plazo. Su respiración se centra a la altura superior del pecho y hombros y sus adjetivos o palabras más utilizadas son las que tienen que ver con lo visual, expresiones como “nítido, claro, puntos de vista, desde otro ángulo o perspectiva, imaginar, etc.”

Las personas que utilizan el canal auditivo primordialmente, son más parsimoniosas en todo lo que hacen, sus movimientos son rítmicos y a veces un poco lentos; pueden hablar solos, son distraídos, leen moviendo los labios, repiten bien, aunque tienen problemas con ortografía y matemática, aman la música y son buenos imitadores de sonidos y voces; sus movimientos con las manos se dirigen cerca de la boca o de las orejas, evitan el contacto visual cuando hablan para poder hablar bien. Su respiración es lenta y se centra en el pecho y abdomen; sus palabras y adjetivos preferidos son expresiones como “me gusta como suena, es música para mis oídos, ahh, humm, etc.”

Las personas kinestésicas son las que preferiblemente utilizan el tercer canal. Su movimiento es muy lento, su voz es grave y su tono bajo; le gusta sentir físicamente el contacto durante la comunicación; usa mucho el cuerpo durante una conversación, aprenden haciendo y caminando, lee señalando y utiliza sus músculos en casi todas sus actividades, su intuición está generalmente muy desarrollada. La respiración se centra en la parte baja del abdomen. Son muy expresivos y efusivos en el contacto personal, gustan mucho de hacer toques con la mano y abrazan mucho. Sus palabras tienen que ver con las sensaciones físicas “fuerte, débil, tango que sopesar antes de decidir, no me sienta bien, lo hallo chocante, me hace sentir cómodo, etc.”

Podemos y de hecho, usamos los tres canales continuamente, por lo general tenemos uno de preferencia. Cuando lo notamos en la otra persona y le hablamos utilizando el canal que ella usa, la conversación es más fluida y se tiene la sensación de aceptación y confianza y disminuyen los malos entendidos. Es un tip para una comunicación efectiva en todos los ámbitos de nuestra vida.

martes, 12 de octubre de 2010

Influencia y manipulación


El conocimiento es poder, sin duda alguna; parte del argumento de la película “El libro de los secretos”, cuyo protagonista principal es Denzel Washington, se basa en esta máxima. Las teorías psicoanalíticas y psiquiátricas han debatido ampliamente acerca del poder en la relación psicoterapeuta paciente.

En otros artículos hemos explicado como la PNL utiliza el lenguaje y la hipnosis (que no es más que un tipo específico de lenguaje); para producir cambios en las personas y lograr efectivas transformaciones en la gente, a veces tan sólo en minutos. Surge entonces una pregunta que tiene que ver con la ética ¿este conocimiento o tecnología puede ser peligrosa?, ¿puede utilizarse para manipular a la gente a favor de deseos o intereses personales del terapeuta o alguien más?

Dejaremos claro un par de conceptos antes de intentar responder las preguntas. Todo proceso de comunicación está basado en la influencia, ese es el objetivo final de toda comunicación, sea consciente o inconsciente. El pretendiente influencia a la chica para que lo acepte, lo hace el vendedor que quiere que compremos su producto, lo hacen los políticos por el voto, las empresas productoras de Hollywood para que veamos sus películas y así sucesivamente; es más, toda campaña publicitaria de quien sea y de lo que sea tiene como objetivo influenciar, por lo tanto, no se puede no influenciar.

Por otro lado la manipulación en nuestro medio tiene una connotación negativa, incluso una de sus acepciones es servir a intereses particulares, trasmite la idea de que manejo o engaño a una persona para mis fines personales y egoístas sin importar lo que ella piensa o sienta. Los principios de la comunicación humana son en sí neutrales. Los uso Mahatma Gandhi para lograr la independencia de la India o Jesús en sus sermones y Hitler para movilizar a una nación al genocidio o los líderes sectarios que se han llevado al suicidio a cientos de personas. Los usa también el pedófilo para engañar a un niño y un psicoterapeuta para evitar que una persona se suicide. Es la intención de cada uno lo que hace la diferencia, no los principios en sí mismos.

Siempre habrá influencia mientras haya comunicación, no puede ser de otra manera. La respuesta a ambas preguntas es afirmativa, pero en la realidad siempre ha sido así, no es algo nuevo, ese peligro existe desde que existe la comunicación humana.

lunes, 11 de octubre de 2010

Viviendo sin respuesta?


Muchos de nosotros en algún momento de nuestra vida hemos demandado respuestas, ante un hecho inesperado, doloroso o angustiante. Queremos respuestas ante circunstancias que nos acontecen, muchas de ellas en medio del desastre y otras tantas acerca de temas como la muerte, la vida, el más allá, entre muchos otros temas.

No son infrecuentes los padecimientos o las depresiones a causa de no encontrar la respuesta acertada a las preguntas que tenemos. Y es frecuente esperar ansiosamente esa respuesta para lograr alcanzar la paz o la felicidad que anhelamos, a través de una razón o explicación. Creemos entonces en la importancia de la respuesta, la preponderancia del saber o no saber.

Pero la PNL ofrece otra alternativa, tal vez obvia, pero no lo suficientemente considerada: el valor de la pregunta. Por encima de la respuesta. John Grinder tenía la habilidad, según cuentan quienes trabajaron con él, de que en sus intervenciones solía hacer una sola pregunta, con la cual, para intentar siquiera contestarla, la persona tenía que considerar una serie tan grande de alternativas y presuposiciones que ya no podía ver la situación de la misma manera. Una forma muy elegante de intervenir sin duda alguna.

En la película Matrix, cuando Neo conoce a Trinity, ella le dice algo como “la pregunta es lo que te impulsa Neo” (excelente película por cierto) las preguntas van más allá de la respuesta, porque la contienen; no es al revés, preguntar correctamente es todo un arte, una ciencia; en cambio, responder se limita a saber o no saber. Preguntar es propio de los que van más allá, con una pregunta Einstein develó la posibilidad de una idea que se convirtió en la Teoría de la Relatividad, para nombrar tan sólo un ejemplo.

Cuando hacemos la pregunta correcta, definimos un patrón de pensamiento, orientamos todos nuestros recursos en la dirección que plantea la pregunta. Imaginen si planteáramos las interrogantes precisas. Cuando ello sucede, la respuesta, si bien apreciada, se queda corta ante el horizonte que se vislumbra desde la pregunta.

¿Demasiado filosófico? Creo que no. Si lo meditan, tal vez logren un cambio en su pensamiento y la próxima vez que ante un dilema demanden una respuesta, deténganse, piensen en las preguntas que están haciendo, ellas marcarán el curso de sus acciones y sentimientos. No lo olviden. Hagan la prueba.

domingo, 10 de octubre de 2010

Una manera efectiva para descansar bien


Anteriormente, publiqué un artículo acerca del insomio y cómo abordarlo. Pero también hay ocasiones en las que la persona puede conciliar el sueño cuando se acusta, pero se despierta constantemente o "piensa dormido" en los asuntos del día, de manera que se levanta sin haber descansado en ambos casos.

Cuando ello sucede pueden intentar aplicar el siguiente formato:

Paso #1: Buscar lo peor y lo mejor que hayas vivido en el día.

Paso #2: Evoca la experiencia negativa con lujo de detalle. Esto es, recrear en tu mente el o los episodios negativos que viviste durante el día. Dónde estuviste, qué escuchaste, qué viste, qué oliste, cómo te sentiste y toda otra información que puedas recuperar.

Paso #3: Pregúntate desasociado ¿Qué alternativas pude haber tenido? Al decir desasociado, es que pones el recuerdo como en una pantalla en tu ojo mental, como si lo vieras en un plasma o cine y le das pausa a la escena mientras piensas en las opciones.

Paso #4: Revives la experiencia nuevamente, pero le incorporas las opciones que pensaste anteriormente. Esto lo haces con cada recuerdo negativo si es que hubo más de uno durante el día.

Paso #5: Evoca la experiencia positiva con lujo de detalle. Cómo lo hiciste en el paso #2.

Paso #6: Pregúntate desasociado ¿Qué pude haber hecho aún mejor?

Paso #7: Revives la experiencia nuevamente, incorporando las opciones que pensaste anteriormente. Esto lo haces con cada recuerdo positivo si es que hubo más de uno durante el día.

Esta simple estrategia resulta ser muy efectiva para re-hacer el día y poder dormir cómodamente sin despertarse constantemente. Además, permite una retroalimentación del día y nos facilita aprender de las experiencias negativas y positivas.

Espero que este formato ayude a muchos de ustedes, especialmente a nuestro lector Terox, que nos planteó esta otra posibilidad. Dulces sueños a todos.

Requisitos para convertirse en un profesional de PNL


Contrario a lo que muchos pueden pensar, ser profesional de psicología no es un requisito para desarrollarse como profesional de PNL. Es más, no se requiere alguna carrera o estudio universitario como otros piensan, incluso personas que se han dedicado a otras tareas diferentes a la educación pueden convertirse en profesionales de PNL.

Esto porque sus principios y técnicas no requieren fundamentarse en otras disciplinas, de manera directa, porque como rama del conocimiento pertenece a las neurociencias. Sin embargo, es importante tener claro que usted quiera adquirir las habilidades que le ofrece la PNL y piense dónde las quiera utilizar, es decir, en qué contexto, que usted tenga claro que es lo que necesita y quiere, donde la utilizará y cómo lo hará.

Si usted es un profesional de la salud y quiere mejorar o añadir a su repertorio técnicas para el cambio personal; si es una persona que trata con muchos clientes y su negocio se basa en las relaciones personales; si es un empresario que requiere de procesos efectivos y prácticos para implementar en su negocio; si es líder de un grupo de personas que están bajo su tutela, la PNL tiene mucho que ofrecerle a usted.

En el mundo la PNL se aprende y enseña a través de talleres, seminarios y cursos que dependen del objetivo y profundidad para determinar su duración. En Estados Unidos existe la Universidad de NLP creada por Robert Dilts, en Inglaterra y Alemania cuentan con varias academias y centros de formación.

Acá en el país, al tratarse de una disciplina relativamente nueva, se está planificando realizar un instituto para la investigación, desarrollo y capacitación de la PNL, como en otros países de la región.
Por lo demás, una mente curiosa y creativa, deseos de aprender cosas nuevas y de implementar estrategias funcionales, son algunas de las principales cualidades de alguien que quisiera emprender la aventura de convertirse en practicante de PNL.

martes, 5 de octubre de 2010

Venciendo el pánico escénico


Cuando alguien tiene miedo o pánico a la hora de hablar en público, realizar una exposición o hacer una presentación de cualquier tipo o actividad que incluya exponer un tema ante un grupo, decimos que tiene pánico escénico.

Prácticamente todos los casos tienen un proceso mental similar, la persona crea imágenes imponentes e intimidantes acerca del público; personajes grandes que la miran fijamente, se burlan, se ríen o critican sin piedad, es comprensible que ante esta imagen se sienta extremadamente incomoda.

Reconocer esta imagen es el primer paso para trabajar estas situaciones. Luego lo que procede es modificar la imagen a través de las submodalidades. Al cambiar la forma por lo general el contenido cambia, modificando automáticamente el sentimiento y aumentando así los recursos de los que dispone la persona para enfrentar esas situaciones.

Puede presentarse el caso de que la persona tenga un episodio real en su historia personal que desencadena este pánico, pero puede trabajarse utlizando este mismo método.

Eventualmente la persona puede oír voces críticas que desencadenen la respuesta incómoda, entonces se trabajan las submodalidades de esa voz, como la velocidad, intensidad, timbre, localización, etc.; aunque en la práctica las imágenes están presentes siempre, pero no decimos que así tenga que ser.

La gente tiende a creer que los cambios han de ser lentos, dolorosos y costosos. Pero esa es sólo una manera de realizarlos, más bien corresponde a la excepción y no a la regla. En todo caso, es un comentario de las técnicas utilizadas y de la habilidad del terapeuta.

En PNL creemos que los recursos de aprendizaje del cerebro humano son innumerables y hasta ahora es que tenemos una vaga idea de todo el potencial que esto conlleva. Respetamos eso y trabajamos de acuerdo con esa presuposición.

lunes, 4 de octubre de 2010

Ataques de pánico ¿Qué hacer?


Para muchas personas que sufren ataques de pánico o miedos intensos ante ciertas situaciones, es fácil que se confundan y crean que sufren de una fobia. En realidad, son dos casos muy diferentes. Una fobia es un asunto de estímulo y respuesta, el estímulo (algún animal, la altura, los gusanos, los insectos, etc.) es lo que provoca inmediatamente una reacción intensa, desproporcionada e incontrolable; sin importar dónde o cómo sean las circunstancias, la respuesta es igual.

En cambio, los miedos, entre los que se incluyen los ataques de pánico, son el resultado de una estrategia cerebral elaborada por la persona que los sufre. En ciertas ocasiones y bajo ciertas circunstancias, la reacción presenta características diferentes en intensidad, tiempo que dura, incluso puede habar días en que la sensibilidad es mayor a otro. Esto no ocurre con las fobias.

Ahora que la distinción la tenemos clara, enseñaremos las pautas generales para superar estos ataques. Primero se busca la imagen o el conjunto de ellas o la película que la persona se proyecta en su mente que desencadena el ataque. De hecho, la base de estos ataques es una sofisticada visualización que provoca la respuesta. La persona concientemente puede que de momento no se percate, pero si detiene su pensamiento lo suficiente podrá localizar esta imagen.

lo segundo que hay que hacer es manipular las características de la imagen, en términos de PNL, las submodalidades. Puede ser que la persona tenga una película tipo 3D a todo color, entonces se procede a cambiarla a una imagen fija blanco y negro, se puede hacer más pequeña y alejarse, se puede manipular el brillo, el contraste o la nitidez, hasta lograr que la intensidad varíe significativamente hasta casi desaparecer.

Como tercer paso, se diseña una película con las submodalidades originales de la primera imagen, la que desencadenaba la respuesta, siguiendo el ejemplo que pusimos, una película 3D a todo color con un contenido de recursos para la persona.

En cuarto lugar, se regresa a la imagen original y se le hace un recuadro pequeño en una esquina donde se coloca la segunda imagen, en un segundo se achica la primera mientras emerge la segunda. El truco está en repetir esto varias veces lo más rápido que se pueda.

Al terminar, se revisa tratando de regresar a la imagen original a ver si se puede y si se obtiene algo de la respuestas original. Si no , el cambio está hecho, si se obtiene la respuesta de nuevo, se repite el procedimiento esta vez más rápido.

En PNL los resultados se pueden obtener de muchas formas, este procedimiento es tan sólo uno entre muchos que se pueden aplicar. Si al aplicar este procedimiento no cede el ataque, es mejor consultar con un profesional de PNL que de seguro le ayudará.

viernes, 1 de octubre de 2010

Elaborando el duelo


La experiencia de la pérdida no se limita a la muerte de un ser querido, puede incluir también una pérdida de trabajo, un sueño, una mascota, un objeto, una persona que no se muere pero se va lejos para no volver, incluso una habilidad física o mental.

En muchos libros, se enseña que el duelo puede llevar hasta un año para superarlo y que consta de varias etapas que la persona tiene que atravesar si quiere superarlo. Esto puede ser muy común, pero no abarca todas las posibles formas de resolver o elaborar un duelo. Es posible realizarlo en una forma rápida y positiva. La mayor objeción de la gente es que si lo hace así significaría "que no me importaba", "que no lo amaba tanto" o "que estoy feliz de que esto pase" Pero estas objeciones son un comentario del significado del amor y la relación que se tenía basadas en creencias erróneas.

El sentimiento negativo está asociado a la vívida representación de imágenes que remiten a recuerdos tristes, dolorosos, de enojo con la persona que ya no está. Incluyen cosas que se hicieron y dijeron que provocan dolor porque no se quisieron hacer o decir de verdad así como también cosas que no se dijeron o no se hicieron. Son cosas cotidianas que se hacemos o decimos continuamente a mucha gente, pero como ya no está, entonces el cerebro las codifica de cierta manera a través de submodalidades específicas.

Los recuerdos positivos que se tienen de esta persona, fuente de alegría y amor, pasan a segundo plano; como si la mente resaltara lo negativo y escondiera lo positivo, esto lleva a la persona a recordar con dolor y culpa y no a través del amor que se tenían.

El detalle está en preguntar cómo representa a la persona que se fue. El objetivo es cambiar las representaciones para que la persona recuerde los momentos positivos y especiales, brindándole herramientas positivas para enfrentar la situación total.

No se trata de olvidarla ni de hacer que la persona se vuelva frívola, se trata de rescatar todo lo positivo que aprendimos y enseñamos con esa persona; reconocer que gracias a ella somos mejores personas; que nos legó aspectos especiales y únicos que nadie puede robar; es saber que aunque físicamente no esté, nuestro amor no se limita a su presencia física, sino que va más allá de lo que podamos ver o tocar.

Un duelo representa un cambio dramático en la manera en que vivimos la vida, estamos totalmente de acuerdo en que no será la misma. Pero esa transición no tiene por qué ser depresiva, la vida cambiará en el sentido de ser más rica, plena y nosotros seremos más sabios y maduros y más íntegros como seres humanos.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails