jueves, 30 de septiembre de 2010

¿Cómo resolver el insomnio?


Gran cantidad de personas hoy día tienen problemas a la hora de dormir. Recurren cada vez más a medicamentos, muchas veces autorecetados con peligrosas consecuencias a largo plazo, como corresponde al consumo masivo de todo fármaco.

Desde la PNL, el trabajo básico para este padecimiento es el siguiente. Cuando utilizo el término básico, es considerando que el insomnio es el problema y no la consecuencia de alguna otra cosa. Si se trabaja de esta manera y se elimina el problema perfecto, si no es así, hay que barajar la posibilidad de que sea señal de que algo requiere más información por una persona especializada.

Lo primero es que usted se tome el tiempo para pensar cómo es que se mantiene despierto. Puede que su cuerpo esté sobre la cama, pero su mente esté lejos en algún otro lugar ocupada de muchos asuntos. ¿Qué es lo que pasa por su mente?, ¿qué imágenes ve usted, o que se dice o que oye en su cabeza? Podrían ser asuntos relacionados a su trabajo, futuro, situación económica o problemas familiares, personales o demás.

En la mayoría de los casos esta información es suficiente para determinar que la persona hace cualquier cosa en su mente excepto prepararse para dormir. Modificar estos pensamientos paralelo al diseño de una estrategia de prioridades es suficiente.

Lo segundo es revisar sus hábitos de acostarse. Todos tenemos un ritual antes de dormir, ¿cómo es el suyo? Lo prepara para descansar o más bien lo preocupa para el día de mañana; lo ayuda a relajarse o más bien le pone más despierto, estresado y activo.

Es importante subrayar que los hábitos preliminares antes de acostarse son parte de una efectiva estrategia para dormir y descansar bien. Por lo general funcionan mejor cuando van acorde con otros hábitos de la persona, como lo son los relacionados al descanso, levantarse al otro día, puntualidad, responsabilidad y demás.

Como tercer factor, podría considerarse la alimentación previa a la hora de dormir, el sedentarismo o actividades físicas cotidianas y el historial de sueño de la persona. En ocasiones, estas son variables importantes a considerar en estas situaciones.

La realidad es que al tratarse de una necesidad biológica el dormir, poder vencer el insomnio es relativamente fácil y no tiene por qué conllevar mayores complicaciones a la hora de tratarlo.

2 comentarios:

  1. Por lo menos en mi caso, lo que me causa insomnio son los problemas que no puedo apartar de la mente. A veces no es cuestión de no poderse dormir, sino que se despierta uno en la madrugada, y entonces sí que cuesta volver a conciliar el sueño. ¿Hay alguna técnica para alejar del pensamiento esos problemas o situaciones que no dejan dormir?

    ResponderEliminar
  2. Lo que sucede en esos casos es que la mente está programada para despertarse en la madrugada. Entonces lo que puedes hacer es aplicar una estrategia que se llama "Relaboración del día", donde se canalizan los problemas y así se espera que ya no te despierten. Acá no tengo espacio para describirla, pero la otra semana te prometo que la explicaré en un artículo. Gracias por tu participación.

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails