lunes, 13 de septiembre de 2010

Mil y un maneras de conseguir el mismo resultado


Una de las presuposiciones de PNL es que existen 1001 formas de obtener el mismo resultado, o sea, aunque haya formatos (se le denomina así en PNL al procedimiento específico para trabajar ciertos malestares) definidos para eliminar de manera fácil y efectiva padecimientos, no quiere decir que sean la única forma de hacerlo.

Un error de los que han leído algo de PNL, es cree que un neuroprogramador es aquel que conoce y aplica formatos determinados, pero quien hace esto no es más que terapeuta que aplica técnicas de PNL, no un verdadero neuroprogramador.

Un verdadero neuroprogramador es aquel que conoce los principios sobre los que se basan los formatos, pudiendo así variar el procedimiento y obtener el mismo resultado. Con ello se respeta la individualidad de cada persona, puesto que si todos son diferentes, los tratamientos en alguna medida han de diferir. Por ejemplo, si a una persona le cuesta crear imágenes conscientemente y el formato requiere su elaboración, un neuroprogramador sabrá que hacer, un terapeuta corriente quedaría sin opciones.

Tradicionalmente, sui una persona acude a un terapeuta para tratar su depresión, éste le recomienda su tratamiento y no funciona, las opciones del terapeuta son tachar a la persona de resistente o de que no está lista para el cambio, en el mejor de los casos. ¿Qué pensaría usted si llevar su carro al mecánico y éste le dijera que el carro se resistente al cambio?, o ¿si le cobrara aún cuando le dijera que el cambio o reparación no la efectuó por que no estaba lista para ello? Resulta que es lo mismo con las personas, ¿no cree?

El que un psicoterapeuta no pueda tratar a una persona, es un comentario acerca de su habilidad o flexibilidad, no de quien llega pidiendo ayuda. En todo caso es él el que usa los recursos que tiene para lograr cambios en las personas.

Por ello, un neuroprogramador se preocupa tanto por conocer con exactitud y detalle todas las variantes de un formato, porque conoce los principios del procedimiento, lo reinventa constantemente; de acuerdo a su estilo y a la persona que tiene enfrente. La PNL no se jacta de que sus métodos sean los únicos, son una de las múltiples formas que hay para obtener el cambio. En el mejor de los casos puede ser una forma elegante, rápida e indolora, incluso hasta divertido, pero no es la única: el monopolio de la verdad no está en manos de la PNL.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails