jueves, 30 de septiembre de 2010

¿Cómo resolver el insomnio?


Gran cantidad de personas hoy día tienen problemas a la hora de dormir. Recurren cada vez más a medicamentos, muchas veces autorecetados con peligrosas consecuencias a largo plazo, como corresponde al consumo masivo de todo fármaco.

Desde la PNL, el trabajo básico para este padecimiento es el siguiente. Cuando utilizo el término básico, es considerando que el insomnio es el problema y no la consecuencia de alguna otra cosa. Si se trabaja de esta manera y se elimina el problema perfecto, si no es así, hay que barajar la posibilidad de que sea señal de que algo requiere más información por una persona especializada.

Lo primero es que usted se tome el tiempo para pensar cómo es que se mantiene despierto. Puede que su cuerpo esté sobre la cama, pero su mente esté lejos en algún otro lugar ocupada de muchos asuntos. ¿Qué es lo que pasa por su mente?, ¿qué imágenes ve usted, o que se dice o que oye en su cabeza? Podrían ser asuntos relacionados a su trabajo, futuro, situación económica o problemas familiares, personales o demás.

En la mayoría de los casos esta información es suficiente para determinar que la persona hace cualquier cosa en su mente excepto prepararse para dormir. Modificar estos pensamientos paralelo al diseño de una estrategia de prioridades es suficiente.

Lo segundo es revisar sus hábitos de acostarse. Todos tenemos un ritual antes de dormir, ¿cómo es el suyo? Lo prepara para descansar o más bien lo preocupa para el día de mañana; lo ayuda a relajarse o más bien le pone más despierto, estresado y activo.

Es importante subrayar que los hábitos preliminares antes de acostarse son parte de una efectiva estrategia para dormir y descansar bien. Por lo general funcionan mejor cuando van acorde con otros hábitos de la persona, como lo son los relacionados al descanso, levantarse al otro día, puntualidad, responsabilidad y demás.

Como tercer factor, podría considerarse la alimentación previa a la hora de dormir, el sedentarismo o actividades físicas cotidianas y el historial de sueño de la persona. En ocasiones, estas son variables importantes a considerar en estas situaciones.

La realidad es que al tratarse de una necesidad biológica el dormir, poder vencer el insomnio es relativamente fácil y no tiene por qué conllevar mayores complicaciones a la hora de tratarlo.

martes, 28 de septiembre de 2010

El mapa no es el territorio

¿Qué es real? Un empleado ingresa a la oficina donde se reúnen tres directores. No los saluda, no les dirige la mirada, recoge un documento de un estante y sale de la oficina. Uno de los directores reacciona – ¡Qué mal educado se ha vuelto este señor! Ni siquiera saluda- el otro presenta una opinión diferente –creo que no quiso interrumpirnos- mientras el tercero plantea otra hipótesis –era obvio que algo le pasó, lucía enfermo y preocupado-.

El mundo que nos rodea, independientemente de que tengamos consciencia de éste, es el territorio. Es la apreciación subjetiva que tenemos del mundo. Dependiendo de la crianza, cultura, circunstancias, información disponible, etc. percibiremos el territorio (realidad) de diferentes maneras.

Si nuestra manera de percibir la realidad coincide con la de otros consideramos que estamos siendo objetivos, no obstante, quienes tienen otras explicaciones de los mismos hechos también coincidirán con otras personas y eso también sería objetivo.

¿Entonces? No podemos apreciar la realidad, el territorio del universo interno y externo existe en nuestra mente según nuestro punto de vista por lo que tenemos simplemente una representación de esa realidad con la simbología que creamos conveniente, es decir, mediante nuestros mapas.

La cartografía con la que apreciamos el mundo es la mejor que poseemos en este momento. Es la que nos permite vivir y llegar hasta donde estamos. Tomar consciencia de que podemos cambiar nuestro diseño de mapas es reconocer que nuestra reacción a los eventos carece de relación causa-efecto con la realidad… porque la realidad no existe en nuestra mente… la creamos y transformamos según nuestra posibilidad y necesidad.

Nuestra forma de ver el mundo no obedece a una estructura inquebrantable. Es una relación transaccional con nuestra experiencia, riquezas y miserias lo que nos hace avanzar, detenernos o retroceder en nuestros objetivos.

Confundir el mapa con el territorio es limitar la comunicación con los demás y consigo mismo, es enajenarse respondiendo a estructuras creadas por intereses ajenos y privarse de la oportunidad de evolucionar.

Al conocer que nuestro mapa puede ser enriquecido y mejorado es abrir la puerta de la oportunidad ya que podemos agregar elementos que nos guíen mejor a nuestras metas, retirar aquellos que son lastre del progreso y, al tomar confianza, emprender mejores viajes.

Si aprendemos a diseñar-programar nuestros mapas podemos definir nuestro rumbo. Si no lo hacemos otro lo hará por nosotros y a conveniencia de sus intereses.

lunes, 13 de septiembre de 2010

Las presuposiciones de PNL


En PNL existen lo que se denominan presuposiciones, son como una hipótesis con la diferencia de que cuando se plantea una de ellas, en la investigación o experimento se determina su validez para aceptarla o rechazarla. En tanto una presuposición no pretende ser verdad, se actúa como si lo fuera, pero es irrelevante determinar o comprobar su validez real.

A manera de ejemplo, una de las presuposiciones de PNL es que no se puede no comunicar, que sea verdad o no es intranscendente, no es competencia de la PNL defender esta tesis, sólo se actúa como si lo fuera. Otra es que todo comportamiento es útil en algún contexto, de igual manera se actúa y trabaja como si fuera cierto, pero sí lo es o no, no interesa, es sólo una pre-suposición.
El valor de ellas en PNL es muy importante, son guías que ayudan a trazar planes de acción, pues están hechas para obtener resultados, cambios o alternativas. No pretender ser juicios de verdad o realidad, su carácter es pragmático, eso es lo que determina su valor terapéutico.

También evitan que el neuroprogramador se coloque en una posición de saber o de poder, simplemente es un modelador, una persona que utiliza sus sentidos despejados y limpios para elaborar un modelo acerca de la situación a la que está expuesto; con el fin de enriquecer ese modelo o experiencia, generando más alternativas y opciones para que la persona pueda escoger la que más le convenga. Evita así interpretaciones, juicios de valor, opiniones o cualquier otra generalización de la experiencia del cliente, se limita a ayudar a la persona a expender su modelo de mundo para que sea capaz de aprovechar más sus propios recursos ante la vida.

Mil y un maneras de conseguir el mismo resultado


Una de las presuposiciones de PNL es que existen 1001 formas de obtener el mismo resultado, o sea, aunque haya formatos (se le denomina así en PNL al procedimiento específico para trabajar ciertos malestares) definidos para eliminar de manera fácil y efectiva padecimientos, no quiere decir que sean la única forma de hacerlo.

Un error de los que han leído algo de PNL, es cree que un neuroprogramador es aquel que conoce y aplica formatos determinados, pero quien hace esto no es más que terapeuta que aplica técnicas de PNL, no un verdadero neuroprogramador.

Un verdadero neuroprogramador es aquel que conoce los principios sobre los que se basan los formatos, pudiendo así variar el procedimiento y obtener el mismo resultado. Con ello se respeta la individualidad de cada persona, puesto que si todos son diferentes, los tratamientos en alguna medida han de diferir. Por ejemplo, si a una persona le cuesta crear imágenes conscientemente y el formato requiere su elaboración, un neuroprogramador sabrá que hacer, un terapeuta corriente quedaría sin opciones.

Tradicionalmente, sui una persona acude a un terapeuta para tratar su depresión, éste le recomienda su tratamiento y no funciona, las opciones del terapeuta son tachar a la persona de resistente o de que no está lista para el cambio, en el mejor de los casos. ¿Qué pensaría usted si llevar su carro al mecánico y éste le dijera que el carro se resistente al cambio?, o ¿si le cobrara aún cuando le dijera que el cambio o reparación no la efectuó por que no estaba lista para ello? Resulta que es lo mismo con las personas, ¿no cree?

El que un psicoterapeuta no pueda tratar a una persona, es un comentario acerca de su habilidad o flexibilidad, no de quien llega pidiendo ayuda. En todo caso es él el que usa los recursos que tiene para lograr cambios en las personas.

Por ello, un neuroprogramador se preocupa tanto por conocer con exactitud y detalle todas las variantes de un formato, porque conoce los principios del procedimiento, lo reinventa constantemente; de acuerdo a su estilo y a la persona que tiene enfrente. La PNL no se jacta de que sus métodos sean los únicos, son una de las múltiples formas que hay para obtener el cambio. En el mejor de los casos puede ser una forma elegante, rápida e indolora, incluso hasta divertido, pero no es la única: el monopolio de la verdad no está en manos de la PNL.

¿Es la PNL una panacea?


Si bien es cierto que la PNL tiene una gran cantidad de aplicaciones en distintas áreas del comportamiento y el pensar humanos, muchas de ellas de tecnología de vanguardia y la garantía de resultados visibles y efectivos en plazos de tiempo relativamente cortos, sería ingenuo y hasta irresponsable considerarla una panacea.

El ser humano posee un organismo tan maravilloso, que todos sus sistemas y órganos ofrecen todavía muchos enigmas y preguntas que la ciencia está lejos de responder. 

Uno de ellos, el cerebro, quizá el más fascinante de todos, no ha develado ni el 10% de todos sus enigmas y lo que se sabe, casi todo proviene de las investigaciones de los últimos 20 años. Es más, si incluimos la totalidad del sistema nervioso, inmunológico y endocrino, las preguntas sin respuesta resultan abrumadoras.

La neurología y la psicofarmacología han avanzado muchísimo, pero todavía tienen una tarea inmensa por delante. Todo lo que se refiere al pensamiento, enfermedades mentales y tratamientos, dista mucho de ser comprendido a cabalidad.

La PNL considera que el conocimiento del ser humano demanda la cooperación de todas las áreas del saber humano, muchas apenas empezando su camino de descubrimientos y comprensión. En todo caso, la PNL es una luz más en medio de un océano de posibilidades e interrogantes como lo es el ser humano.

PNL y terapia de pareja y familiar


Como ya se ha mencionado en otros artículos, uno de los primeros modelos de PNL fue Virginia Satir, toda una autoridad en terapia familiar. Trabajadora social de profesión, fue capaz de lograr resultados increíbles con familias, desarrollando las bases para la psicoterapia familiar actual.

Al encontrar un modelo para determinada habilidad, la PNL se encarga de buscar otros modelos similares igual de efectivos para crear un modelo completo de esa habilidad. Con investigación y análisis se trabaja para perfeccionarlo y así desarrollar un mejoramiento continuo con respecto al modelo original.

Entonces el modelo de intervención familiar de la PNL incluye los modelos de Satir, Salvador Minuchin, las técnicas de doble vínculo, paradojas, contra paradojas, metáforas, etc. Y los aportes de las neurociencias, completan el modelo que se utiliza.

Aunque aquí en el país no existe la costumbre o la cultura de que las familias lleven procesos terapéuticos juntos, en realidad es una forma eficaz y a la larga, económica (contraponiéndolo a la terapia individual de cada uno si asistieran por separado), de realzar y lograr cambios para desarrollar el potencial de cada uno de los miembros de la familia.

Los fundadores de PNL, Bandler y Grinder, escribieron un libro de este tema, La Estructura de la Magia II y en él se referían a esta terapia como trabajar una flor delicada, también anotaban la enorme satisfacción de lograr cambios efectivos en las personas que de repente encuentran felicidad y completud como seres humanos allí en sus mismas familias con sus seres más queridos.

Las intervenciones sistémicas son muy complejas y delicadas, pero no están exentas de estructura, por ello es que existen técnicas seguras y prácticas para lograr los objetivos propuestos. La familia es el lugar donde se pueden desarrollar las personas de una manera más completa y feliz.

La PNL y la estimulación temprana

Para muchos padres, la estimulación temprana presenta el dilema de exponer a los niños a un régimen estricto de aprendizaje que puede ir más allá de sus capacidades, robándoles su niñez y su derecho a disfrutarla. Para prevenir estas objeciones, muchos programas de este tipo se han modernizado y han adaptado diversas prácticas para eliminar estos prejuicios en contra de la estimulación temprana.

Aún así, muchos padres están en contra de estos métodos de aprendizaje, ya que los consideran inadecuados para el desarrollo de un niño, ya que, si bien es cierto aprenden habilidades que de adulto les pueden reportar beneficios, el precio es que invierten muchas horas en ellos, tiempo que podrían aprovechar en las cosas que los niños se ocupan.

La PNL ofrece una alternativa para estos padres que desean enriquecer las habilidades de sus hijos sin exponerlos a excesivas presiones. Investigaciones del Máster Training Alejandro Álvarez-Serrano, la PNL cuanta con un programa para estimular y desarrollar la mente de los niños de manera efectiva, natural y divertida.

No sacrifica el tiempo de la niñez, ya que gozan, aprenden y trabajan niños tanto como padres, pues esta metodología respeta los procesos naturales del aprendizaje de los niños por lo que no se convierte en una carga para nadie puesto que es una técnica que se aplica en el hogar y lo único que requiere es constancia y paciencia hasta que los resultados sean visibles.

A través de esta metodología, los niños pueden aprender a leer, matemáticas, idiomas, conocimientos de cultura general, entre otros; los temas pueden ir acorde con los objetivos de los padres y las habilidades innatas de los niños. Es una manera de darles a los niños una oportunidad de un futuro mejor de forma divertida y natural donde los padres son los maestros y compañeros de juego y aliados en esta aventura del conocimiento a la que empiezan a andar los niños.

La PNL y los trastornos de aprendizaje


Los trastornos de aprendizaje popularmente se asocian a la edad escolar principalmente y en buen medida a los del colegio, pero es una realidad que los adultos jóvenes y mayores pueden presentar criterios que satisfagan un diagnóstico como este.

Incluso hoy día están a la moda entre los educandos de primaria las etiquetas psiquiátricas de hiperactividad y déficit atencional y nuestras escuelas están llenas de aulas diferenciales y de muchos alumnos con adecuación curricular. El MEP ha tenido que ampliar en gran manera los horarios de muchos docentes para dar a vasto con esta población cada vez más creciente en nuestras instituciones.

La PNL puede aportar significativamente en este campo. Con el advenimiento de los descubrimientos en la neuro-fisiología cerebral, aportados por las neurociencias, se pueden abordar estos trastornos de una manera más actual y efectiva. Uno de los descubrimientos más impresionantes es que los niños nacidos en la década de los noventa hacia acá, por la influencia tan grande y variada de estímulos sensoriales, sociales y cibernéticos, sus mecanismos fisiológicos de aprendizaje han sufrido cambios y los programas educativos tienen años de no actualizarse. Estos niños han desarrollado una velocidad en el procesamiento de la información vertiginosa, paralelo al desarrollo de las consolas de video juego y de la internet.

Los diseñadores de videos musicales han conseguido aplicar estos descubrimientos a sus productos con increíbles resultados. Considerando la influencia de los factores ambientales o familiares que pueden incidir en los trastornos, la PNL concibe a estos niños no como que tienen un problema sino que poseen una condición superior al promedio en lo que respecta al nivel y velocidad de procesamiento de la información, son niños superdotados en potencia.

No se pretende que todos los niños estén exentos de problemas reales, pero esta concepción ayuda mucho a clarificar y clasificar a estas personas de una manera más real y efectiva. Cuando se han descartado variables neurológicas o familiares que puedan estar interviniendo en estos trastornos, la PNL aporta herramientas para explotar y desarrollar las habilidades innatas de estos niños a través de la estimulación, curiosidad y sobre todo, de la diversión. Interesante ¿no?

domingo, 12 de septiembre de 2010

Hipnósis y Programación Neurolinguística


La hipnosis es una palabra que encierra diversos significados. Desde el cine con sus melodramáticas expresiones, poco científicas por cierto, hasta charlatanes y estafadores que engañan al público, es un tema apasionante y desencadenante de muy diversas y encontradas opiniones. Hoy día la ciencia está dividida entre su uso, éxito y naturaleza.

Hay innumerables modelos de hipnosis y no haré un recuento histórico de todos ellos, solamente trataré acerca de la hipnosis ericksoniana, que es la que se usa en PNL. El Dr. Milton Erickson fue el fundador de este tipo de hipnoterapia, reconocido a nivel mundial, charlista, escritor de muchos artículos y libros, fue considerado en su época como muy eficiente y hasta mágico, por sus logros en tratamientos con hipnosis. Richard Bandler y John Grinder modelaron su trabajo en terapia y el fruto se encuentra en sus libros “Patrones hipnóticos de Milton Erickson I y II”; títulos en su versión al español.

Básicamente se busca inducir al trance al sujeto a través de una particular modulación de la voz que está en sincronía con movimientos específicos del individuo mismo, unidos a un patrón especial de oraciones que hacen que la persona sea más receptiva y sensible a los comandos hipnóticos.

Hay que aclarar que la persona no queda a “merced” del hipnoterapeuta, es decir, no realizará ella nada que conscientemente rechazaría; en ningún momento está indefensa y tampoco es cierto que haya el peligro de que quede en trance permanentemente o que sufra de algún daño físico o psicológico en ese estado.

En PNL la hipnosis tiene mucho éxito en evocar recursos inconscientes de la persona, habilidades innatas y capacidades muchas veces desconocidas, aunque esto no significa que pueda con la hipnosis convertirse en un excelente pianista de la noche a la mañana si nunca ha practicado.

Aunque los estudios no son concluyentes y esto porque los descubrimientos de la fisiología cerebral están en pañales, lo cierto es que la hipnosis ericksoniana tiene excelentes resultados donde otros tratamientos han fallado y sin efectos secundarios.

viernes, 10 de septiembre de 2010

El concepto de "realidad" en Programación NeuroLingüística




La realidad es un concepto que la ciencia y la filosofía han debatido ampliamente desde tiempos inmemoriales. La psiquiatría y la psicología han realizado sus aportes y han partido de esa idea para sustentar sus teorías y postulados. Pero no sólo en los círculos académicos se trata este tema, todos los días nosotros hablamos de lo “real” o “la realidad de las cosas o de la vida” en nuestra cotidianidad.

Si una pareja termina su relación y uno de los dos está desconsolado no falta quien le diga “acepta la realidad”, al igual que si una persona está de duelo por el fallecimiento de un ser querido. Incluso la opinión pública ha hecho patente su descontento ante la “realidad nacional” en temas como inseguridad, impunidad, desempleo, entre otros.

La postura de la PNL es una muy pragmática. Su concepto de realidad está basado en lo que se llama “mapa de la realidad” esto significa que todos interactuamos con la realidad desnuda sino con una representación, modelo o mapa de la realidad, que es único e individual para cada persona, producto de su historia y sus vivencias.

Para la PNL la definición última o verdadera de la “realidad” es irrelevante, interesa cómo cada persona construye y vive y da significado a su vida y a sus experiencias a partir de su mapa del mundo. El antiguo dicho de “ponerse en los zapatos de otro” cobra sentido a través de esta noción pragmática, donde podemos comprender los pensamientos y acciones de las otras personas aunque no los compartamos.

Incluso muchas, sino todas, de nuestras creencias, valores y reacciones encuentran su lógica en un contexto de nuestro mapa del mundo. La pregunta que podemos plantearnos a partir de este postulado es si mi mapa del mundo es sólo una representación de la realidad en la cual muchísimas personas encuentran paz, éxito, felicidad y otros valores positivos, ¿será que puedo modificar mi mapa del mundo para mejorar o enriquecer mi vida sustancialmente? La respuesta es afirmativa y de eso trata la PNL.

jueves, 9 de septiembre de 2010

Cómo cambiar un hábito nocivo?


Vamos a incluir entre los hábitos nocivos al fumado, el alcohol, el comer en exceso, el preocuparse en demasía y cualquier otro comportamiento que sea consciente de que haga daño; pero que sea incapaz de evitar y hasta puede que en ocasiones hasta lo disfrute. Es decir, el fumador está consciente el daño que le provoca y aunque quiera dejarlo no puede y le preocupa más el hecho de que disfruta el fumar, lo mismo para otros comportamientos.

Para solucionar este dilema, la PNL propone el siguiente plan de trabajo para todos aquellos que quieran dejar hábitos nocivos. Es importante recalcar que cada persona es diferente y cada caso único, además no existen curas milagrosas para todos, aunque se pueden dejar estos hábitos más fácilmente de lo que la mayoría cree. Este plan se ajusta por igual a distintos tipos de hábitos así como no importa si la adicción es de meses o años.

El primer paso es identificar los contextos en los cuales aparece el hábito que desea erradicar. Puede ser que este contexto sean eventos sociales de diversión o momentos estresantes o aburridos, en fin, identificar este contexto es sumamente valioso ya que usualmente la persona no se da cuenta que son en ciertas circunstancias en las que aparece la conducta problema. Incluso, cuando he trabajado con estas personas, existen contextos en los cuales no hay forma en que aparezca ese hábito. Usualmente esto pasa desapercibido, sin embargo, es muy importante, ya que la persona se da cuenta que existen momentos en los que se puede dejar de hacer aquello que creía que no podía dejar hacer.

El segundo paso, después de reconocer que hay momentos en los que puede dejar de fumar o tomar; es averiguar la intención o función que hay detrás de ese hábito. Puede que sea pasada o presente, “real o imaginaria”, lógica o ilógica, pero de que existe, existe. No siempre es obvia esta intención o función, en ocasiones pueden ser insospechadas para la misma persona. Como el caso de una mujer que no podía bajar de peso porque al hacerlo, iba a verse muy bonita y eso atraería propuestas de hombres, como ella era casada, pensaba que no podía afrontar estos avances masculinos adecuadamente para ella y por lo tanto no bajaba de peso, esa era la función de la conducta que la hacía comer de más.
Al establecer el contexto y la intención, se logran dos cosas: la primera es concientizar a la persona de que sí puede hacer aquello que pensó que no y la otra es que se puede cambiar la conducta si se mantiene o mejora la intención original. Como en el caso de la mujer anterior, si ella aprende a lidiar con los avances de los hombres como desea, entonces no tendrá problema alguno para bajar de peso.

¿Sencillo? Definitivamente sí. Aunque el proceso puede variar un poco de acuerdo a cada caso particular, la estrategia general es la misma. Esta propuesta no genera dificultad o dolor o estrés a la persona, es un trabajo eficiente y elegante de la PNL.

miércoles, 8 de septiembre de 2010

Modelos y teorías

Podemos describir, sin ser demasiado exactos como o quisiera un científico o demasiado explícito como un metodólogo deseara; que una teoría es un conjunto de hechos y leyes experimentalmente comprobados que sustentan prácticas en determinadas áreas del saber humano que normatizan una visión o concepción del mundo. Ejemplos de teorías podrían ser la teoría de la gravitación de Newton, la teoría de la mecánica cuántica de Heisenberg y la teoría de la relatividad de Einstein, así como muchas otras.

Un modelo, en cambio, es una descripción de cómo algo funciona, sin interesarse acerca del por qué como la teoría, sino más bien en el cómo. Un modelo es una representación de un fenómeno con el objetivo de reproducirlo o mejorarlo, de eso es lo que hace la Programación Neuro-lingüística. Es un modelo de la conducta, pensamiento y emoción humana.

Cuando una teoría surge tiene que fundamentar, comprobar y explicar los postulados sobre los cuales está cimentada. En su lugar, un modelo se limita a describir el funcionamiento de aquello que está modelando, no pretende encontrar o anunciar la verdad última de las cosas o fenómenos.

La práctica de PNL es realizar un modelo de todas las actividades del ser humano; sean exitosas o no, sean deseables o no; la idea es simple. Si se modela una actividad exitosa o deseable es para poder aprenderla y enseñarla a otros; si no es exitosa o deseable, se modela para eliminarla o modificarla, colocando en su lugar algo positivo que la sustituya.

Cuando la PNL nació, fue porque sus fundadores modelaron a Fritz Perls y a Virginia Satir entre otros modelos, ambos eran exitosos y habilidosos terapeutas capaces de realizar muchas “curas milagrosas”. Aunque ellos explicaban lo que hacían a través de metáforas (“pelando la cebolla” y “convirtiendo a la gente de cartón en gente de verdad”) la PNL logró realizar un modelo muy exacto de sus patrones mentales y conductuales para que sus habilidades fueran aprendidas por otros e incluso mejoradas; esto es posible cuando el modelo es bien exacto.

El carácter pragmático de la PNL es su principal característica y permite medir su eficacia con resultados. Si lo que enseña funciona y ayuda a obtener lo que se quiere, entonces el modelo es útil; sino, se busca otro que sí lo haga. Desde esta concepción es irrelevante el por qué, a no ser que responda a una curiosidad intelectual, pero está de más y no es necesario para el cambio o la obtención de resultados. Es por eso que la PNL es un modelo de la conducta humana y no una explicación o teoría más.

jueves, 2 de septiembre de 2010

Naturaleza del cambio




El cambio es un concepto que tiene características definidas al menos en la cultura occidental. Si lo miramos desde el punto de vista personal y psicológico se percibe como un proceso doloroso, lento y costoso. Esta idea está arraigada en la cultura popular con refranes como “genio y figura hasta la sepultura” y “perro que come huevos ni quemándole el hocico”, entre otras.
      
Se cree que cambiar pensamientos o creencias de nosotros mismos, no es tarea fácil. Máxime cuando nos han acompañado durante mucho tiempo. Si una persona tiene una creencia de que los amigos no existen y lo ha pensado durante muchos años, es posible que crea que no va a cambiar de parecer aunque quisiera.
     
La verdad es otra. Nuestras creencias, de cualquier índole, son construcciones mentales que se formaron a través de procesos específicos, estos procesos duran realmente muy poco, desde minutos y a veces segundos. Por lo que cambiar una creencia tomaría igual tiempo. El problema no es ese. El problema radica en que nosotros acomodamos nuestra percepción a nuestras creencias y buscamos evidencias, a veces donde no la hay, para justificarlas.
      
En el caso anterior, el del hombre que no cree en los amigos, posiblemente durante muchos años recopiló evidencia de que tenía razón en pensar así. Por lo que al cambiar de creencia le resultaría difícil por la cantidad de evidencia en contra que tiene, la dificultad no está en cambiar la creencia, sino en el impacto que ello produciría en su vida. Podría significar que estuvo equivocado durante años y haber perdido así amigos potenciales, podría tal vez pensar que ha sido un tonto o iluso por creer algo que no correspondía con la “realidad” y así infinidad de objeciones al cambio.
      
Estos factores podrían afectar el proceso de cambio, pero no significa que tenga que ser doloroso, lento o costoso. Nada más habría que tomar en cuenta más factores para realizarlo de manera que sea fácil, rápido y sin dolor. La Programación Neuro-lingüística ha probado con creces de que esto es posible y que el concepto mismo de que el cambio tenga que ser doloroso es una creencia más que no corresponde con la “realidad” o “verdad absoluta.”

miércoles, 1 de septiembre de 2010

Los virus mentales

Robert Dilts, uno de los principales exponentes de la Programación Neuro-lingüística, explica los virus mentales en su libro “El Poder de la Palabra”, como creencias limitadoras las cuales están inmersas en el mapa de realidad del individuo, pero que no están ligadas a ninguna experiencia de referencia, aprendizaje o razonamiento, son ideas que están inmersas en la mente del individuo que no permiten comentario o explicación. Simplemente son así y punto. Por lo general fueron asimiladas en la niñez a través del mecanismo que los psicólogos llaman introyección desde figuras de autoridad, poder o de alta importancia afectiva.

Al igual que los virus, que no son seres vivos sino códigos incompletos de información que necesitan de un huésped para desarrollarse y reproducirse, los virus mentales se esconden entre las creencias genuinas de la persona, sean provechosas o no, para que no sean eliminadas. Estos virus mentales son la explicación del por qué algunos comportamientos y pensamientos “ilógicos” y “obstinados” de algunas personas, que aceptan que no deberían pensar, comportarse o pensar así; pero que simplemente no pueden evitarlo.

Se diferencias de creencias limitantes en que éstas pueden ser reconocidas conscientemente por la persona, incluso puede recordar o explicar el origen de esa creencia y su función; relacionarla a datos sensoriales y deducir consecuencias de ellas; los virus mentales no aceptan cuestionamiento alguno, excepción o explicación, no sabe la persona porque piensa así, es más, creen que “así es” la realidad.

A manera de ejemplo, podríamos decir que una creencia limitante podría ser “soy muy viejo para aprender cosas nuevas”, un virus mental podría tomar esta forma “los viejos no aprenden cosas nuevas porque sus mentes ya no funcionan como antes”. Lo que quiere decir que los viejos no aprenden porque son viejos, una declaración circular que se explica ella misma y que no admite explicación o refutación, así es porque así es. En tanto que la primera declaración si da pie para refutarla desde la experiencia del individuo.

Los virus mentales son los responsables de muchos estados de sufrimiento e incapacidad de las personas, que se convierten en situaciones como arenas movedizas, entre más esfuerzos realicen para salir de ahí más se hunden. Reconocerlas y contextualizarlas son el primer paso para eliminarlas, tarea que por lo general no es tan fácil, pero no imposible. La Programación Neuro-lingüística ha desarrollado herramientas para diagnosticar y tratar estas creencias de forma efectiva, que comentaremos en otro artículo.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails